Punto de Vista

La justicia siempre está en primera línea por la decisiones que adopta.

Están surgiendo muchas preguntas por los expedientes que arma el Ministerio Público en casos relevantes de altos perfil y las medidas cautelares que están otorgando los jueces.

La medida cautelar de una fianza para los abogados Ramón Fonseca Mora y Jurgen Mossack es correcta y se ajusta a lo legal.
¿Por qué no ocurre lo mismo con Riccardo Francolini y Jason Pastor, en un caso donde todo hace dudar que hubo un delito?

ImprimirCorreo electrónico

Desde 1990, por razón de los cambios políticos y el fin del intervecionismo militar en la política, el periodismo dio un giro radical.

Las normas proteccionistas, usadas para la censura y el control de la prensa independiente, desaparecieron.

Este cambio le dio paso a una gran cantidad de supuestos profesionales de la comunicación que armados de un micrófono se autodenominan periodistas y, en muchos casos, evadieron las aulas universitarias, dejando en manos de muchos improvisasdos el ejercicio profesional.

ImprimirCorreo electrónico

Para que la democracia panameña se perfeccione, y consolide como la vía correcta para gobernante y gobernados, los partidos políticos y sus dirigentes deben entender que el equilibrio funciona si hay pesos y contrapesos.

Lamentablemente para este país, el peso del Órgano Legislativo y de los diputados en la conducción de los partidos le dieron paso a hipotecas políticas y alianzas de conveniencia que pusieron a la oposición al servicio de las fuerzas oficialistas.
¿Cambiará eso?

ImprimirCorreo electrónico

Si vivieramos en Pendejistán, el país donde reinan los tontos, aceptaría que nada cambiará y que los vivarachos le ganaron la batalla a la honestidad humana.

No sé cuántos son, pero soy de ese grupo insensanto y también soñador que cree fervientemente que el reinado de la impunidad tiene sus días contados.

Con las cifras de crecimiento económico que nos ha dicho son para causar envidia, no es justo que los servicios públicos de salud sean deficientes, la pobreza se afiance y la falta de dinero sean un problema sin solución.

ImprimirCorreo electrónico

Los crímenes violentos y la corrupción en el ejercicio de los cargos públicos acosan a la sociedad y a la gente buena y honesta.

Para derrotar a los capos de la política y de la delincuencia común, el narcotráfico y el sicariato, hay que declarar una guerra sin cuartel a las estructuras, liderazgos y dinero que produce el delito.

Si el Estado, sus instituciones sociales, las agencia de la ley, iglesias y organismos cívicos y sociales no trabajan en conjunto para apuntalar la mano dura, el éxito será poco y efímero.

ImprimirCorreo electrónico

Cada vez que hay un crimen violento, las autoridades sacan del sombrero cifras que revelan una disminución de los crímenes cometidos en todo el país.

Esos números, que por cierto no se pueden cotejar ni verificar con fuentes independientes, chocan con la realidad de los asesinatos y hechos delictivos que ocurren todos los días, particularmente en Colón, Chiriquí y en la ciudad capital.

La mayoría de los ciudadanos, preocupados y asustados exigen mano dura porque la mano blanda fracasó.

ImprimirCorreo electrónico

El actual embajador de la República de China (Taiwán), José María Liu, fue confirmado por el gobierno de la presidenta Tsai Ing-wen como Viceministro de Relaciones Exteriores, cargo que ocupará en las próximas semanas.

“Chema”, como lo conocen y llaman los amigos que cultivó durante su gestión diplomática en Panamá, tiene en su hoja de vida haber servido a su país en Paraguay y ocupado el cargo de Director de Protocolo de la Cancillería taiwanesa.
Se va y se queda, con el cariño de Panamá y de los panameños.

ImprimirCorreo electrónico

Además de la esperanza que preservamos de asistir al empoderamiento del imperio de la ley por encima de los poderes públicos, la política y las influencias políticas, los ciudadanos que vivimos en este pujante país queremos que fiscales y jueces atrapen y condenen a corruptos, pandilleros, sicarios, ladrones, violadores y a todas las alimañas del crimen.

Si la justicia recupera su independencia y a los organismos de la ley se les otorgan los presupuestos necesarios, habremos avanzado.

