LOGOML

Esto es una burla

Los apagones y fluctuaciones son el pan nuestro de cada día y ninguna entidad de control cumple con el papel para el cual fueron creadas cuando se privatizó la producción y comercialización de la electricidad en Panamá.

El gobierno central y la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) tienen responsabilidades compartidas en lo que no es, sin lugar a dudas ni equivocaciones, un servicio de calidad como se prometió hace 20 años.

Es hora de defender el interés nacional.

ImprimirCorreo electrónico