Punto de Vista

El actual embajador de la República de China (Taiwán), José María Liu, fue confirmado por el gobierno de la presidenta Tsai Ing-wen como Viceministro de Relaciones Exteriores, cargo que ocupará en las próximas semanas.

“Chema”, como lo conocen y llaman los amigos que cultivó durante su gestión diplomática en Panamá, tiene en su hoja de vida haber servido a su país en Paraguay y ocupado el cargo de Director de Protocolo de la Cancillería taiwanesa.
Se va y se queda, con el cariño de Panamá y de los panameños.

Imprimir Correo electrónico

Además de la esperanza que preservamos de asistir al empoderamiento del imperio de la ley por encima de los poderes públicos, la política y las influencias políticas, los ciudadanos que vivimos en este pujante país queremos que fiscales y jueces atrapen y condenen a corruptos, pandilleros, sicarios, ladrones, violadores y a todas las alimañas del crimen.

Si la justicia recupera su independencia y a los organismos de la ley se les otorgan los presupuestos necesarios, habremos avanzado.

Imprimir Correo electrónico

Mientras  en países vecinos las investigaciones y procesos penales contra Odebrecht y los involucrados en las operaciones de coimas y sobornos, que alcanzaron a gobiernos, políticos, empresas y campañas electorales avanzan, aquí se le ha estado tirando tierra al muerto y con la excusa del “debido proceso” y la confidencialidad o reserva del sumario, no se tienen detalles de todos los involucrados en los pactos criminales de corrupción, relacionados con licitaciones de obras públicas.

Imprimir Correo electrónico

Hay un gran grupo importante de panameños que reclama orden y pogreso, pero no respeta las normas básicas de convivencia social.

Estacionan sus vehículos en zonas prohibidas, sobre las aceras, en las curvas o usan los hombros para evitar los “tranques” diarios.

Igualmente, abusan del ruido y la música estridente o montan cultos religiosos en sus casas, afectan la relación entre vecinos.
El cambio está en la actitud cívica y social de los ciudadanos.
Lo otro es barbarie.

Imprimir Correo electrónico

Vivimos en un país orwelliano que rápidamente pasa la página y se involucra en la más mínima vorágine para olvidar lo que pudo haber parecido peor.

Los panameños parecemos actuar con morfina en nuestra conciencia. Olvidamos los casos de corrupción, abuso de poder y enriquecimiento injustificado.

La mínima frivolidad supera el terror que producen los malos manejos de los politicos, rebasados por una visión maniqueísta, vulgar y oportunista, al afirmar que “robó, pero hizo cosas”.

Imprimir Correo electrónico

Para nuestros viejos las opciones, después del retiro, son pocas.
No existen centros de esparcimiento, áreas para ejercitarse cuando se llega a la tercera edad o para que sicólogos, siquiátras y médicos de cabeceras atiendan a quienes dieron sus mejores años a la productividad laboral y también de manera personal. El MIDES, la CSS y los ministerios de Salud y Trabajo, en conjunto con los gremios de la empresa privada, tienen que voltear, con firmeza, la mirada hacia los retirados.

Imprimir Correo electrónico

Si me piden un balance de la actuación del alcalde José Isabel Blandón, tengo que ser justo: lo que prometió lo está haciendo, como lo dijo. Pero debo advertir, me preocupa que en su visión desarrollista y modernista se olvide de escuchar a los ciudadanos capitalinos.

Mover a los buhoneros y recuperar las aceras es lo correcto, pero imponerles una “solución” que parece cuarentena, deja dudas.
No escuchar a los residentes que se quejan del crecimiento inmobiliario salvaje y sin control, también.

Imprimir Correo electrónico

Los que, en Panamá, defienden el régimen de Nicolás Maduro y a los militares que le sostienen, usan como argumentos una mamarrachada de razones seudoideológicas y seudopolíticas, que para aquellos que dicen llamarse pensadores sociales y analistas políticos dan tristeza y también vergüenza.

Dictadura es dictadura, sea de derecha, izquierda o centro.

El que gobierna aplastando las diferencias, oprimiendo a la oposición y sometiendo a su pueblo, es dictador.
Eso es lo que hay, hoy, en Venezuela.