ImprimirCorreo electrónico

Mientras  en países vecinos las investigaciones y procesos penales contra Odebrecht y los involucrados en las operaciones de coimas y sobornos, que alcanzaron a gobiernos, políticos, empresas y campañas electorales avanzan, aquí se le ha estado tirando tierra al muerto y con la excusa del “debido proceso” y la confidencialidad o reserva del sumario, no se tienen detalles de todos los involucrados en los pactos criminales de corrupción, relacionados con licitaciones de obras públicas.

ImprimirCorreo electrónico

Hay un gran grupo importante de panameños que reclama orden y pogreso, pero no respeta las normas básicas de convivencia social.

Estacionan sus vehículos en zonas prohibidas, sobre las aceras, en las curvas o usan los hombros para evitar los “tranques” diarios.

Igualmente, abusan del ruido y la música estridente o montan cultos religiosos en sus casas, afectan la relación entre vecinos.
El cambio está en la actitud cívica y social de los ciudadanos.
Lo otro es barbarie.

ImprimirCorreo electrónico

Vivimos en un país orwelliano que rápidamente pasa la página y se involucra en la más mínima vorágine para olvidar lo que pudo haber parecido peor.

Los panameños parecemos actuar con morfina en nuestra conciencia. Olvidamos los casos de corrupción, abuso de poder y enriquecimiento injustificado.

La mínima frivolidad supera el terror que producen los malos manejos de los politicos, rebasados por una visión maniqueísta, vulgar y oportunista, al afirmar que “robó, pero hizo cosas”.

ImprimirCorreo electrónico

Para nuestros viejos las opciones, después del retiro, son pocas.
No existen centros de esparcimiento, áreas para ejercitarse cuando se llega a la tercera edad o para que sicólogos, siquiátras y médicos de cabeceras atiendan a quienes dieron sus mejores años a la productividad laboral y también de manera personal. El MIDES, la CSS y los ministerios de Salud y Trabajo, en conjunto con los gremios de la empresa privada, tienen que voltear, con firmeza, la mirada hacia los retirados.

ImprimirCorreo electrónico

Si me piden un balance de la actuación del alcalde José Isabel Blandón, tengo que ser justo: lo que prometió lo está haciendo, como lo dijo. Pero debo advertir, me preocupa que en su visión desarrollista y modernista se olvide de escuchar a los ciudadanos capitalinos.

Mover a los buhoneros y recuperar las aceras es lo correcto, pero imponerles una “solución” que parece cuarentena, deja dudas.
No escuchar a los residentes que se quejan del crecimiento inmobiliario salvaje y sin control, también.

ImprimirCorreo electrónico

Los que, en Panamá, defienden el régimen de Nicolás Maduro y a los militares que le sostienen, usan como argumentos una mamarrachada de razones seudoideológicas y seudopolíticas, que para aquellos que dicen llamarse pensadores sociales y analistas políticos dan tristeza y también vergüenza.

Dictadura es dictadura, sea de derecha, izquierda o centro.

El que gobierna aplastando las diferencias, oprimiendo a la oposición y sometiendo a su pueblo, es dictador.
Eso es lo que hay, hoy, en Venezuela.

ImprimirCorreo electrónico

Venezuela es una democracia fallida. Nicolás Maduro y su regimen decidieron mostrar el rostro de un gobierno que desde hace rato está oprimiendo al pueblo.
Venezuela, que fue ejemplo de democracia y solidaridad con las naciones en conflicto, es hoy el sinónimo de una tragedia dirigida por una cúpula dictatorial.
Los venezolanos no se merecen los carcelazos, la persecución, la escasez, el deterioro de la convivencia social y el desafuero de la delincuencia criolla.
Urge un cambio.

ImprimirCorreo electrónico

El regimen de Venezuela se quitó la máscara para mostrarnos lo que ya sabíamos que era, una dictadura.
Es hora que todas las naciones democráticas utilicen los mecanismo que permite la legalidad internacional para aislar a una camarilla que le causa un enorme daño a la patria de Simón Bolívar.

