Continúan protestas contra alza de tarifa eléctrica en Panamá

EFE | Por segundo día consecutivo grupos de manifestantes protestaron en la capital de Panamá contra el aumento de la tarifa eléctrica, decretado para este segundo semestre de 2018 y que afecta al 24,5 por ciento de los usuarios de acuerdo a los datos oficiales.

La primera protesta del día tuvo lugar temprano frente a la sede de la estatal Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), donde un grupo de usuario se manifestó pacíficamente, con el respaldo de transeúntes y de personas que desde sus vehículos tocaban las bocinas. "Es un aumento sin justificación", expresó uno de los manifestantes, que reclamó que las empresas distribuidoras de electricidad en Panamá "nunca han presentado un estado financiero" para que la sociedad sepa "cuáles son sus ganancias". Más tarde un grupo de manifestantes bloqueó una de las principales arterias viales de la capital, frente a la sede de la estatal Universidad de Panamá, y quemó llantas en protestas contra el ajuste tarifario.

"Se registra cierre en la Vía Simón Bolívar (vía Transístmica), frente a la Universidad de Panamá. Utilice vías alternas. Las unidades de la DNOT (dirección de tránsito) están en el lugar dirigiendo el tráfico", indicó la Policía Nacional en su cuenta de Twitter, sin informar de incidentes o detenidos por la protesta. La Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) de Panamá informó la semana pasada de que la tarifa eléctrica se incrementará un 8,4 por ciento para el 24,5 por ciento de los usuarios, es decir, para aquellos que consumen más de 300 kilovatios hora. "Este ajuste es motivado principalmente por la nueva tarifa de transmisión que incorpora la Tercera Línea de Transmisión y por los ajustes normales asociadas a los costos de generación", indicó la Asep.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo el lunes que el alza de la tarifa eléctrica se debe especialmente al comportamiento del mercado internacional de la energía y que entendía la molestia de los usuarios afectados, pero que el Estado no tenía margen de maniobra para absorber el ajuste. "Yo entiendo a la población (porque) a nadie le gusta que le suban luz", declaró Varela, y añadió que "es difícil conseguir el espacio fiscal para que el Estado asuma el aumento" en respuesta a la exigencia de los usuarios de que se anule el ajuste.

Imagen: Juan Zamorano 

 

  • Visto: 597