Comercializarán artesanías y prendas de vestir fabricadas por reclusos

IMG 6047

EFE | Panamá empezará a comercializar a partir del próximo viernes 7 de octubre las artesanías y las prendas de vestir que han fabricado medio centenar de reclusos a través de la marca comercial "IntegrArte", informaron hoy fuentes penitenciarias.

"Desde siempre los privados de libertad hacían productos y lo vendían en distintas ferias, pero eran productos de baja calidad, fabricados sin ninguna guía y sin ningún tipo de profesionalización. Lo que hemos hecho es oficializar estos talleres de reinserción y crear una marca con la ayuda de las Naciones Unidas", explicó la subdirectora del Sistema Penitenciario, Sharon Díaz.

Se trata de un proyecto "autosostenible", que ya se ha puesto en marcha "con mucho éxito" en países de la región como Colombia, Perú y Argentina, afirmó la subdirectora.

El 50% de lo que se recaude con la venta de estos productos estará destinado a financiar los propios talleres, mientras que el 50 % restante se repartirá entre los reclusos artesanos y entre sus víctimas, "si es que así lo indica la sentencia", precisó Díaz. "El objetivo es empoderar a los privados de libertad y cambiar sus vidas", indicó la funcionaria.

Los productos, que abarcan pinturas, bisutería, muebles y prendas de vestir, se van a vender en distintos negocios panameños, como tiendas de bricolaje, tiendas de recuerdos y cadenas de supermercados.

Aunque las autoridades penitenciarias pretenden expandir el programa a todo el país, de momento solo se desarrolla en dos centros penitenciarios de la capital (La Joya y el Centro Femenino de Rehabilitación Doña Cecilia Orillac de Chiari) y en el penal de David, en la provincia occidental de Chiriquí.

La marca "IntegrArte" se registró en diciembre de 2015 y está representada por un logotipo con forma de colibrí, "un ave que tiene la facultad de viajar en varias direcciones porque es así como se sienten los privados de libertad cuando están dentro de los talleres", apuntó la funcionaria.

El sistema penitenciario de Panamá ha sido criticado por diversos organismos internacionales, por el mal estado de las cárceles y los altos niveles de hacinamiento y de detención preventiva.

Después de Cuba y El Salvador, Panamá es el país con el mayor grado de hacinamiento del continente. El 60 % de los 17.000 presos que hay en el país centroamericano se encuentran recluidos en dos cárceles de la capital, la Joya y la Joyita.

Panamá es también el país con mayor proporción de detenciones preventivas. De hecho, el 66 % de las personas privadas de libertad están en prisión provisional, según las estadísticas oficiales.

Foto: Ministerio de Gobierno

Etiquetas: Último Minuto

ImprimirCorreo electrónico