En este siglo, ni los venezolanos ni los latinoamericanos nos merecemos un gobierno que oprime, humilla a su propio pueblo.
Llegó el momento de hacer lo que corresponde por Venezuela

ImprimirCorreo electrónico

Como si fuera un salto de astronauta, la ministra de Educación anuncia que los estudiantes de bachiller en turismo deberán graduarse hablando inglés.
El inglés es necesario, pero es una contradiccon que se privelegie la lengua inglesa y se deje a un lado el aprendizaje del español.

Un porcentaje, cada vez más creciente, de profesionales panameños son analfabetas funcionales sin liderazgo, capacidad de articular un discurso, sostener un debate o tener ideas propias.

ImprimirCorreo electrónico

Las elecciones generales del 2019 serán sin lugar a una de las dudas más concurridas y participativas que conocerá la historia reciente.
Lo afirmo por el gran número de organizaciones que anunciaron se inscribirán como partidos políticos y el crecimiento vertiginoso de las ofertas independientes para todos los cargos de elección.

La diversidad de ofertas políticas e ideológicas confirmará que la democracia panameña alcanza madurez y tolerancia, pero también una división que solo con proyectos de Estado se superará.

ImprimirCorreo electrónico

La doble moral y la hipocresía, mezcladas con una gran dosis de racismo y muchos prejuicios sociales, alientan la percepción que tenemos de las tradiciones de los pueblos indígenas de Panamá.

El cepo, aplicado en la Comarca Ngäbe, ha sido demonizado por voceros interesados, ciudadanos desinformados y los políticos casi siempre oportunistas.
¿Por qué se debe criminalizar una práctica ancestral conocida?

¿Será para defender a quienes ya no representan los verdaderos intereses indígenas sino los de otros?

ImprimirCorreo electrónico

Uno de los retos del periodismo de hoy, es contar lo bueno que tiene lo cotidiano de la vida. En la escuela de periodismo nos enseñaron que el conflicto, la corrupción y la tragedia son lo que más interesa a los consumidores de historias noticiosas.

Esta filosofía de la cobertura informativa termina siendo, muchas veces, anacrónica y también arcaica. El periodismo debe exigirse el equilibrio, para ensalzar la rica diversidad de acontecimientos y noticias buenas y positivas.

ImprimirCorreo electrónico

Dos series de explosiones en el centro neurálgico de la distribución de electricidad, sendos apagones el viernes y lunes reciente y la confirmación de un sistema eléctrico frágil y la posibilidad de nuevos cortes, son para pedirle la renuncia a todos los involucrados y responsables de darle electricidad al país.

Es inaceptable que se culpe a la Contraloría, al sistema de compras o a pelúa por lo que debió resolverse hace mucho tiempo.
Si la reina no tira besitos y baila, entonces que no sea reina.

ImprimirCorreo electrónico

Los gobernadores y alcaldes tienen que ponerse de acuerdo en un propósito nacional: recuperar los espacios públicos para las familias.
El plan del alcalde José Isabel Blandón de darle a la capital lo que perdió por la desidia y el clientelismo es correcto.

Sin embargo, debo pedirle que no condene ni criminalice a nuestros vendedores humildes, llevando a lugares donde no tengran ingresos o que invente vías para los ciclistas que serán usadas por una minoría, afectando al resto de la capital.

ImprimirCorreo electrónico

La xenofobia, el racismo y clasismo son amenazas ideológicas que la sociedad democrática enfrenta todos los días.

Una débil educación en valores y una estructura familiar basada en la frivolidad, alejada de la fe, la solidaridad y el amor al prójimo hacen crecer una ideología individual y colectiva terrible y perversa.

Convoco a todos los panameños de bien, que somos la mayoría, a poner en marcha una resistencia activa contra la satanización por raza, color o dinero. Ese no es el Panamá incluyente, que ama

ImprimirCorreo electrónico

El fin de semana me preguntaron insistentemente, amigos y colegas si tuve una colisión terrible entre Costa del Este y el Corredor Sur.

El año pasado hasta pésame por mi fallecimiento le enviaron a mi familia y me llamaron para preguntarme si era cierta versión sobre que estaba muerto.

A principios de año circularon un listado espurio donde me incluían entre los que recibieron millonarios fondos de Odebrecht.

