aeeec132-219e-4ba8-a1a5-970680b2d81c.jpg

EDITORIAL : Diálogo y acuerdos en el sector agropecuario

¿No podía haber ejecutado el gobierno, desde el inicio y en cumplimiento de sus promesas de campaña, las acciones que ahora ha debido emprender bajo las protestas de los productores agropecuarios y las presiones de la ciudadanía? Seguro que sí.

Para ello bastaba con el sentido común que debieron aplicar los responsables de la administración, y por lo que -impotente- un ministro debió renunciar a su esfuerzo por cambiar las cosas. Ahora bien, si no hay tiempo para solucionarlo todo, hay que cumplir con ellos y llevar a cabo lo que pueda hacerse.

La decisión de revisar los tratados comerciales para corregir lo que perjudica a quienes hacen producir la tierra, suena muy bien. Solo que tales convenios, además de letra menuda, contemplan obligaciones ara el país que no pueden deshacerse con una orden punitiva.

También debe cuidarse no atar las manos del próximo gobierno por el expediente de sacar respuestas como si del sombrero de un mago se tratara.

El asunto es demasiado complejo. Así, hay que esperar para que la voluntad del mandatario se concrete.

Por su parte, los productores deben cuidar que, como en otras crisis, las soluciones arbitradas en su beneficio, no se conviertan en un lastre que perjudique aún más sector tan estratégico de nuestra economía y seguridad alimentaria.

 

  • Visto: 381