Escrito por el

 

Los rápidos reflejos y su instinto protector permitieron que un niño salvara a su hermanito de tan sólo unos meses de edad de una estrepitosa caída.

Según las vistas del vídeo, la mamá se encontraba con el bebé que estaba en el cambiador y al ella alejar la vista de la criatura, el menor se movió, quedando en la orilla y cayó al suelo. En ese momento, su hermanito mayor reaccionó rápidamente y se tiró al piso para evitar que el bebé sufriera grave lesiones.

Ciara Morris
cmorris@metrolibre.com