Falta el jaque mate

El reto que tiene la Procuradura General, Kenia Porcell, es convencernos a los panameños que la demora y el secretismo en las investigaciones de las coimas, sobornos y corrupción de Odebrecht no terminará con acuerdos debajo de la mesa.

La indignación es de tal magnitud, que un sentimiento nacional de exigencia está creciendo ante una decepción acumulada que tiene varias décadas.

Es hora de mostrarnos todas las cartes que adviertan del fin de la impunidad y la burla.

 

Imprimir Correo electrónico