Sacrificios que valen la pena

Víctor Bailey, de 15 años, es oriundo de Colón y lleva dos años asistiendo al Panamá Jazz Festival, gracias a eso ha mejorado su desempeño musical.

Contó que se levanta todos los días temprano para estar a las 9:00 a.m., en las clases, ya que su sueño es ser un gran profesional de la trompeta. Contó que su primer instrumento se lo consiguió una tía a mitad de precio porque era de segunda.

Le parece que el PJF es una experiencia inolvidable en la que no todos los jóvenes tienen la oportunidad de asistir. Bailey participó en la convocatoria y se ganó una beca full pass para poder asistir de forma gratuita.

Le parece que las clínicas son excelentes, porque no solo sus profesores se enfocan en instruir en la trampeta, sino en la música en general y otras herramientas armónicas.

Karoline Santana
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @karolineliz
Instagram: @karo1722

ImprimirCorreo electrónico