Imprimir Correo electrónico

Venezuela es una democracia fallida. Nicolás Maduro y su regimen decidieron mostrar el rostro de un gobierno que desde hace rato está oprimiendo al pueblo.
Venezuela, que fue ejemplo de democracia y solidaridad con las naciones en conflicto, es hoy el sinónimo de una tragedia dirigida por una cúpula dictatorial.
Los venezolanos no se merecen los carcelazos, la persecución, la escasez, el deterioro de la convivencia social y el desafuero de la delincuencia criolla.
Urge un cambio.

Imprimir Correo electrónico

El regimen de Venezuela se quitó la máscara para mostrarnos lo que ya sabíamos que era, una dictadura.
Es hora que todas las naciones democráticas utilicen los mecanismo que permite la legalidad internacional para aislar a una camarilla que le causa un enorme daño a la patria de Simón Bolívar.

En este siglo, ni los venezolanos ni los latinoamericanos nos merecemos un gobierno que oprime, humilla a su propio pueblo.
Llegó el momento de hacer lo que corresponde por Venezuela

Imprimir Correo electrónico

Como si fuera un salto de astronauta, la ministra de Educación anuncia que los estudiantes de bachiller en turismo deberán graduarse hablando inglés.
El inglés es necesario, pero es una contradiccon que se privelegie la lengua inglesa y se deje a un lado el aprendizaje del español.

Un porcentaje, cada vez más creciente, de profesionales panameños son analfabetas funcionales sin liderazgo, capacidad de articular un discurso, sostener un debate o tener ideas propias.

Imprimir Correo electrónico

Las elecciones generales del 2019 serán sin lugar a una de las dudas más concurridas y participativas que conocerá la historia reciente.
Lo afirmo por el gran número de organizaciones que anunciaron se inscribirán como partidos políticos y el crecimiento vertiginoso de las ofertas independientes para todos los cargos de elección.

La diversidad de ofertas políticas e ideológicas confirmará que la democracia panameña alcanza madurez y tolerancia, pero también una división que solo con proyectos de Estado se superará.

Imprimir Correo electrónico

La doble moral y la hipocresía, mezcladas con una gran dosis de racismo y muchos prejuicios sociales, alientan la percepción que tenemos de las tradiciones de los pueblos indígenas de Panamá.

El cepo, aplicado en la Comarca Ngäbe, ha sido demonizado por voceros interesados, ciudadanos desinformados y los políticos casi siempre oportunistas.
¿Por qué se debe criminalizar una práctica ancestral conocida?

¿Será para defender a quienes ya no representan los verdaderos intereses indígenas sino los de otros?

Imprimir Correo electrónico

Uno de los retos del periodismo de hoy, es contar lo bueno que tiene lo cotidiano de la vida. En la escuela de periodismo nos enseñaron que el conflicto, la corrupción y la tragedia son lo que más interesa a los consumidores de historias noticiosas.

Esta filosofía de la cobertura informativa termina siendo, muchas veces, anacrónica y también arcaica. El periodismo debe exigirse el equilibrio, para ensalzar la rica diversidad de acontecimientos y noticias buenas y positivas.

Imprimir Correo electrónico

Dos series de explosiones en el centro neurálgico de la distribución de electricidad, sendos apagones el viernes y lunes reciente y la confirmación de un sistema eléctrico frágil y la posibilidad de nuevos cortes, son para pedirle la renuncia a todos los involucrados y responsables de darle electricidad al país.

Es inaceptable que se culpe a la Contraloría, al sistema de compras o a pelúa por lo que debió resolverse hace mucho tiempo.
Si la reina no tira besitos y baila, entonces que no sea reina.

Imprimir Correo electrónico

Los gobernadores y alcaldes tienen que ponerse de acuerdo en un propósito nacional: recuperar los espacios públicos para las familias.
El plan del alcalde José Isabel Blandón de darle a la capital lo que perdió por la desidia y el clientelismo es correcto.

Sin embargo, debo pedirle que no condene ni criminalice a nuestros vendedores humildes, llevando a lugares donde no tengran ingresos o que invente vías para los ciclistas que serán usadas por una minoría, afectando al resto de la capital.

Imprimir Correo electrónico

La xenofobia, el racismo y clasismo son amenazas ideológicas que la sociedad democrática enfrenta todos los días.

Una débil educación en valores y una estructura familiar basada en la frivolidad, alejada de la fe, la solidaridad y el amor al prójimo hacen crecer una ideología individual y colectiva terrible y perversa.

