¿Qué pasará entonces?

Dentro de seis meses se conocerán detalles, al menos eso nos han dicho, de las revelaciones, confesiones y delaciones de 77 altos ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht sobre la trama de corrupción en Brasil y la que envolvió a una docena de gobiernos, políticos, empresarios, bancos y abogados en la región.

Cuando se deshoje el guión de las confesiones, ¿quedará algún gobierno de los que manejaron obras públicas con Odebrecht en pie para enfrentar a la justicia?
¿Resistirá el país?

ImprimirCorreo electrónico