Ciudad de la salud, cuidado con la transparencia

La transparencia, en el orden que sea, tiene el atributo de ahorrar explicaciones y de hacer innecesarias las disculpas.

 

La transparencia significa claridad sobre los asuntos ya sean públicos o privados. También tiene como valor agregado la rendición de cuentas instantánea, cuando se trata del desempeño oficial.

Lo contrario es lo que se ve en casos criticables como el supuesto de funcionarios invitados el año pasado a España por empresas que licitan con la Caja de Seguro Social y que tienen que ver con la Ciudad de la Salud.

Para mayor oscuridad, existiría una investigación en la Anati que no se publica, mientras los aludidos continúan tomando decisiones. En otras partes los indiciados son separados de sus cargos, o ellos mismos se apartan por voluntad propia mientras se establecen responsabilidades o culpas.

Aquí nos falta mucho todavía porque simplemente no se hace distinción entre transparencia y ocultamiento. Entre lo que es ético y la conducta criminal. Tal es la diferencia inmensa entre lo uno y lo otro.

 

  • Visto: 290