LOGOML

Asuntos cotidianos

A pesar de las bonitas y bien expuestas palabras del ministro de Obras Públicas, Ramón Arosemena, cuando explica la situación de la red vial del país, veintisiete meses en el cargo es para que ya tuviera soluciones para lo urgente y lo necesario a largo plazo.

Las pocas vías que son reparadas dan tristeza, ya que parecen un trabajo chapucero.

Del resto de las carreteras, es evidente que se hace poco.

Huecos por aquí y muchos más huecos por allá, no permiten una evaluación halagadora.

ImprimirCorreo electrónico