LOGOML

La paz en Colombia y la tranquilidad de Panamá

 

Buenos días. Gracias a un esfuerzo de años y la intervención de figuras respetadas mundialmente se firmó un tratado de paz entre las legendarias FARC y el gobierno de Colombia.

Miles de muertos y décadas de guerra entre hermanos quizás cesen en octubre si el ‘SÍ’ se torna victorioso.

Panamá desde muchos años, ha estado ligado a Colombia, política, económica y geográficamente.

Desde la independencia, tutelada de l903, en mayor o menores circunstancias nuestras relaciones con el país sudamericano han sido aceptables salvo los últimos incidentes de tipo económicos.

Ojalá esa terminación de guerra que mayormente aportó muertos, por parte de las grandes mayorías pobres de Colombia, se formalice.

Tenemos esa esperanza, en un pueblo ya cansado de tanta violencia.

Los que favorecen el NO, tendrán sus razones. Como panameño me nace una duda después que el SÍ, se imponga.

Queda aún la lucha contra grupos irregulares que posiblemente orientarán sus objetivos hacia países vecinos. Son combatientes que no hacen ya caso de sus superiores de las FARC.

Son grupos con gran trayectoria de guerra. Con experiencia en combates. Con poco miedo a morir.

En Panamá nos queda solo un grupo de hombres que cuidan nuestras fronteras, pero con muy escasa experiencia en combates sostenidos.

Ojalá nuestro gobierno esté ponderando con mucha seriedad lo que se nos puede avecinar después que la paz se ancle en Colombia.

Ya los medios de comunicación del hermano país y el nuestro nos han alertado sobre esos grupos irregulares que no formarán parte de esa paz. Y cuyas actividades son delincuenciales no son soportadas por ninguna ideología.

Así que alerta. Que la paz de Colombia debe ser también la tranquilidad de Panamá.
Hasta pronto...

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico