Los conspiradores

En democracia siempre existen personas y agrupaciones que no terminan por entender que la voluntad popular se ejerce en las urnas cada cinco años y el mandato dado por el pueblo se debe respetar hasta el final.

Hay, en estos momentos, algunas mentes maquiavélicas sugiriendo estremecimientos políticos y revolcones que en vez de ayudar, en el propósito de fortalecer el sistema democrático, lo que hacen es introducir más especulación, morbo y zozobra cuando necesitamos unidad nacional y propósitos comunes.

ImprimirCorreo electrónico