Entre 20.000 y 30.000 combatientes del EI permanecen en Irak y Siria, según la ONU

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP) -

Entre 20.000 y 30.000 combatientes del Estado Islámico (EI) permanecen en Irak y Siria a pesar de la derrota del grupo yihadista y la interrupción del flujo de extranjeros que se unen a sus filas, según un informe de Naciones Unidas publicado el lunes.

El informe de los monitores de sanciones de la ONU estima además que entre 3.000 y 4.000 yihadistas del EI se encuentran en Libia, mientras que algunos de los principales operativos del grupo extremista están reubicándose en Afganistán.

Estados miembro de la ONU dijeron a los monitores que el total de los integrantes del EI en Irak y Siria es de 'entre 20.000 y 30.000 individuos, distribuidos de forma casi equitativa entre los dos países'.

'Entre éstos sigue habiendo un componente significativo de miles de terroristas extranjeros activos', apuntó el informe.

El equipo de monitoreo de sanciones envía informes independientes cada seis meses al Consejo de Seguridad sobre el EI y Al Qaida, que están en la lista negra de terroristas de la ONU.

El EI llegó a controlar grandes extensiones de territorio en Irak y Siria, pero el año pasado fue expulsado de Mosul y Raqa, las sedes del poder del grupo extremista.

En enero de 2018, el EI fue confinado a pequeñas porciones de territorio en Siria, aunque el informe señaló que el grupo 'mostró una mayor capacidad de recuperación' en el este de ese país.

El Estado Islámico 'todavía es capaz de lanzar ataques dentro del territorio sirio. No controla completamente ningún territorio en Irak, pero permanece activo a través de células durmientes' de agentes escondidos en el desierto y en otros lugares, dijo el informe.

El flujo de extranjeros que dejan el EI 'sigue siendo más bajo de lo esperado' y no ha emergido ningún otro terreno como un destino favorito para los combatientes extranjeros, aunque 'un número significativo se ha dirigido a Afganistán', agregó.

Se estima que hay entre 3.500 y 4.500 combatientes del EI en Afganistán y esas cifras están aumentando, según el informe.

Pero el flujo de combatientes extranjeros hacia el EI 'esencialmente se ha detenido', agregó.

Las finanzas del grupo terrorista se están acabando; un estado miembro estima que sus reservas totales están 'en los cientos de millones' de dólares.

El EI solo tiene entre 250 y 500 miembros en Yemen, contra los entre 6.000 y 7.000 combatientes de Al Qaida.