LOGOML

Opinión

La censura a la libertad de expresión

El Consejo de Gabinete autorizó al Ministerio de Gobierno a presentar ante la Asamblea Nacional una serie de modificaciones a la Ley 82 que otorgó facultad a esta institución para sancionar con multas a los medios de comunicación que publiquen noticias que puedan ser consideradas lesivas a la integridad de la mujer.

Los ministros aprobaron la iniciativa de trasladar esta facultad sancionadora a la administración de justicia.

Al parecer la solución del gobierno no es derogar la normativa cuestionada, como corresponde, ya que el Código Penal tipifica la calumnia y la injuria contra el mal periodismo y los malos sujetos, sino la de mantener incólume el concepto, pero las sanciones las ha de imponer la esfera judicial; craso error en mi opinión.

La idea afecta la libertad de expresión y debe objetarse la medida.

La nueva idea gubernamental, flagelaría directamente el artículo 37 constitucional, habida cuenta que establece una especie de censura previa, hacia las informaciones catalogadas como “discriminación o violencia en contra de las mujeres”.

De consiguiente, habría una violación radical tanto del derecho de cada persona a expresarse en un medio de comunicación, como del derecho de todos a estar bien informados, de modo que se afecta una de las condiciones básicas de una sociedad democrática.

Debe quedar claro que el artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos, que conforme a la Doctrina del Bloque de la Constitucionalidad, está en rango constitucional señala que la libertad de pensamiento y expresión “comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole...”

*Doctor en derecho.

ImprimirCorreo electrónico

¿Miedo al purgatorio?

“Alma, para el ser humano; ánima para la bestia. Pero solemos decir; benditas ánimas del purgatorio”. Hace unos días observe con preocupación a una compañera de trabajo leer un artículo sobre ¿Que es el purgatorio?... incluso con algo de temor.

Se unió a la conversación en solitario otra compañera (que siempre está metida), aportando su idea sobre el tema.

Para la religión católica, el purgatorio es un estado de purificación de las almas de los muertos en el que purgan sus pecados antes de alcanzar la gloria.
¿Y qué sería el pecado? En teología moral se considera “un acto malo, o la omisión culpable de un acto bueno obligatorio”.

La iglesia en general nos ha vendido un temor eterno sobre nuestro mal comportamiento y las consecuencias que esto conlleva (ni hablar de los escándalos católicos-evangélicos); los gobiernos de la tierra han establecido cortes de justicia con el fin de hacer que el que ha violado la ley pague las consecuencias de su comportamiento ya sea con encarcelamiento por un tiempo determinado o con su propia vida.

Dios, el creador de los cielos y la tierra, ha puesto sus leyes desde el comienzo en las cuales también estableció como sentencia que el que peca debe morir.

El ser humano es libre y es capaz de decidir entre hacer el bien o no. Además, la lucha entre teoría y práctica también se produce en el corazón humano. No siempre saber qué es lo correcto es motivo suficiente para hacerlo, como bien muestra el hecho de las excusas que puede ponerse una persona a sí misma para no hacer lo correcto por orgullo, vanidad, soberbia o cualquier otra razón.

Pero les tengo buenas noticias a esos temerosos del purgatorio, las cosas que los pueden ayudar a librarse de el: En primer lugar, hacer el bien es un hábito constructivo para tener una vida feliz. La práctica del bien es tan gratificante, Las relaciones personales son mucho más saludables y fluyen mejor desde la bondad del corazón. El bien funda la empatía, la solidaridad y la autoestima, hacer el bien mejora el estado de ánimo, aumenta los niveles de ilusión, alegría y ayuda a tener la paz interior suficiente para descansar cada noche.

*El autor es docente.

ImprimirCorreo electrónico

El doctor Oz y demás

Buen día. Nunca estaremos en contra que la población conozca más sobre su salud y las enfermedades. Además de los tratamientos idóneos para sus malestares.

En nuestros diferentes medios de comunicación se proyectan “expertos” en materia de medicina que pretenden hacer docencia a nuestro pueblo.