Convoco a todos los panameños de bien, que somos la mayoría, a poner en marcha una resistencia activa contra la satanización por raza, color o dinero. Ese no es el Panamá incluyente, que ama

Imprimir Correo electrónico

El fin de semana me preguntaron insistentemente, amigos y colegas si tuve una colisión terrible entre Costa del Este y el Corredor Sur.

El año pasado hasta pésame por mi fallecimiento le enviaron a mi familia y me llamaron para preguntarme si era cierta versión sobre que estaba muerto.

A principios de año circularon un listado espurio donde me incluían entre los que recibieron millonarios fondos de Odebrecht.

El rumor en las redes es el principal enemigo de la verdad. Por ahora, tomarlo como una chaza afectuosa y broma.

Imprimir Correo electrónico

En la lucha contra la delincuencia hay dos corrientes. Una propone incorporar a los delincuentes con programas sociales intensos, ayudas monetarias y puestos de trabajo.

Un grupo menos optimista con la resocialización apuesta por la mano dura para arrinconar a los líderes del crimen local y destruir sus fuentes de financiamiento y blanqueo de sus capitales.

Crece el número de panameños que exige mano, operativos sin descanso y un acoso a todos los delincuentes

Imprimir Correo electrónico

Vivimos, al mismo tiempo, en varios países llamados Panamá que quedan geográficamente en el mismo lugar.

Todo dependerá y está sujeto al diario, televisora o estación de radio que nos dé las noticias o al partido político, dirigente o gremio que nos hable de los temas de la vida real.

Lo cierto es que hay una combinación de sentimientos muy encontrados, de desasosiego, desencanto y me atrevería a decir de molestia acumulada porque se prometen cambios y no pasa nada.

Imprimir Correo electrónico

El informe de la Comisión de la Verdad sobre los desaparecidos y asesinados, entre 1968 y 1989, documenta 110 casos de panameños que fueron víctimas de la incursión del poder militar en el país.

Otra Comisión, conformada el año pasado debe decirnos cuántos panameños murieron durante la intervención militar norteamericana Causa Justa del veinte de diciembre de 1989.

Los crímenes del Estado Panameño, durante la dictadura militar, fueron documentados. Todavía muchos no saben dónde están sus familiares y no han logrado justicia

Imprimir Correo electrónico

Las cifras de  un crecimiento económico espectacular, que nos muestran los ministerios de Economía, Comercio y Trabajo reflejan un optimismo oficial que contrasta con la opinión  de empresarios locales,  los cuales aseguran tienen caídas importantes en  ventas y transacciones.

Ellos creen que falta circulante  en la economía porque los proyectos gubernamentales no generan la carga de negocios paralelos que se necesitan y el merecumbé judicial de todos los días crea desasogiego y pánico.

Imprimir Correo electrónico

La crisis institucional que vive el país está atizada por el descubrimiento de prácticas corruptas en el ejercicio del poder, que ponen en jaque la credibilidad de las fuerzas políticas y sociales.

Si queremos enderezar la nación, insisto, urge un diálogo de todas las fuerzas políticas y sociales para determinar cuál será el rumbo de los próximos años.
La despolitización de la justicia, el fin del clientelismo, la definición de programas de Estado para revolucionar la educación y derrotar a la pobreza son una prioridad.

Imprimir Correo electrónico

El golpe militar del 11 de octubre de 1968, fracturó la vida civil y le dio cabida a un nuevo grupo gobernante, lo que fue conocido como la alianza cívico-militar.
Eran tiempos de irrupciones castrenses, rebeliones marxistas y demandas sociales intensas en Latinoamérica.

Los realidades, hoy, son de lucha contra los crímenes transnacionales, la pobreza y ahora la corrupción.
Refundar la república, para que no sucumba la moralidad política y social una tarea urgente e ineludible.

Imprimir Correo electrónico

Después de las masivas protestas prodemocracia, que sacudieron al país entre 1987 y 1989, los panameños solo se han concentrado para celebrar los carnavales, semana santa y el domingo que se renueva la presidencia y todos los poderes del Estado.

La corrupción, por encima de todos los males que debilitan a la democracia, es, sin lugar a dudas, la peor expresión de la clase política y gobernante.
El que solo observa y no hace lo propio para expresar su rabia, molestia o frustración, no exige o protesta, es igual de cómplice.

