El país que queremos

Esta semana se expresan importantes grupos de la sociedad civil, en la capital, para confirmar su rechazo a la corrupción y pedir que la justicia actúe con diligencia en las revelaciones que nos llegaron desde Brasil, Suiza y Estados Unidos, por los pagos de coimas y sobornos que hizo la empresa brasileña Odebrecht para quedarse con millonarios contratos de obras en el sector público.

La pelota está en manos de la Procuradora, Kenia Porcell, quien debe demostrar, con hechos, que la impunidad llegó a su fin.

ImprimirCorreo electrónico