El rumor en las redes es el principal enemigo de la verdad. Por ahora, tomarlo como una chaza afectuosa y broma.

ImprimirCorreo electrónico

En la lucha contra la delincuencia hay dos corrientes. Una propone incorporar a los delincuentes con programas sociales intensos, ayudas monetarias y puestos de trabajo.

Un grupo menos optimista con la resocialización apuesta por la mano dura para arrinconar a los líderes del crimen local y destruir sus fuentes de financiamiento y blanqueo de sus capitales.

Crece el número de panameños que exige mano, operativos sin descanso y un acoso a todos los delincuentes

ImprimirCorreo electrónico

Vivimos, al mismo tiempo, en varios países llamados Panamá que quedan geográficamente en el mismo lugar.

Todo dependerá y está sujeto al diario, televisora o estación de radio que nos dé las noticias o al partido político, dirigente o gremio que nos hable de los temas de la vida real.

Lo cierto es que hay una combinación de sentimientos muy encontrados, de desasosiego, desencanto y me atrevería a decir de molestia acumulada porque se prometen cambios y no pasa nada.

ImprimirCorreo electrónico

El informe de la Comisión de la Verdad sobre los desaparecidos y asesinados, entre 1968 y 1989, documenta 110 casos de panameños que fueron víctimas de la incursión del poder militar en el país.

Otra Comisión, conformada el año pasado debe decirnos cuántos panameños murieron durante la intervención militar norteamericana Causa Justa del veinte de diciembre de 1989.

Los crímenes del Estado Panameño, durante la dictadura militar, fueron documentados. Todavía muchos no saben dónde están sus familiares y no han logrado justicia

ImprimirCorreo electrónico

Las cifras de  un crecimiento económico espectacular, que nos muestran los ministerios de Economía, Comercio y Trabajo reflejan un optimismo oficial que contrasta con la opinión  de empresarios locales,  los cuales aseguran tienen caídas importantes en  ventas y transacciones.

Ellos creen que falta circulante  en la economía porque los proyectos gubernamentales no generan la carga de negocios paralelos que se necesitan y el merecumbé judicial de todos los días crea desasogiego y pánico.

ImprimirCorreo electrónico

La crisis institucional que vive el país está atizada por el descubrimiento de prácticas corruptas en el ejercicio del poder, que ponen en jaque la credibilidad de las fuerzas políticas y sociales.

Si queremos enderezar la nación, insisto, urge un diálogo de todas las fuerzas políticas y sociales para determinar cuál será el rumbo de los próximos años.
La despolitización de la justicia, el fin del clientelismo, la definición de programas de Estado para revolucionar la educación y derrotar a la pobreza son una prioridad.

ImprimirCorreo electrónico

El golpe militar del 11 de octubre de 1968, fracturó la vida civil y le dio cabida a un nuevo grupo gobernante, lo que fue conocido como la alianza cívico-militar.
Eran tiempos de irrupciones castrenses, rebeliones marxistas y demandas sociales intensas en Latinoamérica.

Los realidades, hoy, son de lucha contra los crímenes transnacionales, la pobreza y ahora la corrupción.
Refundar la república, para que no sucumba la moralidad política y social una tarea urgente e ineludible.

ImprimirCorreo electrónico

Después de las masivas protestas prodemocracia, que sacudieron al país entre 1987 y 1989, los panameños solo se han concentrado para celebrar los carnavales, semana santa y el domingo que se renueva la presidencia y todos los poderes del Estado.

La corrupción, por encima de todos los males que debilitan a la democracia, es, sin lugar a dudas, la peor expresión de la clase política y gobernante.
El que solo observa y no hace lo propio para expresar su rabia, molestia o frustración, no exige o protesta, es igual de cómplice.

ImprimirCorreo electrónico

Me preguntaba, al igual que miles de panameños, si vale la pena denunciar la corrupción y luchar sin descanso para derrotarla.
Llego a la misma conclusión: claro que sí.

Sin embargo, para terminar con estas estructuras que corroen la confianza ciudadana hay que plantearse una oposición sin cuartel.
La presión cívica, la movilización ciudadana, el periodismo comprometido y la certeza de que la honestidad es la mejor expresión de lo que queremos para el país, son el argumento suficiente.

