Chalecos amarillos, la colera ganó el pulseo

El gobierno del presidente francés Emanuel Macron tuvo que echar hacia atrás y suspender un anunciado incremento del impuesto a los carburantes que puso en vilo a Francia con violentas protestas.

 


La decisión del Ejecutivo francés fue correcta y tal como anunció ayer el primer ministro Eduoard Philippe, “hay que estar sordos” para no escuchar “la colera de los franceses”.


Los “chalecos amarillos”, sin líder visible y sin estructura, se artícularon con convocatorias reivindicativas en las redes sociales con un mensaje contundente.

JAMES APARICIO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter:@jamesapariciopa
Instagram:jamesapariciopadre

 

 

  • Visto: 104