La paz en Colombia y la tranquilidad de Panamá

 

Buenos días. Gracias a un esfuerzo de años y la intervención de figuras respetadas mundialmente se firmó un tratado de paz entre las legendarias FARC y el gobierno de Colombia.

Miles de muertos y décadas de guerra entre hermanos quizás cesen en octubre si el ‘SÍ’ se torna victorioso.

Panamá desde muchos años, ha estado ligado a Colombia, política, económica y geográficamente.

Desde la independencia, tutelada de l903, en mayor o menores circunstancias nuestras relaciones con el país sudamericano han sido aceptables salvo los últimos incidentes de tipo económicos.

Ojalá esa terminación de guerra que mayormente aportó muertos, por parte de las grandes mayorías pobres de Colombia, se formalice.

Tenemos esa esperanza, en un pueblo ya cansado de tanta violencia.

Los que favorecen el NO, tendrán sus razones. Como panameño me nace una duda después que el SÍ, se imponga.

Queda aún la lucha contra grupos irregulares que posiblemente orientarán sus objetivos hacia países vecinos. Son combatientes que no hacen ya caso de sus superiores de las FARC.

Son grupos con gran trayectoria de guerra. Con experiencia en combates. Con poco miedo a morir.

En Panamá nos queda solo un grupo de hombres que cuidan nuestras fronteras, pero con muy escasa experiencia en combates sostenidos.

Ojalá nuestro gobierno esté ponderando con mucha seriedad lo que se nos puede avecinar después que la paz se ancle en Colombia.

Ya los medios de comunicación del hermano país y el nuestro nos han alertado sobre esos grupos irregulares que no formarán parte de esa paz. Y cuyas actividades son delincuenciales no son soportadas por ninguna ideología.

Así que alerta. Que la paz de Colombia debe ser también la tranquilidad de Panamá.
Hasta pronto...

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es médico.

Imprimir Correo electrónico

Más en opinión

La Empresa Privada y La 4ta. Revolución Industrial

-Néstor Altuve


En los próximos días, específicamente del 26 al 28 de abril, se estará llevando a cabo en Panamá el principal evento anual de la Asociación Panameña de...

Llegó la hora de hacernos escuchar

-Jorge Luis Prosperi

Aunque los panameños fuimos a las urnas y elegimos a los que nos deberían representar, la historia reciente nos ha demostrado que nuevamente nos equivocamos. Las acciones de los...

Híbridos políticos

-Eduardo Reyes Vargas

“Un híbrido  es el organismo vivo animal o vegetal procedente del cruce de dos organismos por la reproducción sexual de razas, especies o subespecies distintas, o de alguna o...

¿El panameño no lee?

-Yalena Ortiz

Es una famosa frase que muchos toman como estandarte o escudo para justificar la forma de actuar de los nacionales.  Desde escritores hasta gobernantes toman como real esta premisa...

El ocio, la madre de todos los vicios

-María Teresa Patiño Amor


Con el reciente asesinato de un afamado futbolista sale a la palestra el tema de la proliferación de armas en nuestro medio. Así como con el video de...

Controle su estrés

-Karoline Santana


Levantarse de la cama con una mentalidad positiva puede durar pocas horas para algunos, pues al salir a la calle y ver a tantas personas expresando su negativismo...

La importancia del periodista

-Miguel Antonio Espino Perigault

Las profesiones, oficios y tareas que emprende el hombre en la sociedad democrática son tanto más importantes cuanto mayor es su aportación al bien común, entendido como el fin...

Comer a deshoras y salud

-Eduardo Reyes Vargas

Desde pequeño escuchábamos a nuestros antepasados criticar las comidas a deshoras. Una de las consecuencias que atribuían al mal hábito era la producción de úlceras estomacales.

La ciencia con más...