ImprimirCorreo electrónico

La tragedia de Antón vuelve a poner en el tapete los serios problemas que existen en el transporte público.

La modernización tiene que pasar por radicales ajustes y una legislación estricta y severa para que conductores particulares, privados o al servicio de empresas de transporte de personas o carga, cumplan con requisitos máximos para garantizar la seguridad de los pasajeros, conductores y de los peatones.
Quedarse de brazos cruzados es totalmente irresponsable.

ImprimirCorreo electrónico

A pesar que este año escolar arrancará con asuntos pendientes, miles de padres, muchachos y muchachas iniciarán hoy, con entusiasmo, la actividad académica más importante de su vidas.

Estudiar es el periodo más fascinante en la vida de los jóvenes.

Es por eso que se necesita, con urgencia y sin excusas, una revolución educativa que transforme las actuales estructuras arcaicas del sistema escolar nacional.
Si queremos progresar, como país, el compromiso está con una mejor educación.

ImprimirCorreo electrónico

El año escolar arrancará como ha ocurrido en la última década.

Hay optimismo entre los padres de familia, estudiantes y educadores y un mensaje de progreso por parte de las autoridades educativas.

Empero, hay asuntos sin resolver que se repiten sin que existan planes eficaces para resolverlos a tiempo.

La falta de un plan nacional de educación que involucre a todos los sectores y otro para tener todas las escuelas reparadas y en buenas condiciones, ponen en jaque al sistema público escolar del país.

ImprimirCorreo electrónico

La objetividad, en el periodismo, siempre está bajo la mira del público que quiere una narración equilibrada, valiente e independiente de los acontecimientos.
Para el equipo de Metro Libre, estos cinco años han sido de un diario y forzoso aprendizaje.

Con el imperio creciente de la tecnología, el periodista de hoy pasa de narrador y testigo a investigador incansable y muchas veces protagonista de las historias que deben ser contadas a fondo.

El compromiso es la verdad y nada más.

ImprimirCorreo electrónico

A partir de hoy el país entra en parálisis por la celebración de las fiesta del Carnaval.

En la capital, donde se invierten importantes recursos públicos, el jolgorio perdió su atractivo y su esplendor.

Eso ocurre porque el Estado asumió el control y el financiamiento, el cual debería compartir con la empresa privada, sobre todo la del turismo, hotelería, transporte, alimentos y bebidas, que son las más beneficiadas.

Hay que copiar el exitoso modelo de Herrera y Los Santos.

ImprimirCorreo electrónico

Está probado que las ideologías extremas y las dictaduras civiles o militares terminan oprimiendo a los pueblos que dicen defender.

La verdadera revolución no está en las armas, derrocamientos de gobiernos, socialismos del siglo XXI o salvadores de la derecha.

La verdera revolución, la que saca a la gente de la ignorancia, la pone a pensar y le da herramientas eficaces para combatir la pobreza y afianzar el desarrollo social y económico es la educación. Y Esa revolución no llega todavía a Panamá.

ImprimirCorreo electrónico

Dentro de seis meses se conocerán detalles, al menos eso nos han dicho, de las revelaciones, confesiones y delaciones de 77 altos ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht sobre la trama de corrupción en Brasil y la que envolvió a una docena de gobiernos, políticos, empresarios, bancos y abogados en la región.

Cuando se deshoje el guión de las confesiones, ¿quedará algún gobierno de los que manejaron obras públicas con Odebrecht en pie para enfrentar a la justicia?
¿Resistirá el país?

ImprimirCorreo electrónico

Los sonados casos de corrupción que agobian al país han puesto a los panameños en el medio de una discusión terrible, pero real.
Ya no se trata de saber quién es el más honesto, sino quién es el más corrupto.

La politización de la justicia, el clientelismo de la clase gobernante y una impunidad rampante han distribuido el lodo, sin dejar a ningún sector afuera.
Tengo fe en un acto valiente de la justicia para que aquellos que se robaron los dineros públicos, vayan a juicio y paguen con la cárcel.

