Legado de patriota

Si hubo un panameño que quisó a su patria, ese fue Ricardo Arias Calderón, el líder de la democracia cristiana y de un pensamiento socialcristiano avanzado que influyó en la vida política nacional en los últimos 40 años del reciente siglo pasado.

Se opuso y combatió el golpe militar de 1968 y sin claudicar al régimen del General Manuel Antonio Noriega, inclusive poniendo en peligro su vida y la estabilidad de su familia.

Filósofo, educador y político a tiempo completo sirvió al país y lo hizo sin descanso.

 

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión