Costa Rica y Panamá desarticulan una red de tráfico de migrantes chinos

EFE | Tras dos años de investigaciones las autoridades de Costa Rica y Panamá arrestaron hoy al menos a 39 personas sospechosas de integrar una red de tráfico y trata de migrantes chinos, informaron fuentes judiciales.

La Fiscalía General, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el Ministerio de Seguridad y la Dirección de Migración de Costa Rica, efectuaron hoy una operación en coordinación con la Policía, la Fiscalía y el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá.

En Costa Rica se llevan a cabo hoy 40 allanamientos en los que se han detenido a 29 personas, mientras en Panamá han habido 12 allanamientos y 10 detenidos, dijo en una conferencia de prensa el director del OIJ, Walter Espinoza.

En Costa Rica las autoridades detuvieron a los tres supuestos líderes de la organización de apellidos Zeng, Chen y Lang, todos de nacionalidad china; además de funcionarios de Migración, un abogado que falsificaba documentos, y personas que realizaban labores logísticas.

Espinoza explicó que los tres chinos tenían contactos en Asia, Europa y Suramérica para movilizar migrantes de China, que llegaban a América vía aérea a Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador, desde donde viajaban por la misma vía a Costa Rica.

Cuando llegaban a Costa Rica, funcionarios de Migración les permitían el ingreso de manera irregular o con documentos alterados o falsos.

En Costa Rica, algunos de los migrantes eran trasladados a locales comerciales donde eran explotados laboralmente, y otros eran movilizados a Panamá, donde también eran empleados o llevados hasta Estados Unidos y Canadá.

"Este es un caso con amplitud internacional y ha permitido no solo identificar a los integrantes sino desarticular de manera total al grupo. Este caso es muy importante por los delitos de trata y tráfico de migrantes, y además por el de corrupción", manifestó Espinoza.

La fiscal general de Costa Rica, Emilia Navas, detalló en la conferencia de prensa que esta red traficó al menos a 110 migrantes y a cada uno le cobraba al menos 22.000 dólares.

En los allanamientos los agentes decomisaron dinero, armas, documentación, equipos tecnológicos y vehículos vinculados al grupo criminal.

Navas dijo que en la operación de hoy fueron encontradas dos personas víctimas de tráfico que están bajo custodia de las autoridades respectivas y recibiendo atención y acompañamiento.

La fiscal explicó que los migrantes traídos por la organización criminal que se quedaban en Costa Rica enfrentaban "trabajos forzados y libertad restringida en comercios y restaurantes de personas de nacionalidad china".

En las próximas horas la Fiscalía de Costa Rica determinará qué medidas cautelares solicita contra los detenidos.

 

  • Visto: 369