Obsesión por comer saludable, trastorno que va en aumento

La ortorexia es la obsesión por comer saludable, un problema que se ha investigado desde la década del ‘70 hasta la actualidad, y con el pasar de los años evolucionó, según explica el nutricionista Samy Romero, del Instituto Médico Especializado.

“Diagnosticarlo es controversial porque se puede confundir con alguien que solo quiere comer bien, fisiculturista, fitness, o los que hacen crossfit; se llega a enredar porque la mayoría de las personas que están en este mundo son los que pueden llegar a padecer esta enfermedad”, manifiesta.

Orto significa correcto y orexia es ingerir o apetito. La terminología es similar al concepto de anorexia, a= no/sin y orexia= ingesta; en este caso, el humano se prohíbe cualquier tipo de alimento por estar obsesionado con su figura.

En referencia a ortorexico, las personas tratan de elegir alimentos que, a su juicio, piensan son los más sanos y solo se remiten a ellos, eliminando otro tipo de productos que en cantidades reguladas son beneficiosos para el organismo.

Descompensan

Romero dijo que los pacientes eliminan carnes rojas, lácteos, alimentos que son fuente de grasa y se obsesionan con otros que tienen grasa poliinsaturadas o monoinsaturadas, sin saber que el exceso de estos también trae complicaciones.

“Comen muchos vegetales ricos en fibra y pocas calorías, carnes blancas en menor cantidad y se causan una descompensación, es muy parecida a la que padecen las personas que se someten a ‘dietas locas’, que limitan su ingesta a rebanadas de piña, manzanas, sopas, jugos détox, batidos; solo un tipo de alimento.

Esto puede provocar un grado de inanición diaria en calorías y con esto tener un déficit de nutrientes como el hierro, el animal es el que ayuda a absorber la hemoglobina, no el vegetal como muchos piensan”, expresó.

Consecuencias

Daño a los riñones, problemas en el equilibrio del cuerpo, envejecimiento rápido, dificultad al morder, intoxicación por la cantidad de suplementos, ictericia (las manos y los ojos se les pueden poner naranja), desnutrición, son algunos de los problemas que pueden enfrentar, según el experto.

Por su parte, la nutricionista Maria Luisa Chuljak agrega que se les cae y reseca el cabello, se les pueden caer los dientes, resecar la piel, aparecen llagas en la epidermis, todo esto por falta de vitaminas.

Alertas

La especialista considera que los padres deben estar pendientes de sus hijos y sus hábitos de alimentación, para que no caigan en patrones errados. “Evitan comer junto a la familia, dicen que ya comieron, no tienen hambre, se obsesionan contando calorías, sus porciones son más pequeñas e irrisorias, comen una cucharada y aseguran que están llenos, son señales que los padres pueden tomar en cuenta”, dijo.

Tanto Romero como Chuljak cuentan que el tratamiento es multidisciplinario y que los pacientes deben atenderse con expertos, no basta un nutricionista porque las personas que padecen de ortorexia piensan que están alimentándose bien y por eso necesitan un psicólogo o psiquiatra para que los ayude a mejorar.

Evaluación emocional

La psiquiatra Juana Herrera afirma que se debe hacer una evaluación emocional del desarrollo de la personalidad en estos sujetos, porque muchas veces hay distorsión de la imagen corporal. Explica que no se trata solo con medicamentos, sino con psicoterapia y debe estar orientado a buscar de dónde se produjo esa distorsión, la cual puede tener su origen en la infancia.

Zulema Emanuel
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter/Instagram
@zulemaemanuel

ImprimirCorreo electrónico