Leer no es comprar un libro

Las Ferias del Libro han caído en la relación convocatoria-ventas para medir el impacto de la lectura en Panamá. Nada más lejos de la realidad.

A la revolución tecnológica (que dejó a un lado el objeto llamado libro) se le suma una débil tradición literaria en el país, que por años debilitó el hábito de adquirir y valorar la palabra escrita (que la falta de lectura no es un problema contemporáneo, sino una herencia de generaciones pasadas), lo que tuvo como consecuencia un desvinculamiento entre el panameño y la prosa.

mario lara
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

 

  • Visto: 112