No nos olvidemos de Venezuela y Nicaragua

Las dictaduras militares, políticas o ideológicas son el antagonismo perverso de la libertad.


Mientras nos preparamos para renovar los poderes del Estado y elegir gobierno, en Nicaragua y Venezuela, no se goza de la democracia y el respeto a los derechos humanos.

 


Cuando no se garantizan las ideas del vecino, se dividen familias, reprime con las armas y se persigue a la prensa independiente, estamos frente a una vil y brutal dictadura. Nicaragua y Venezuela, tarde o temprano, volverán al camino democrático y la tiranías caerán.

 

 

 

JAMES APARICIO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter:@jamesapariciopa
Instagram:jamesapariciopadre

 

  • Visto: 98