LOGOML

Estrategias de bajo coste

Noviembre es el mes de mayor demanda de los panameños por esta indumentaria, traje por excelencia para lucir durante las festividades y así “vestirse de Patria”.

Las modistas más cotizadas para diseñar este atavío están en la región de Azuero, donde la pollera más sencilla tiene un costo entre 7 mil y 15 mil dólares, dependiendo de la labor (tejidos) y se realiza entre dos expertas, las que toman hasta un año para terminar la obra.

En la ciudad hay ofertas más prácticas y económicas, en la bajada de Salsipuedes, el Mercado de Buhonería y Artesanía (Plaza 5 de Mayo).

En el corazón

Según Alberto Villasanta, de Novedades Panameñas en la 5 de Mayo, septiembre, octubre y noviembre son las épocas de mayor movimiento en pedidos.

Los encargos deben hacerse por lo menos con una semana de anticipación. Para el 3 de Noviembre, la mayoría de los vestidos que confecciona son para niñas, mientras, el Día de los Símbolos Patrios, Grito de La Villa de los Santos y La Independencia de Panamá de España, las adultas son las que buscan más opciones.

Siendo un lugar de tránsito y céntrico, también reciben pedidos de polleras de otras latitudes; la conga y darienita se encuentran entre las más cotizadas.

Las cinco piezas más buscadas durante este periodo son: Pollera Montuna, Blanca de Lujo, Tumba Hombres, Chiricana y Basquiña.

Tradiciones

En Salsipuedes encontramos a Ana Palacio, quien lleva 26 años vendiendo trajes típicos y sus accesorios, en este sector de Santa Ana, y coincide en que la Montuna es muy buscada, por estar entre las más “económicas”, le sigue la Basquiña con falda de zaraza, para niñas desde los cinco años.

Personas de diversos estratos sociales acuden en busca de estas piezas, que acompañan con accesorios de fantasía, (cadena chata, tapa hueso y el pescadito).

Según la encargada de Novedades Tito, octubre es de mucho movimiento en este sector y en esto coincide con la señora “ Lola”, quien tiene 42 años como comerciante en el sector.

“Las camisolas son buscadas por las mujeres para ir a trabajar durante las festividades patrias”, asegura la vendedora.

Aunque la disponibilidad de los materiales no escasea existen elementos que pueden superar el ingreso de los artesanos, tal es el caso del encaje de hilo valenciano que puede costar hasta 67 dólares la pieza; a esta variedad se une el Torchón, que va desde 15 a 20 dólares la pieza.

Yalena Ortíz
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter @yortiz08755482
Instagram @y.ortiz

ImprimirCorreo electrónico