Una lista negra menos

La eliminación de Panamá de la Lista Negra de Paraísos Fiscales, de la Unión Europea, es un acto que corrige una arbitrariedad contra nuestros intereses nacionales.

Establecidas para presionar a los países “enlistados” a adoptar medidas que en no pocos casos violan su personalidad soberana, varias de esas listas son en realidad prácticas nefastas y repudiables.

 

Que varios países del viejo continente se hayan declarado en abierta oposición a las intenciones de la Comisión Europea de imponer la que nos incluía, es una demostración palmaria de cuán equivoca podía ser.

 

El anuncio justifica la satisfacción con que ha sido recibido en Panamá por cuanto destraba obstáculos, objeciones y sanciones que impedían la llegada de inversiones que los panameños necesitamos para apuntalar nuestro desarrollo. Y lo que es más importante, ello representa la garantía cierta de hacer valer nuestros derechos soberanos.

 

 

 

  • Visto: 244