Una salida a la crisis

Las declaraciones de Ramón Fonseca Mora, aliado del gobierno y hasta el año pasado un hombre cercano al poder, sacuden la estabilidad y ponen al presidente Juan Carlos Varela contra la pared.

El país se debate entre los que combaten la corrupción, los que fueron parte de ella y los que la defienden y justifican.

Si el presidente Varela quiere enderezar el timón y que su gtobierno recupere la tranquilidad, está obligado a convocar a las fuerzas políticas y sociales, sin exclusión, para definir el rumbo del país que todos queremos.

ImprimirCorreo electrónico