LOGOML

Las figuras políticas representan el 40% del Top 50 de influenciadores digitales en Panamá

 El grupo más relevante de ese listado del ranking de los cincuenta (50) perfiles considerados como influenciadores de la red a nivel local, corresponde a figuras políticas, según el primer Mapa de Poder digital en Panamá.

Por otro lado, el grupo de periodistas, quien ocupa la segunda posición dentro del estudio con un 32%, logró trasladar su influencia en el mundo de las comunicaciones offline al digital. Cabe destacar que el segmento de deportistas también cuenta con importantes influenciadores como Roberto “Mano de piedra” Durán que, junto a otros, logra que este grupo sea unos de los tres más activos en la red.

Este es el primer estudio realizado en Panamá que busca identificar a las personas que han logrado crear y gestionar exitosamente su influencia digital en el país. En este sentido, Llorente y Cuenca considera ‘influencia digital’ aquella capaz de generar un efecto sobre el público, motivar conversaciones dentro y fuera de las redes, plantear temas de agenda pública, impulsar corrientes de opinión y lograr resultados medibles.

Hay tres aspectos fundamentales que la componen. Primero, el alcance, el cual está ligado a la popularidad y determina qué tan lejos esa información es capaz de llegar en términos de audiencia. Segundo, la relevancia, relacionado con los intereses y los temas de coyuntura. Tercero, la resonancia, es decir, la duración del hilo conversacional y su efecto ‘expansivo’. onacionado z de versacional y su efecto 'mponen. Primero, el alcance, que determina quplantear temas de agenda p la durac

Para el desarrollo de este proyecto, se utilizaron como entornos de análisis la plataforma de Twitter y otros activos web como páginas, blogs entre otros.

Según los resultados analizados, los millennials panameños prefieren utilizar canales que permitan contenidos más visuales, como lo son Instagram o Snapchat por sobre plataformas como Twitter. Esto queda evidenciado en los resultados del Top 50, donde sólo un generador de influencia, Diego De Obaldía, está por debajo de los 30 años.

Asimismo, queda plasmado entre los principales hallazgos que la información es el principal generador de influencia digital. Teniendo en cuenta que el 72% de los 50 mayores influenciadores digitales del país son políticos (40%) y periodistas (32%), de allí podría interpretarse que los panameños buscan estar informados directamente a través de los generadores de noticia y agenda pública.

Por otro lado, el estudio indica que Panamá cuenta con un área de oportunidad para seguir mejorando en cuanto a la presencia e identidad digital de los presidentes, ceos y directivos de las corporaciones con operaciones en el país. Actualmente, ninguna figura perteneciente a esta categoría destaca dentro de los principales 50 influenciadores en la red. Existe un largo camino por recorrer y el reto para las empresas es gestionar la presencia e identidad digital de sus líderes convirtiéndolos en una herramienta estratégica fundamental del negocio.

Otra de las principales conclusiones arrojadas por el estudio sugiere que la popularidad offline impacta la influencia online. El ranking está conformado en su gran mayoría por figuras de la política, los medios y el deporte, quienes han logrado trasladar su popularidad construida más allá del mundo digital.

Por último, queda como otro de los principales hallazgos el hecho que los deportistas, al ser en su mayoría millennials, optan por un lenguaje más visual. El mismo, se lleva a cabo en redes que responden a ello, como son Instagram y Snapchat, donde el trasiego de información se desarrolla principalmente a través de fotos y videos y el ‘narrador’, en este caso el deportista, suele ser parte de la historia contada, es decir, no es testigo sino un elemento fundamental del contenido presentado.

En relación a estos resultados, Javier Rosado, Socio y Director General de Llorente & Cuenca Panamá manifestó que “llegar a ser un influenciador efectivo es cada vez más relevante para empresas, organizaciones y líderes políticos. Serlo o no puede significar la diferencia entre lograr los objetivos de tu proyecto o quedarte a mitad de camino. Por este motivo la gestión de la comunicación se vuelve una herramienta cada vez más estratégica”.

Desafíos

Las conclusiones de este estudio dejan en evidencia los principales desafíos a los que se enfrentan las organizaciones a nivel digital:

· La ‘infoxicación’ o sobrecarga de contenidos a los que el usuario se ve expuesto a nivel digital, genera ruido y le dificulta al usuario escoger los contenidos que son relevantes para él y a las marcas poder llegar a sus públicos de interés. La manera de abordarlo es teniendo presencia en varios canales, con varios formatos, compartiendo contenido novedoso, interesante y entretenido.

· La ‘humanización’ —o personalización— de la comunicación, que ha empoderado al individuo a convertirse en un medio de comunicación. Esto obliga a las organizaciones a empoderar, de igual manera a sus colaboradores creándoles presencia y poniendo en marcha una estrategia de identidad digital.

· La ‘hipertransparencia’. Hoy, todo puede ser publicado por cualquier persona, en variedad de canales, de forma inmediata y con alcance global. Esta hipertransparencia exige a las organizaciones gestionar su comunicación de forma estratégica y responsable, brindando información de valor para sus grupos de interés. A través de una estrategia de escucha inteligente activa, las organizaciones pueden estar alerta, detectar oportunidades y generar conversaciones de interés para sus diferentes audiencias.

Giuliana Venutolo, Directora del equipo de Comunicación de la publicitaria comentó sobre estos retos que “las organizaciones mejor preparadas para superarlos serán las que se atrevan a confiar en una estrategia digital integral, enfocada en la creación de contenidos transmedia que los acerquen a sus públicos de interés”.

Desde hace unos años la influencia online es relevante y de carácter estratégico para las diferentes instituciones y empresas Estudios como este permiten tener un panorama claro sobre la situación del poder, la influencia y sus implicaciones en Internet.

Para medir la influencia en la red panameña se aplicó y  mejoró una metodología ya probada en mercados con mayor penetración en Internet como España, México, Colombia y Perú. El estudio, realizado entre junio y julio de este año, presenta un análisis de data con una muestra de 400 identidades digitales, categorizadas en periodistas, deportistas, políticos, CEO’s y personalidades de la farándula en la red.

ImprimirCorreo electrónico