LOGOML

Tráfico: problema que nunca acabará

 

Si usted piensa que al comprarse un auto se acabará la penuria que se pasa día a día con el trasporte público se equivoca. Me tomé el trabajo de dejar mi auto en casa y movilizarme en bus y les digo la verdad me gusto, no tengo que estar pendiente de chocar o de que nadie me choque, paso el tranque relajada y me divierto escuchando lo cuentos de los pasajeros.

Pero hay circunstancias en las que prefiero viajar en mi vehículo. Cuando llueve las calles de nuestro país se convierte en Venecia versión panameña, cuando se registra un accidente de tránsito las vías alternas quedan apiñadas en carros sin tener para dónde salir huyendo, pero ¿Qué causa el tráfico? ¿Acabará este problema algún día? Son algunas de las interrogantes que nos hacemos. Aumentar el número de vehículos, los incidentes de tránsito, la ejecución de obras viales, los eventos climáticos, además del deterioro de las calles y el desorden al volante de los conductores son las principales causas de los tediosos tranques.

Pero los panameños ya no saben qué autoridades son las responsables de este mal. Pues para mi todos son responsables, este es un trabajo que se debe tratar en conjunto entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP), que debe cumplir con mantener las vías en condiciones y tratar de tener las carreteras a su capacidad de acuerdo con la demanda; la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), que debe estar en las calles como agentes para evitar las imprudencias de los conductores y no solo para poner la multa cuando ya la falta se cometió, se podrán poner millones de multas al año, pero esto no va a solucionar nada, el Ministerio de Gobierno que debe mantener la eficiencia y rápida solución al deficiente sistema de transporte público, así como otras entidades.

Sin embargo, ingresar o comprar más carros no es la solución, solo agravará el problema. Según estadísticas de la ATTT, la cantidad de vehículos existentes en el país supera la población que habita la capital, un millón 177 mil 69 automóviles para un millón 119 mil 714 habitantes lo que revela que hay 57 mil 355 vehículos más que personas. El tranque llegó para quedarse y, por la poca voluntad de las autoridades para erradicarlo, este mal será eterno.
Reinelda Álvarez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*La autora es periodista de Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico