No estaba de parranda

El fin de semana me preguntaron insistentemente, amigos y colegas si tuve una colisión terrible entre Costa del Este y el Corredor Sur.

El año pasado hasta pésame por mi fallecimiento le enviaron a mi familia y me llamaron para preguntarme si era cierta versión sobre que estaba muerto.

A principios de año circularon un listado espurio donde me incluían entre los que recibieron millonarios fondos de Odebrecht.

El rumor en las redes es el principal enemigo de la verdad. Por ahora, tomarlo como una chaza afectuosa y broma.

ImprimirCorreo electrónico