ImprimirCorreo electrónico

Algunos líderes del gobierno están convencidos que Panamá está “volando” y restan importancia a las advertencias de economistas, empresarios y consumidores sobre recesión en la economía doméstica, la del ciudadano de a pie y del empresario cuyo negocio se sustentan en las compras y también en las ventas.


Vuelvo a insistir en un diálogo político que haga coincidir a todos los sectores, visiones e intereses para definir el país que queremos y los pasos que se deben dar para tener una nación sin exclusiones.

ImprimirCorreo electrónico

Con tanto rollo doméstico los panameños nos olvidamos, por momentos, de los padecimientos de nuestros vecinos y también compatriotas.

En Venezuela, donde la convivencia democrática se deterioró y la voz mayoritaria del pueblo es desoída por los actuales gobernantes, es propicio el momento para volver a exigir la libertad de un centenar de presos políticos, y del líder político Leopoldo López, el fin de la persecución y el reconocimiento de una mayoría que exige cambios y el fin de un régimen a todas luces seudodemocrático y es claro, dictatorial.

ImprimirCorreo electrónico

No hay un solo sector de la sociedad que no reconozca, de acuerdo a su propia realidad y las cifras que maneja, que el país está amenazado por una recesión.

A pesar que las cifras oficiales pintan con optimismo el desempeño económico del país, importantes sectores productivos reportan caídas en sus ingresos y un enfriamiento del entusiasmo inversor.

Insisto, el diálogo con todos los sectores organizados y sociales para definir el rumbo del país es necesario.

¿Estarán los líderes dipuestos a dialogar por el bien de Panamá?

ImprimirCorreo electrónico

Si hubo un panameño que quisó a su patria, ese fue Ricardo Arias Calderón, el líder de la democracia cristiana y de un pensamiento socialcristiano avanzado que influyó en la vida política nacional en los últimos 40 años del reciente siglo pasado.

Se opuso y combatió el golpe militar de 1968 y sin claudicar al régimen del General Manuel Antonio Noriega, inclusive poniendo en peligro su vida y la estabilidad de su familia.

Filósofo, educador y político a tiempo completo sirvió al país y lo hizo sin descanso.

ImprimirCorreo electrónico

Una de las virtudes que identifican a los panameños es su capacidad para el diálogo y la búsqueda del consenso.

La confirmación de la existencia de casos de corrupción enquistados en la administración pública y la revelación de una red de pago de coimas y sobornos por parte de Odebrecht, abrieron una Caja de Pandora que ya no es posible cerrar.

Paralelo a la actuación de la justicia, la clase dirigente, gremios, sindicatos y sociedad civil deben construir caminos de diálogos para terminar con a incertidumbe actual, que

ImprimirCorreo electrónico

Las declaraciones de Ramón Fonseca Mora, aliado del gobierno y hasta el año pasado un hombre cercano al poder, sacuden la estabilidad y ponen al presidente Juan Carlos Varela contra la pared.

El país se debate entre los que combaten la corrupción, los que fueron parte de ella y los que la defienden y justifican.

Si el presidente Varela quiere enderezar el timón y que su gtobierno recupere la tranquilidad, está obligado a convocar a las fuerzas políticas y sociales, sin exclusión, para definir el rumbo del país que todos queremos.

ImprimirCorreo electrónico

El país urge de una revolución educativa que le de vuelta a un sistema cansada y anticuado que se convirtió en una máquina de títulos y no de profesionales preparados para los tiempos que estamos viviendo.

Para recuperar el tiempo perdido y dar pasos gigantes, el diálogo por la educación debe incluir a todos los sectores, sin exclusiones ni mezquindades.

Nuestros jóvenes de hoy salen de los colegios y universidades mal preparados, desorientados, frívolos y sin la capacidades desarrolladas.

ImprimirCorreo electrónico

Los desacuerdos que se han producido en la Asamblea Nacional por la aprobación de la Ley 245, la diferencia de criterios por el alcance de la delación premiada y los desacuerdos surgidos por la Ley de Educación Sexual y la reforma al Código Electoral nos confirman la necesidad de promover amplios diálogos para encontrar los consensos que permitan avanzar como país en todas las materias que están pendientes.

Es urgente e inevitable que los diálogos se conviertan en una prioridad nacional.