Si esas enseñanzas están basadas en estudios serios y no en pseudoestudios o falacias, enhorabuena. Pero de ocurrir lo último solo se confunde a la población y esos es dañino. Uno de esos personajes el doctor Oz. Que es muy comentado por pacientes y otras personas en Panamá. El colega no radicado en nuestro terruño, ha sido cuestionado en su país y en otras naciones porque algunos de sus consejos no tienen la evidencia científica. Así lo informan algunos medios internacionales, como la revista ‘British Medical Journal’.

Algunas medicinas complementarias si llenan este requisito, pero otras no. Al igual que el famoso doctor Oz, existen personas no idóneas dando consejos que sustentan en la verdad científica. Todo ello es muy peligroso. Realmente no sabemos cuántas hospitalizaciones, descompensaciones de enfermedades o muertes surjan por seguir indicaciones no veraces. Creo que hay un vacío de la academia médica, de las asociaciones y de instituciones garantes de la salud que deben aclarar cuando una mentira se intenta vender como una verdad.

Una debilidad de nuestra atención como médicos, y resaltada a nivel mundial, pues ocurre en muchas naciones, es la ausencia de una verdadera comunicación médico-paciente. Da margen a que los “brujos” y demás estén explotando a los ciudadanos. El profundizar la ignorancia o el desconocimiento sobre salud y enfermedad en nuestra población no es ético. Esperemos que en el transcurrir del tiempo surjan las verdades médicas sustentadas en estudios que cumplen todo el rigor de la investigación y vayan en esa forma alejando a nuestros ciudadanos de la pseudociencias.

Ni el Dr. Oz ni los pseudo científicos me preocupan en mi práctica médica diaria, pues la educación continuada y persistente me permite alumbrar, como otros colegas, las penumbras y oscuridades que a veces provocan en forma irresponsable. Queda en su libre albedrío seguir viéndolos o escucharlos.

Hasta pronto.

*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Bienvenido a Boquete

A unos mil 400 metros sobre el nivel del mar, con una superficie territorial de unos 488.4 km 2 incrustado en un valle, este distrito se encuentra en la provincia de Chiriquí, y fue fundado bajo la presidencia del doctor Pablo Arosemena, en resolución del Ministerio de Gobierno y Justicia número 20 del 17 de enero 1911.
En tierras bañado por el río Caldera, con un clima templado, en la que se cultivar llamativas y hermosas flores, entre ellas la recocida e inmortal siempre viva, ricas hortalizas y sobre todo la existencia de grandes plantaciones de café.

Una de las fiestas más importantes para los boqueteños es el 28 de noviembre, en la que conmemoran la Independencia de Panamá de España de 1821, que puso fin a 321 años de vida colonial, hoy día se conmemoran con lucidos actos cívicos. Este hermoso terruño alberga gente sencilla y trabajadora que, con su diario bregar, ayudan al progreso del país. Boquete fue hogar de los desaparecidos indios Doraces, quienes estuvieron ubicados en la vertiente del volcán Barú. El encanto de Boquete atrae a turistas, entre los lugares a visitar se encuentra el volcán Barú a unos 3,475 metros de altura, donde de seguro puede divisar los dos océanos, el Caribe y el Pacífico.

Le impresionará la formación de cráter entre otras cosas, la belleza del bosque pluvial montano y del bosque nuboso en su ascenso hacia la cima, donde habitan gran cantidad de especies de aves entre las que destacan el quetzal que vive y anida entre 1,700 a 2,270 metros sobre el nivel del mar en el lado occidental del volcán y pueden ser observables en los meses de abril y mayo.

Boquete también es el hogar la reconocida Feria de Las Flores, entre los puntos de interés encontramos el sendero Los Quezales, la Biblioteca de Boquete, las cascadas de Bajo Mono, fincas cafetaleras, el Mirador de la Virgen de la Gruta, Piedra de Lino, el Palacio Municipal, el parque Domingo Médica, la Iglesia San Juan Bautista, Los Ladrillos, los pozos termales y paseo a caballos, rafting, ciclismo, entre otros.

En aspecto cultural podemos mencionar la histórica locomotora y la Iglesia de Alto Lino construida en el año 1903, fue remodelada de madera a cemento, conservando su diseño original, fue el primer asiento religioso del poblado. Boquete espera por usted.

*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Trabajo, sueño y turnos. Cuidadito

Hola: ‘Health consequences of shift work and insufficient sleep’, es el título del estudio realizado por investigadores de la Universidad de Estocolmo, Instituto Karolinska y otras instituciones de gran prestigio mundial.

