EDITORIAL: La justicia llegó, pero no en Panamá

Si los ciudadanos percibieran que la justicia panameña funciona para ellos, seguramente acompañarían a sus instituciones con un voto de confianza en situaciones como la actual, cuando son cuestionadas severamente por su incapacidad para sacarnos de la situación crítica que vivimos por continuados escándalos de corrupción.

Y es que no funcionan en casos que requieren su proceder enérgico y contundente, como el del bus incendiado hace 12 años en la capital y que causó la muerte de 18 de sus pasajeros.

Para avergonzar su desempeño al negarse a exigir del Estado panameño responsabilidad para con las víctimas, un tribunal de Kansas, EE.UU., ha reconocido la razón de la demanda presentada en 2008 contra la empresa comercializadora del gas refrigerante, prohibido en ese país, que utilizaba el bus mencionado en las calles de Panamá, en el momento de la tragedia.

El veredicto en referencia contempla indemnización para las víctimas. La dolorosa moraleja parece ser: si quieres justicia, búscala en otra parte, porque aquí no se consigue.

 

  • Visto: 405