ImprimirCorreo electrónico

El balance es negativo. Las federaciones deportivas responden a la política; la práctica del deporte aficionadono es masiva, las escuelas no son semilleros por la falta de programas que incluyan el deporte como una prioridad y el país adolece de infraestructura suficiente para los deportistas.

Si en la capital llueve, en el interior del país el diluvio es permanente.

Gastarse $220 millones para organizar y realizar los juegos deportivos centroamericanos de 2022 es un despropósito total.

ImprimirCorreo electrónico

Durante gran parte del siglo pasado reciente las prioridades del país y los panameños fueron la consolidación de la república, la recuperación del Canal, la salida de las tropas estadounidenses del istmo y la vuelta a la civilidad con el fin del control militar de la vida civil y las instituciones de la democracia formal.

Hoy, la realidad nos obliga a repensar y esatablecer las prioridades nacionales y los asuntos de Estado que tenemos pendientes.

Una revolución educativa, el ataque frontal a la pobreza y una justicia independiente encabezan el listado.

ImprimirCorreo electrónico

En democracia siempre existen personas y agrupaciones que no terminan por entender que la voluntad popular se ejerce en las urnas cada cinco años y el mandato dado por el pueblo se debe respetar hasta el final.

Hay, en estos momentos, algunas mentes maquiavélicas sugiriendo estremecimientos políticos y revolcones que en vez de ayudar, en el propósito de fortalecer el sistema democrático, lo que hacen es introducir más especulación, morbo y zozobra cuando necesitamos unidad nacional y propósitos comunes.

ImprimirCorreo electrónico

Los municipios de todo el país tienen una deuda muy seria con los ciudadanos: la recuperación de los espacios públicos y la creación de nuevas áreas para la recreación, el deporte, la movilidad y el esparcimiento familiar.

Los espacios públicos fueron acosados y sometidos a la desaparición por una ambiciosa carrera, sin control, de construcción de torres de edificios y también barriadas.

El país necesita parques, miradores, ciclovías, canchas, bibliotecas, jardínes y plazas.

ImprimirCorreo electrónico

El gobierno de la República de China (Taiwán) acaba de anunciar la apertura para el consurso de becas que ofrece la nación asiática, bajo el programa llamado “Beca de Taiwán”.

Los estudiantes que resulten seleccionados podrán estudiar en Taiwán y aprender el idioma mandarín, conocer la historia e idiosincracia del pueblo taiwanés e insertarse en un círculo académico de muy alto nivel.

En www.roc-taiwan.org/pa o llamando al 2640851 se podrá tener acceso a una ventana al éxito.

ImprimirCorreo electrónico

Dentro de veinte meses el país estará involucrado en la campaña general para elegir un nuevo presidente y renovar todos los poderes del Estado.

La pregunta cotidiana es ¿quién será el beneficiado con el voto de los panameños?

Vaticinar un ganador sería demasiado arriesgado porque en la política no hay pitonisos que puedan predecir el comportamiento final de los electores.

Lo que sí es cierto es que quien se alce con la presidencia, en 2019, deberá gobernar con honestidad, paciencia y unidad nacional.

ImprimirCorreo electrónico

La responsabilidad de pagar las cuentas del Estado por la construcción de obras de infraestructura o servicios recibidos debe ser una prioridad del gobierno, en particular del Ministerio de Economía y Finanzas y la Contraloría.

Cientos de millones de dólares son adeudados por el gobierno central y entidades como la Caja del Seguro Social a cientos de proveedores pequeños y grandes.

El Contralor General, Federico Humbert, tiene que agilizar los procesos garantizando la debida supervisión pero desembolsando los pagos pendientes.

ImprimirCorreo electrónico

Tras el fin de la presencia militar norteamericana en Panamá y la recuperación del Canal, la perfección de la democracia quedó como una químera y los grandes temas nacionales en un discurso.

El país necesita, en este momento, razones para una unidad inevitable si queremos avanzar.

Es hora de alcanzar acuerdos sobre el futuro del Seguro Social, una revolución en la educación, para controlar el costo de vida, mejorar la seguridad pública y definir prioridades en la inversión pública y privada para tener una nación que toque con su prosperidad a todos y todas.

