Jean Reno espera que su próximo filme despierte el respeto por la naturaleza

 jeanreno 143a543a

EFE| El actor francés Jean Reno participa en el filme "Hermanos del viento", de estreno el 23 de junio en España, una historia de amistad entre un niño y un águila que espera haga "despertar y tener cuidado con la naturaleza" al público familiar, según dijo en videollamada.

"Es una película para la familia y los niños sobre cómo educar, volverse adulto, pasar de ser niño a ser más responsable y respetar la naturaleza de las personas, los animales y los lugares", resumió el actor sobre la nueva obra del cineasta cordobés Gerardo Olivares. Reno interpreta a Danzer, un guardabosques que ejerce de guía en la montaña y, momentáneamente, también en la vida, para Lukas (Manuel Camacho), un tímido niño que madurará al mismo tiempo que el águila herida que decide rescatar.

Las secuencias que siguen a los animales en libertad, grabadas a lo largo de tres años en el estado austríaco de Tirol por el director Otmar Penker, cobran protagonismo y pueden contribuir a que "un niño o cualquier persona cambie sus costumbres de consumo", anheló el actor.

Del rodaje de la cinta, el artista galo recordó la percepción de "gran respeto" en Austria hacia las águilas, un "símbolo" de libertad cuya preservación es prioritaria, como comprobó al conocer a los entrenadores de estos animales.

Trabajar de cerca con el ejemplar presente en "Hermanos del viento" fue "muy fácil porque estaba educada" y porque es "un pájaro muy inteligente que sabe lo que pasa", apuntó con afecto Reno, quien considera un reto rodar con animales.

"Al trabajar no puedes establecer relación con el animal, lo tienes que cuidar", explicó. "Yo aprendí a montar a caballo para una comedia en Francia y (el animal) se llamaba como yo, Moreno, por lo que sentí simpatía", añadió.

Rodar películas relacionadas con la naturaleza a lo largo de su carrera ha creado una fuerte conciencia ambiental en el intérprete, quien se declaró preocupado por el vertido de plástico en el mar, la contaminación en el aire o la escasez de agua. "Tenemos que despertar y tener cuidado con la naturaleza o la Tierra se irá por el suelo, es un problema que tengo en la cabeza desde que hice 'El gran azul' (Luc Besson, 1988) y yo sé que hay que preservar pero no sé si mucha gente" también lo sabe, lamentó.

Para esta película del director galo, que le valió su primera nominación al Premio César, Reno rodó a 30 metros bajo el agua y tuvo que mantener el oxígeno en los pulmones durante tres minutos. Nacido en 1948 en Casablanca e hijo de emigrantes gaditanos, el popular actor cuenta con una larga lista de títulos en el cine internacional y especialmente el francés, pero asegura que le "encanta" trabajar con españoles y andaluces, por lo que volverá a ponerse bajo las órdenes del director de "Hermanos del viento".

Se trata de una comedia, escrita por Olivares, "sobre las personas que vendían coches Peugeot de Europa en África en los años 90" y que está previsto se estrene en 2018, desgranó. Pero los proyectos de Reno no se limitan a la pantalla. Junto a su amigo y escritor Marc Levy, el polivalente artista prepara una biografía sobre su andadura profesional que planea recoger, precisamente, en un espectáculo.

"Haremos un libro y luego un espectáculo, hace años que lo tengo en la cabeza", dijo con ilusión el actor, quien dedicará la obra tanto a los que le "ayudaron" como los que le "fascinaron" y, en general, al ser humano en su condición de animal social. "Hay que decirlo: no puedes vivir solo, como si fueras el sol o la luna", admitió.

En este sentido, con la afabilidad y el desparpajo propios de un andaluz, Jean Reno -nombre artístico con el que se ha dado a conocer durante toda su carrera Juan Moreno- convino que, por encima de todo, los suyos son lo primero. "Mi familia no está mala ni enferma, así que estoy contento", agradeció, antes de despedirse con una sonrisa.

 

Imprimir Correo electrónico