Escrito por el

Se cierra el Año de la Misericordia para celebrar el 50 aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II, una competencia para responder a ¿quién ayudo más? Dos noticias ocupan la semana.

Multan de nuevo a Mossak Fonseca a través de una autoridad administrativa de las Islas Vírgenes Británicas por $440 mil la Financial Services Commision FSC solo por violación de reglas antiblanqueo, financiamiento del terrorismo y violación de la reglamentación financiera. Según el consorcio de investigación americana independiente, se crearon a través de estas modalidades unas 240 mil sociedades offshore. Sin discernimiento entre otras por fraudes al fisco, redes criminales (traficantes de diamantes, de obras de arte, de armas) y de dirigentes corrompidos. La mitad de ellas han sido domiciliadas en las Islas Vírgenes Británicas a unos 2,000 kilómetros de Panamá unas dos horas de vuelo. Gracias a esta investigación donde han contribuido además Le Monde francés; Tórtola, capital de las Islas Vírgenes, ha aceptado adaptarse a la preconización de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en materia de transparencia y de cooperación fiscal para aplicar las normas internacionales. Para la ONG Transparencia Internacional sigue resultando insuficiente y demuestra únicamente la eficacia de su autoridad de regulación independientes. Por otro lado, visto lo difícil que se nos hace a los venezolanos el día a día en Panamá por el abierto rechazo.

Entonces aparece en nuestras omisiones la justicia. Nos preguntamos ¿qué he hecho yo por luchar contra la pobreza y el hambre? Quejarme. ¿Por saber qué pasa? Criticar los esfuerzos. O ¿qué mecanismos tenemos como sociedad civil? ¿Valor de ser cristiano? Jurar en vano, aceptar al corrupto. Presenciar odio sin remediarlo. ¿Cómo agotar la vía de la Cancillería panameña y señalar mi desacuerdo con las deportaciones que se anuncian? Seguir esclavos en Egipto. Por no creer en la derecha, por estar decepcionados de la izquierda por quien esperamos en algún momento tanto. Confundir los acuerdos comerciales con arepas y sus tequeños, disfrazar de xenofobia con control de migración. Es urgente una política exterior de mecanismos de inclusión temporal, fomentar la estabilidad democrática en la región, apostar por la conciliación y el diálogo.

Rememorar la historia de Noriega. Escucha mis peticiones y dale favorable despacho como en la oración del Justo Juez. Y permite iluminar a quienes desconocen que bienaventurados los misericordiosos porque alcanzarán misericordia. Para saber a quien ayudo más...
*El autor es abogado.