Los autores observaron cómo influyen en nuestra salud los cambios de turno, el sueño insuficiente, el exceso de horas laborables semanales (más de 48 horas).
No es el primer trabajo sobre el tema. Reafirma lo encontrado en otros.

La falta de sueño, provoca trastornos cardío-metabólicos y alteraciones cognitivas.

Como consecuencias de estos hábitos laborales se producen accidentes, menor desempeño, al igual que mayores riesgos de padecer la obesidad, la diabetes, enfermedades coronarias y ciertos tipos de cánceres.

Es conocido que realizar estos turnos nocturnos expone al trabajador a excesos de luz, malos patrones de alimentación, tabaquismo y exceso de ingesta de alcohol.

Como consecuencia de estas labores también se producen alteraciones hormonales en la melatonina (hormona que regula el sueño), testosterona, prolactina y hormona del crecimiento.

Implica también estas jornadas trastocar la vida familiar y social, generando situaciones de conflictos y trastornos psicológicos.

No sé si los profesionales de salud ocupacional, tendrán estudios en Panamá parecidos a estos, que sin lugar a duda de existir no distarían muchos sus resultados de estos hallazgos.

Toca a nuestras autoridades responsables del tema al igual que a los diputados legislar en esta materia de tal forma que en lo posible se afecte en forma menor la vida de estos trabajadores, ya sea en el sector público o privado.

No hacerlo sería una complicidad, ya que conociendo estos estudios podemos evitar la afectación de vida de estos trabajadores.
Buen día.

*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Varela promete cambios

Al celebrarse el día del periodista, el presidente Juan Carlos Varela, hizo un alto el camino, para ofrecerle un agasajo a todos los comunicadores del país. Con la finalidad de comprometerse ante los colegas comunicadores de realizar los cambios necesarios que requiere su gestión gubernamental. Para poder que sus promesas de campaña sean ejecutadas y conocidas por la población que debe ser la beneficiada en todo el territorio nacional.

Al parecer el Ejecutivo se ha dado cuenta que va a requerir hacer cambios en su gabinete, que incluyen ministerios, entidades autónomas y direcciones regionales que, a la fecha, no reflejan su trabajo en los dos años y medio de gestión y, ni que decir, de la pésima estrategia comunicacional del gobierno que no ha funcionado en ninguna de las dependencias estatales.

Este alto en el camino realizado por el mandatario Varela le servirá para reflexionar y en dirigir mejor su nave estatal a puerto seguro.

Este giro de timón de 360 grados, debe llamarles la atención a aquellos funcionarios que dirigen o llevan la rienda que involucra las direcciones de comunicación y relaciones públicas del Estado en descentralizar a los ministerios, hacia las direcciones regionales, para que cada una de ellas tenga un vocero oficial en materia comunicacional y realicen un trabajo divulgativo de todo lo concerniente al Estado en provincias y permitan el acceso personal de los colegas comunicadores, sin distingo de medios radiales, televisivos e impresos, porque el objetivo es buscar la información de las fuentes sobre los problemas que afectan a diario a la población.

Recordemos que todo funcionario tiene la obligación de rendir cuentas a la ciudadanía, porque los dineros que se utilizan para las obras, son producto de los impuestos que pagamos todos.

*Relacionista público e investigador social.

ImprimirCorreo electrónico

La última trinchera del periodista

El escritor Mario Vargas Llosa (Marqués de Vargas Llosa, Nobel de Literatura y otros premios) dijo del periodismo que “es el mayor garante de la libertad, la mejor herramienta de la que una sociedad dispone para saber qué es lo que funciona mal, para promover la causa de la justicia y para mejorar la democracia” (El País/España).

Los bienes que el escritor señala del periodismo no son se alcanzan sin los periodistas que viven su profesionalismo con la libertad que les da la verdad como norma de vida.

Pero; sin proponérselo, Vargas Llosa, escribía el epitafio del periodismo y del periodista de nuestros días. Éstos suelen ser víctimas de amenazas y atentados por cumplir las buenas tareas señaladas. Son víctimas del crimen organizado, de políticos inescrupulosos y de medios de comunicación que envenenan a la opinión pública. Además, tanto como esos males, resulta un peligroso enemigo la confusión, debilitación y corrupción del lenguaje, desde el cuasi inocente políticamente correcto hasta el de género, donde las palabras pierden significado para ser entendidas según la ideología.

