Escrito por el

AFP| Tommy Torres no aguantó y se fue a dormir. Al día siguiente un mensaje le develó la noticia: Donald Trump fue electo presidente de Estados Unidos. Llevó a su hija a la escuela y al volver, con un café, se sentó a componer.

"Cuando el miedo rige nuestras decisiones, se nos nublan las opciones" y "Cuando el odio se hace parte del discurso, olvidamos que ante Dios somos iguales" son dos de los versos de una canción que compuso este músico puertorriqueño en una hora y media en ese miércoles postelectoral y que se hizo viral en las redes sociales: fue vista más de 520.000 veces.

Trump amenazó durante toda la campaña con deportar a millones de indocumentados, la mayoría hispanos, y con construir un muro en la frontera con México.
"Sentí que estaba viviendo en un país que no conocía, que este país no era lo que yo pensaba, yo juraba que no había manera de que ganara y ganó", explicó el miércoles en la alfombra roja de la premiación de Marc Anthony como Persona del Año.

Aunque aclaró que "no es una canción antiTrump, es una canción por la unión".

Y el coro de la canción es precisamente: "Algún día, ojalá no muy lejano, nos tomaremos de las manos y nos amaremos. Aprenderemos".
"Mi expectativa es que la gente la escuche como seres humanos, no como latinos, como blancos (...), la realidad es que como seres humanos todos somos hermanos", indicó. 

Y "ver la reacción de la gente [en las redes sociales] me calmó un poco", añadió. Porque la verdad es que tenía miedo, aseguró el joven cantante, que contó entre risas que compuso y grabó el video en pijama.

"Tengo una hija de cuatro años y me preocupa el futuro de ella en este país (...). Tengo miedo a que el discurso, el tono de las conversaciones que se están escuchando, lleve a una separación", añadió.

"Espero que Trump no continúe con el tono de las elecciones, ojalá haya sido su manera de conseguir ser electo y que sea un presidente que se dedique a unir y a bajar el tono", siguió.

Aunque ya el futuro mandatario nombró a feroces opositores de los inmigrantes y aseguró que comenzaría con la deportación de unos tres millones de indocumentados con antecedentes criminales y que el muro seguirá adelante.