LOGOML

Panamá paraíso para el ornitólogo

 

Si piensa que Panamá es el sitio apropiado para los amantes de la observación de aves, no se equivoca, ya que en el istmo se han reportado 1,002 especie de avifauna y más de 120 especies son consideradas migratorias de larga distancia. Es por eso que desde las riberas del Canal de Panamá hasta las tierras altas chiricanas encontramos lugares ideales observarlas.

La naturaleza lo espera al despuntar el alba, siendo el momento propicio en que las aves vienen a cantar en su hábitat natural. El águila harpía es el ave nacional y se encuentra en los bosques tropicales de las provincias de Darién, Bocas del Toro, Veraguas, Colón, Parque Nacional Chagres y la comarca Guna Yala.

Si lo que desea es observar aves en la capital y sus alrededores, el Parque Nacional Chagres, el Parque Nacional Soberanía, la isla de Barro Colorado, el Parque Nacional Camino de Cruces, al igual que el Parque Nacional y Reserva Biológica Altos de Campana, Natural Metropolitano y el área costera del Canal de Panamá, en el bosque Alajuela (Madden), es un buen lugar para observar aves furtivas. Al trasladarse al interior para observar, es importante reconocer que hay especies que pueden verse con relativa facilidad en casi todas partes, mientras que hay otras que solo pueden encontrarse buscándolas en sus lugares predilectos.

Bocas del Toro, en la vertiente del Caribe, en Swan Cay o isla Pájaro, el Parque Nacional Marino, entre otras zonas, son lugares donde usted puede apreciar hermosas aves. En el Caribe panameño, se encuentra la provincia de Colón, donde se han registrado en los conteos navideños de aves más de 350 especies. Punta Galera es un excelente lugar para encontrar aves costeras migratorias, especialmente en época de lluvia. Otro punto de interés, en Colón, es la carretera de Achiote que es parte de los límites del Parque San Lorenzo.

Chiriquí tiene un refugio de vida silvestre ubicado en Playa La Barqueta y otro en Boca Vieja, localizado en el litoral Pacífico, en los distritos de Alanje y Remedios. Ecológicamente hablando, las selvas del Darién son las más variadas del país. Poseen una diversidad impresionante de flora y fauna. En Herrera la ciénaga de Las Macanas, El Cenegón del Mangle, constituyen un baluarte para los ornitólogos. Para la observación de aves, no hay nada como Panamá.

María de Los Reyes Ponce L.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico