Rotura de una represa en Birmania provoca miles de desplazados

Bago (Birmania) (AFP) -

Los socorristas se organizaban este miércoles en Birmania para evacuar a miles de personas atrapadas en sus casas tras la rotura de una represa causada por las lluvias monzónicas, que inundaron muchas aldeas y cortaron la carretera principal del país, informaron las autoridades.

El embalse de la represa Swar Chaung colapsó por la presión de las lluvias torrenciales, causando un repentino y caudaloso flujo de agua, que anegó las llanuras rurales de la región de Bago, ubicada a 70 kilómetros al noreste de Rangún.

'Hay más de 14.000 hogares y alrededor de 63.000 personas afectadas por las inundaciones', dijo a la AFP Phyu Lae Lae Tun, un responsable del ministerio de Asuntos Sociales birmano.

Hasta ahora no se ha notificado ningún deceso, pero 12.600 personas se han resguardado en los 30 refugios temporales preparados para albergar a los desplazados, según el gobierno.

Los habitantes, algunos con el agua llegándole a la altura del pecho, se desplazaban como mejor podían hacia zonas más altas para refugiarse, según periodistas de la AFP presentes en la aldea de Kayin.

Muchos otros quedaron atrapados en sus hogares parcialmente sumergidos, esperando a los socorristas que intentaban evacuar a los residentes en tanto caía la noche sobre la región.

Las aguas también causaron el desplome de buena parte de un puente ubicado en la carretera Rangun-Mandalay, las dos ciudades más grandes de Birmania.

Además, el viceministro de la Construcción, Kyaw Linn, dijo ante periodistas que los pilares del puente se estaban hundiendo.

'Enviaremos buzos para verificarlo cuando haya bajado el nivel de las aguas', explicó.

Actualmente con una mala imagen en la escena internacional a causa las acusaciones de la ONU de 'genocidio' de la minoría musulmana de los rohinyás, por centenares de miles refugiados en el vecino Bangladés, el comandante en jefe del ejército, Min Aung Hlaing, se desplazó rápidamente a la región en esta jornada.

La rotura de la represa tuvo lugar semanas después de que las fuertes lluvias monzónicas obligaran a 150.000 birmanos a huir de sus hogares.

En el sureste asiático, la temporada anual de los vientos monzones generalmente se extiende desde junio hasta noviembre.

Laos, país vecino de Birmania, también sufrió fuertes lluvias el mes pasado, que igualmente provocaron la rotura de una represa, lo que dejó un saldo de al menos 35 muertos, muchas personas declaradas desaparecidos y miles de refugiados en albergues temporales.