Escrito por el

ML | Para iniciar la noche musical de los American Music Awards, la adrenalina se elevó con la actuación de Bruno Mars, quien interpretó su exitoso single "24K Magic", el mismo que forma parte de su nuevo disco homónimo.

Las nueve canciones de su tercer trabajo han estado envueltas en un gran secretismo durante los dos años de su composición, lo que aumentó aún más el interés por uno de los compactos más esperados de 2016.

En este álbum el artista echa la vista atrás a su juventud e intenta revivir la felicidad que sintió al bailar con las chicas de su clase en el festejo de San Valentín de su escuela en Hawái.

"Cuando era pequeño tenías que saber bailar, si no sabías bailar las chicas no te miraban", relató a Efe el intérprete con cierta melancolía.

Mars defendió que, "esa música de los 90", es algo que está en su sangre y que con este "álbum romántico y divertido" quería "capturar ese espíritu". "En cada disco quiero dar algo distinto, algo nuevo”, destacó la estrella hawaiana.