Pesos y contrapesos

Para que la democracia panameña se perfeccione, y consolide como la vía correcta para gobernante y gobernados, los partidos políticos y sus dirigentes deben entender que el equilibrio funciona si hay pesos y contrapesos.

Lamentablemente para este país, el peso del Órgano Legislativo y de los diputados en la conducción de los partidos le dieron paso a hipotecas políticas y alianzas de conveniencia que pusieron a la oposición al servicio de las fuerzas oficialistas.
¿Cambiará eso?

 

Imprimir Correo electrónico