Inicio de clases

Por la suma de todas las razones que le restan fuerza a nuestro progreso, la educación continúa siendo el mayor problema de Panamá.

Equidad en la distribución de la riqueza; igualdad de género; aprovechamiento de oportunidades; competitividad internacional; sostenibilidad en el desarrollo, son factores que sin lo transversal de políticas que aseguren efectividad a nuestra educación, nos seguirán manteniendo a la cola del tren en este aspecto, tanto en la región como en el mundo.

 

De allí la importancia que reviste el inicio de un nuevo año escolar, para el cual todo debe estar a punto con el fin de que estudiantes, docentes y padres de familia, sean beneficiados con cada día invertido en las aulas.

 

 

También, y en correspondencia con la renovación institucional que cabe esperar de las próximas elecciones, este debería ser último año en que nuestra enseñanza padezca los tropiezos, deficiencias y calamidades de las últimas décadas. Los actores concurrentes en esta problemática, y de manera muy especial quienes aspiran a la jefatura del Estado, tiene mucho que demostrar con relación a esta materia.

 

 

 

 

  • Visto: 222