Vicepresidenta acusa a Martinelli por "campaña de extorsión" en Panamá

EFE |  La vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, acusó hoy, 26 de agosto de 2018,  al encarcelado expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) de promover una "campaña de extorsión para intimidar" periodistas y autoridades del país.

El señalamiento de la vicepresidenta se produjo después de que defensores de Martinelli presentaron una querella penal por calumnia e injuria contra dos dirigentes civiles muy críticas del ex jefe del Estado, que está detenido desde el pasado 11 de junio en el marco de proceso por supuestas escuchas ilegales durante su Gobierno.

"Me uno a apoyo ciudadano para @aplanells @marielaeledezma frente a absurda demanda interpuesta contra ellas. No podemos permitir se abuse del sistema por quienes deben rendir cuentas. Es una campaña de extorsión para intimidar comunicadores y autoridades", escribió este domingo De Saint Malo en su cuenta de Twitter.

La querella contra Anette Planells y Mariela Ledezma fue presentada el viernes pasado ante el Ministerio Público por dos abogados de Martinelli, entre ellos Alma Cortés, e incluye un resarcimiento de 2 millones de dólares por parte de cada una de las señaladas por injurias y calumnias.

Planells, directiva del Movimiento Independiente (Movin), expresó en un escrito a nombre de ella y de Ledezma que "esperarán respetuosamente la respuesta de las autoridades" y que "mientras, como siempre, seguiremos emitiendo nuestras opiniones con responsabilidad".

"No podemos permitir que nadie trunque nuestra libertad de expresión (...) una vez más intentan utilizar el sistema judicial para impedir la crítica y coartar la libertad de expresión de las personas que estamos preocupadas por el devenir nacional", añadió Planells en su misiva, colgada en su cuenta de Twitter.

La querella contra las dirigentes civiles se suma a otra presentada a inicios de este mes por los abogados de Martinelli contra De Saint Malo, a la que piden un resarcimiento de 20 millones de dólares por supuestamente haber tramitado mal la extradición del expresidente desde Estados Unidos.

Martinelli fue entregado el pasado 11 de junio a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por la causa de la interceptación ilegal de las telecomunicaciones a más de un centenar de políticos, periodistas, empresarios e incluso personal de la Embajada estadounidense, según han dicho los querellantes.

La abogada Cortés dijo el pasado 7 de agosto a Acan-Efe que presentarían demandas contra autoridades judiciales y querellantes en la causa de las escuchas ilegales, con argumentos como supuesto "abuso de autoridad" y por lanzar "públicas acusaciones descalificando" a Martinelli.

La ex primera dama Marta Linares de Martinelli presentó además una demanda en la que pide que "se ordene a los medios de comunicación (...) en especial al diario La Prensa, cesar y abstenerse de divulgar o publicar hechos y situaciones de índole privado y familiar, y el nombre y apellido o apellidos en general del grupo familiar, como parte de una campaña mediática contra los miembros de esta familia panameña".

"La demanda es de protección familiar y a la imagen familiar, por publicar notas periodísticas en las que se menciona el vínculo de sus hijos con el caso Odebrecht, que investiga la Fiscalía Especial Anticorrupción", según publicó el diario La Prensa.

Los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares habrían presuntamente recibido millonarios sobornos de Odebrecht, fueron imputados por blanqueo de capitales en enero de 2017 por la Fiscalía y tienen orden de búsqueda y captura internacional.

El Foro de Periodistas y el Consejo Nacional de Periodismo, que agrupan a la mayoría de gremios locales, dueños de medios y escuelas de periodismo, alertaron de la petición de Marta Linares por ser "un peligro" para la libertad de expresión.

wqewqeqw

 

  • Visto: 419