Denuncian recompensa de 5.000 dólares por "cabeza" de periodista en Nicaragua

EFE | La Radio Corporación, una de las más escuchadas en Nicaragua, denunció hoy, 16  de agosto de 2018,  que grupos afines al presidente Daniel Ortega ofrecieron un recompensa de 5.000 dólares "por la cabeza" de su corresponsal Yilber Idiáquez, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos.

"Ha aparecido en las redes sociales un dato estremecedor, en el cual ofrecen 5.000 dólares por la cabeza de Yilber Idiáquez, un corresponsal muy destacado de Masaya", dijo el dueño de la Corporación, Fabio Gadea, en conferencia de prensa. Idiáquez afirmó, por su lado, que "son personas del Gobierno" las que están detrás de la amenaza.

"Desde el momento que inició (la crisis) recibí amenazas desde el municipio de Nindirí (Pacífico), hace 15 días eran mensajes, donde decían que no solamente me iban a silenciar a mí, sino a todos los de la radio, últimamente ofrecen una suma de 5.000 dólares, que en redes sociales está circulando", señaló el periodista.

"Pareciera que estamos en el salvaje oeste en Nicaragua, parece que el Gobierno y sus grupos paramilitares no han evolucionado en el tiempo, porque la vida es el bien más preciado que tenemos y debe respetarse", resaltó el presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Carlos Carmona.

La CPDH prometió hacer gestiones para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) brinde medidas cautelares a Idiáquez. Gadea, quien fue candidato opositor a la Presidencia en 2011, en la primera de las dos últimas reelecciones de Ortega, se mostró pesimista sobre la "utilidad" de las medidas cautelares, "en países tan revueltos como este".

La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país", lo que Ortega rechaza.

Nicaragua vive la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de los años 1980, también con Ortega como presidente. El 20 de abril pasado el periodista Ángel Gahona murió de un disparo certero, mientras cubría maniobras de la Policía Nacional durante una manifestación.

Distintas organizaciones humanitarias han establecido entre 317 y 448 la cantidad de muertos dejados por la crisis, aunque Ortega únicamente reconoce 198. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha advertido que Nicaragua sufre un "grave retroceso" en las libertades de prensa y de expresión.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.