Escrito por el

En la calle el pueblo tiene sus propias demandas.

Las reivindiaciones de una gran mayoría de connacionales están relacionadas con su economía personal, empleos estables y bien renumerados, seguridad pública sin estadísticas que parecen engañosas, un costo de vida aceptable y a la baja, y dinero en el bolsillo para adquirir los bienes y servicios que las familias requieren.

No se necesita magia ni fórmulas rebuscadas para atinar en lo que el país quiere y exige con urgencia notoria.