Velada para nunca olvidar

ML | La Noche de Gala del Panamá Jazz Festival reunió a los mejores exponentes de este género, los cuales hicieron erizar la piel de los presentes al ritmo de sus coordinadas notas musicales.

El maestro Bill Dobbins fue el encargado de dirigir al trío Children of the Light y la Global Jazz Big Band, haciendo que el público aplaudiera en cada pieza. Una de las más gustadas fue “Galactic Panama”, que Danilo Pérez dijo que era un tamborito. La noche avanzaba y llegó el turno de Esperanza Spalding, que enamoró con sus temas.

ImprimirCorreo electrónico