La corona de Adviento representa la esperanza

Esta semana se inició el nuevo año litúrgico y el periodo de Adviento, que consiste en una preparación para el nacimiento de Jesús.

Una tradición de los cristianos católicos es colocar la corona de Adviento o el tronco de Jesé, a ambos se les coloca cuatro velas, estás pueden ser tres moradas y una rosada o morada, roja, rosada y blanca. No importa cuál de las dos opciones decida implementar en su hogar, según el padre Ovidio Cabrera, de la iglesia Cristo Rey, lo más importante es que debemos renovarnos, dejar a un lado lo material y buscar más lo espiritual.

“Debemos estar más al encuentro del prójimo y viviendo en familia. Así como hacen los judíos para su acción de gracias, que comparten el cordero, esta fiesta es convivir con los demás”, relató.

ImprimirCorreo electrónico