ImprimirCorreo electrónico

Los corruptos, esos que se hacen del dinero de todos los panameños cuando están en el sector público o hacen millonarios negocios con el gobierno, siempre que los alcanza la justicia o los investigan, se declaran víctimas de una persecución política, actúan con espectacular cinismo, arrogancia y sufren, de una conveniente amnesia.

Si la justicia no los alcanza, prueba sus delitos, los lleva a juicio y no logra sus condenas, se adicionarán la a decpeción y hartazgo nacional, otra mecha más al polvorín que se acumula hace rato.

ImprimirCorreo electrónico

Los panameños queremos darle un voto de confianza la justicia, pero ese chance se lo tienen que ganar el Ministerio Público y la Corte Suprema con investigaciones contundentes, sin selectividad, respetando derechos que contempla la ley y realizando juicios donde las pruebas, y no las especulaciones sean la base para condenar ejemplarmente a corruptos y corruptores.

Para que se regrese a la normalidad y esta tempestad de revelaciones de robos y actos criminales, la impunidad, debe ser la única que pierda la partida.

ImprimirCorreo electrónico

Los trabajadores del consorcio Odebrecht se pronunciaron a favor de conservar sus plazas, atribulados por las presiones para que las obras que construyen les sean canceladas por el escándalo de coimas, sobornos y corrupción internacional.

La pregunta es válida: ¿se debe ir Odebrecht o hay que permitirle que termine con los encargos que el dio el país?

¿Habrá consecuencias si se cumple con el mandato creciente de los panameños de fuera Odebrecht?

Mientras crecen lasvoces que desaprueban a los brasileños, la justicia asoma la cabeza, no tan rápido como queremos, pero ya la está asomando.

ImprimirCorreo electrónico

El reto que tiene la Procuradura General, Kenia Porcell, es convencernos a los panameños que la demora y el secretismo en las investigaciones de las coimas, sobornos y corrupción de Odebrecht no terminará con acuerdos debajo de la mesa.

La indignación es de tal magnitud, que un sentimiento nacional de exigencia está creciendo ante una decepción acumulada que tiene varias décadas.

Es hora de mostrarnos todas las cartes que adviertan del fin de la impunidad y la burla.

ImprimirCorreo electrónico

Más en opinión

Híbridos políticos

-Eduardo Reyes Vargas

“Un híbrido  es el organismo vivo animal o vegetal procedente del cruce de dos organismos por la reproducción sexual de razas, especies o subespecies distintas, o de alguna o...

¿El panameño no lee?

-Yalena Ortiz

Es una famosa frase que muchos toman como estandarte o escudo para justificar la forma de actuar de los nacionales.  Desde escritores hasta gobernantes toman como real esta premisa...

El ocio, la madre de todos los vicios

-María Teresa Patiño Amor


Con el reciente asesinato de un afamado futbolista sale a la palestra el tema de la proliferación de armas en nuestro medio. Así como con el video de...

Controle su estrés

-Karoline Santana


Levantarse de la cama con una mentalidad positiva puede durar pocas horas para algunos, pues al salir a la calle y ver a tantas personas expresando su negativismo...

La importancia del periodista

-Miguel Antonio Espino Perigault

Las profesiones, oficios y tareas que emprende el hombre en la sociedad democrática son tanto más importantes cuanto mayor es su aportación al bien común, entendido como el fin...

Comer a deshoras y salud

-Eduardo Reyes Vargas

Desde pequeño escuchábamos a nuestros antepasados criticar las comidas a deshoras. Una de las consecuencias que atribuían al mal hábito era la producción de úlceras estomacales.

La ciencia con más...

Medicamentos ¡Qué desastre!

-Rose Marie Tapia

Desde hace 8 meses Lopresor está agotado, No tiene similar. ¿Registro sanitario o intereses oscuros? Tiene 25 años en el mercado. El paciente debe soportar su enfermedad y la...

Un Nuevo Pacto Social es Necesario en Panamá

-Cristóbal Silva

Se hace cada día mas evidente la necesidad de entrar en nuevo proceso constituyente en nuestro país. La corrupción en la gestión de gobierno avanza, el clientelismo ahora se...