LOGOML

Un hogar de esperanza para niños que trabajan


Casa Esperanza atiende a 6 mil 600 beneficiarios a través de diversos programas de apoyo, y esperan poder ampliar su radio de cobertura.

Es una organización sin fines de lucro constituida desde 1992 con la misión de ofrecer oportunidades de desarrollo a niños, niñas y adolescentes que viven en condiciones de pobreza, que generan ingresos y a sus familias.

La fundación lleva 24 años ayudando a este sector de la población, trabajando con 140 colaboradores permanentes, en su mayoría docentes y promotores comunitarios, 50 maestros, tutores eventuales y 350 voluntarios.

Trabajo continuo
La Organización se mantiene vigilante de la situación del trabajo infantil en Panamá, con el fin de poder orientar sus programas de atención hacia la población que más lo necesita, e incidir sobre los productores, gremios, empresarios, autoridades y la ciudadanía en general, y establecer alianzas que contribuyan a la erradicación de este problema, para ello cuanta con registros y análisis de las personas que han sido contactadas en avenidas, mercados, vertederos, zonas agrícolas o pesqueras.

Según datos proporcionados por Katherine Gutiérrez, de Casa Esperanza Panamá, esta institución realiza estudios y diagnósticos para investigar la participación de niños en rubros y mercados agrícolas como: café, cebolla, tomate o melón, entre otros, y verificar las condiciones de trabajo y sus efectos en la salud y la educación de estos niños.

Yalena Ortíz
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter @yortiz08755482
Instagram @y.ortiz

ImprimirCorreo electrónico