Este fenómeno lo sufrió el idioma alemán durante el nazismo, hasta el punto que, finalizada la guerra, el idioma tuvo que “empezar de nuevo, según dijo el escritor mexicano Carlos Fuentes. Es la nueva amenaza al lenguaje, representada por los activistas del género, generalmente inidentificables, o al miembro conocido de la célula local de la internacional LGTB+.

Y es que la ideología de género no ataca solamente al periodista, sino al lenguaje, que es su instrumento de trabajo, su arma defensiva. El escritor español, Azorín, decía que, como uno escribe con palabras, “hay que conocerlas” (El artista y el estilo, 1945). Hoy, todas las lenguas sufren ataques de la ideología de género con el apoyo de medios que han hecho suya esa ideología, en todas partes. Las palabras no definen la realidad, sino lo ideológico. Todos conocemos las controversias idiomáticas referentes a la familia, la sexología humana, el matrimonio, la vida y la muerte.

El líder socialista español, José Luis Rodríguez Zapatero, lo expresó con la petulancia propia de ese género político cuando dijo que, contrario a la frase bíblica “La Verdad nos hará libres”; él, Rodríguez Zapatero afirmaba que, más bien, ·”La libertad nos hará verdaderos”· Verdaderos ñaños, en verdad.

Miguel A. Espino Perigault
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*Comunicador social.

ImprimirCorreo electrónico

La palabra del año: tamal

En esto días leí que el lenguaje evoluciona de manera constante. Se dice que cada 14 años las palabras de moda dejan de estarlo. Vaticinan que vocablos en boga como “selfie”, “metrosexual”, y otros caerán en desuso o en el olvido. Términos raros o extranjerismos, nos toman por sorpresa y ésta se acrecienta cuando el diccionario de la Real Academia Española (RAE) los incorpora.

Me atrevo a asegurar que en los últimos 30 años ha habido más adición de locuciones, que en los 300, de fundación de la academia, reflejo de la acelerada evolución de la lengua española. Tal vez por los avances de la tecnología, la ciencia y la informática de esta aldea global en que se ha convertido el mundo.
La actualización de términos y definiciones del idioma que hablan 500 millones de personas en cuatro continentes, se publica en una nueva versión del diccionarios de la RAE, cada decenio.

El caso es que pensar en la ruta de las palabras, su viaje a través de las épocas, me hizo reflexionar en cuál sería la palabra de moda en Panamá. Hace unos años acepciones como “consesuado”, “implementar”, “liderar”, “evidentemente”, frases como “al final del día”, “nunca jamás”, “más sin embargo” se tornaron virulentas en los medios de comunicación.

Periodista que se preciaría o entrevistado que deseaba figuretear las usaban para referirse a cualquier tema. Terminologías que replican en prensa, radio y televisión, hasta el cansancio, llegando a enfermar. Pero, volviendo al tema de elegir la palabra del año, sin duda se la lleva tamal. Si usted le pregunta a un taxista, vendedor ambulante, dueño de restaurante o alguien relacionado a una actividad económica, cómo anda la cosa responde: “ta…mal”. Sobre seguridad, salud, educación, transporte, servicios, canasta básica repiten: “ta…mal”.

En víspera de Navidad y Año Nuevo el tamal, masa de maíz rellena de carne, envuelta en hoja vegetal, no puede faltar en la mesa del convite, con ello su mención puede que rompa récords. Y aunque mi abuela decía que cuando uno nace para tamal del cielo le caen las hojas, indicando que las personas tienen un destino marcado, para el 2017 decido cambiar el rumbo y el menú. Le invito, estimado lector, a suplantar el “tamal” por el “bienmesabe”, receta de leche, crema de arroz y raspadura con el fin de endulzar el paladar y la vida.

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Un gobierno de tres velocidades

En algún momento a alguien se le ocurrió decir que este era un gobierno lento, que demoraba sus acciones, así como la toma de decisiones. Y como abundaron las pruebas, se le aplicó el mote que todos conocemos, pero que en lo personal no me agrada para nada utilizarlo.