Imprimir Correo electrónico

Me preguntaba, al igual que miles de panameños, si vale la pena denunciar la corrupción y luchar sin descanso para derrotarla.
Llego a la misma conclusión: claro que sí.

Sin embargo, para terminar con estas estructuras que corroen la confianza ciudadana hay que plantearse una oposición sin cuartel.
La presión cívica, la movilización ciudadana, el periodismo comprometido y la certeza de que la honestidad es la mejor expresión de lo que queremos para el país, son el argumento suficiente.

Imprimir Correo electrónico

La tragedia de Antón vuelve a poner en el tapete los serios problemas que existen en el transporte público.

La modernización tiene que pasar por radicales ajustes y una legislación estricta y severa para que conductores particulares, privados o al servicio de empresas de transporte de personas o carga, cumplan con requisitos máximos para garantizar la seguridad de los pasajeros, conductores y de los peatones.
Quedarse de brazos cruzados es totalmente irresponsable.

Imprimir Correo electrónico

A pesar que este año escolar arrancará con asuntos pendientes, miles de padres, muchachos y muchachas iniciarán hoy, con entusiasmo, la actividad académica más importante de su vidas.

Estudiar es el periodo más fascinante en la vida de los jóvenes.

Es por eso que se necesita, con urgencia y sin excusas, una revolución educativa que transforme las actuales estructuras arcaicas del sistema escolar nacional.
Si queremos progresar, como país, el compromiso está con una mejor educación.

Imprimir Correo electrónico

El año escolar arrancará como ha ocurrido en la última década.

Hay optimismo entre los padres de familia, estudiantes y educadores y un mensaje de progreso por parte de las autoridades educativas.

Empero, hay asuntos sin resolver que se repiten sin que existan planes eficaces para resolverlos a tiempo.

La falta de un plan nacional de educación que involucre a todos los sectores y otro para tener todas las escuelas reparadas y en buenas condiciones, ponen en jaque al sistema público escolar del país.

Imprimir Correo electrónico

La objetividad, en el periodismo, siempre está bajo la mira del público que quiere una narración equilibrada, valiente e independiente de los acontecimientos.
Para el equipo de Metro Libre, estos cinco años han sido de un diario y forzoso aprendizaje.

Con el imperio creciente de la tecnología, el periodista de hoy pasa de narrador y testigo a investigador incansable y muchas veces protagonista de las historias que deben ser contadas a fondo.

El compromiso es la verdad y nada más.

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión

Por qué nos engaña y se burla, Sr. Presidente?

-Cristóbal Silva


Durante los últimos días, hemos estado sometidos a una serie de discursos del presidente Varela, que sin duda son cuentos demagógicos que parecieran estar bien planificados, a modo de...

La decepción de la espera

-María Teresa Patiño Amor


Han pasado casi tres años desde que el pueblo se acercó a las urnas esperanzado. Tras años de una danza de millones para los bolsillo de privilegiados y desproporcionada...

Seguridad jurídica de un finiquito en una partida discrecional

-Ernesto Cedeño


Mucho se cuestiona el uso de la llamada partida discrecional. Al final su uso quedará en las anécdotas de la patria, pues todos los contralores le han dado el...

Presidente, tenga cuidado

-Euclides M. Corro R.

“De bien intencionados está lleno el infierno”. Al menos eso decían nuestros abuelitos y pienso que en el fondo lo que querían decir era que “buenas razones no eran necesariamente...

Varela parece no estar pasando su mejor momento

-Cristóbal Silva

En estas dos últimas semanas, el presidente Varela parece no tenerla todas consigo. Lo hemos visto constantemente de mal humor, contrariado, con discursos que parecen estar totalmente desenfocados, con un...

Obesidad y accesibilidad a alimentos saludables

-Eduardo Reyes Vargas

En una publicación reciente hecha en USA e Inglaterra se destacan los costos multimillonarios de pacientes hospitalizados obesos con secuelas de enfermedades como diabetes y cirugías ortopédicas hospitalizados. Son muchos...

La silla de Taiwán en la OMS

-Melquiades Valencia

Hace nueve años Taiwán fue invitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a asistir a la 62ª Asamblea Mundial de la Salud y a las reuniones técnicas, lo...

Los espacios públicos por: Roberto Rollón García.

-Roberto Rollón

Una de las transformaciones que está viviendo Panamá, que notamos los empresarios que llegamos de Europa, es el interés decidido de las autoridades de construir y recuperar espacios públicos para...