Espinoso camino a la escuela

Llegar a una escuela apartada no debería ser una misión riesgosa, toda vez que una lluvia o un río, características ambas de nuestro territorio, no representen un peligro para el ser humano.

Si no proveemos a los panameños de caminos seguros y entrenamiento frente a los embates de la naturaleza; si no reforzamos la protección a los docentes y estudiantes en zonas alejadas, el lamentable hecho ocurrido recientemente será solo un capítulo más de la historia de margindad que se cuenta desde las comarcas y las áreas rurales del país.

mario lara
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

 

  • Visto: 239