Cambio de actitud

El trabajador panameño enfrenta permanentes desafíos: capacitación, conocimiento, liderazgo y actitud.

En un mundo donde la globalización aceleró la competencia y el mercado impone sus propios ritmos.

La puntualidad es un talón de Aquiles, el trato servicial y la preocupación permanente por ser mejor en el oficio que cada uno desempeña, se diluyen.
La vocación de la cual se habló por décadas nace en el hogar, crece en la escuela y se desarrolla si uno quiere

ImprimirCorreo electrónico