Sin embargo, pareciera que muchos de los funcionarios actuales piensan que el tiempo que les queda es infinito y, por tanto, no hay necesidad de apurarse. Nada les preocupa. Todos siguen el ejemplo de los jefes que piensan que “el apuro trae cansancio”.

Conversaba con un empresario que tiene negocios con el gobierno y se quejaba de la demora en los pagos por trabajos realizados o materiales entregados. Algunos casos hasta con más de un año de atraso y no hay forma que se les cancele. Con el agravante de que si suspenden el servicio, se les incluya en la “lista negra” de los que no pueden brindar servicios al Estado.

Muchos de ellos están al borde de la quiebra. Han usado sus fondos de reserva para sobrevivir y con la esperanza de que en algún momento se tome la decisión de empezar a pagar. Pero, pareciera que eso, por lo pronto, no ocurrirá. Hay insensibilidad e indiferencia por los funcionarios autorizados a efectuar los pagos. No firman los documentos, que tienen más de tres meses pendientes y la respuesta es que tienen “mucho trabajo acumulado”; o en la mayoría de los casos, “están de viaje”. Eso sí, hay un contagio por conocer el mundo como si se fuera a acabar o si este es más interesante cuando el dinero sale del bolsillo de quienes pagamos impuestos.

Pienso que el presidente Juan Carlos Varela debe prestarle atención a este problema. En algún sitio hay una falla tremenda. Se culpa principalmente a la Contraloría, aunque no faltan los que con los ejemplos del gobierno anterior prefieren “poner su barda en remojo”. Hay entidades donde la lentitud es tan desesperante que pareciera rayan en la ineficiencia, como es el caso del MOP, el Tránsito, el IDAAN, la Autoridad de Turismo, Educación y el Seguro Social, entre otras. Por supuesto que abundan los pretextos y las excusas, aunque lo único cierto es que hasta el momento solo cuentan con tres velocidades, a saber: “lento, súper lento y parado”. Qué pena por ellos, pero sobre todo, por los ciudadanos de este país.

*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

¿A quién ayudo más?

Se cierra el Año de la Misericordia para celebrar el 50 aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II, una competencia para responder a ¿quién ayudo más? Dos noticias ocupan la semana.

Multan de nuevo a Mossak Fonseca a través de una autoridad administrativa de las Islas Vírgenes Británicas por $440 mil la Financial Services Commision FSC solo por violación de reglas antiblanqueo, financiamiento del terrorismo y violación de la reglamentación financiera. Según el consorcio de investigación americana independiente, se crearon a través de estas modalidades unas 240 mil sociedades offshore. Sin discernimiento entre otras por fraudes al fisco, redes criminales (traficantes de diamantes, de obras de arte, de armas) y de dirigentes corrompidos. La mitad de ellas han sido domiciliadas en las Islas Vírgenes Británicas a unos 2,000 kilómetros de Panamá unas dos horas de vuelo. Gracias a esta investigación donde han contribuido además Le Monde francés; Tórtola, capital de las Islas Vírgenes, ha aceptado adaptarse a la preconización de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en materia de transparencia y de cooperación fiscal para aplicar las normas internacionales. Para la ONG Transparencia Internacional sigue resultando insuficiente y demuestra únicamente la eficacia de su autoridad de regulación independientes. Por otro lado, visto lo difícil que se nos hace a los venezolanos el día a día en Panamá por el abierto rechazo.

Entonces aparece en nuestras omisiones la justicia. Nos preguntamos ¿qué he hecho yo por luchar contra la pobreza y el hambre? Quejarme. ¿Por saber qué pasa? Criticar los esfuerzos. O ¿qué mecanismos tenemos como sociedad civil? ¿Valor de ser cristiano? Jurar en vano, aceptar al corrupto. Presenciar odio sin remediarlo. ¿Cómo agotar la vía de la Cancillería panameña y señalar mi desacuerdo con las deportaciones que se anuncian? Seguir esclavos en Egipto. Por no creer en la derecha, por estar decepcionados de la izquierda por quien esperamos en algún momento tanto. Confundir los acuerdos comerciales con arepas y sus tequeños, disfrazar de xenofobia con control de migración. Es urgente una política exterior de mecanismos de inclusión temporal, fomentar la estabilidad democrática en la región, apostar por la conciliación y el diálogo.

Rememorar la historia de Noriega. Escucha mis peticiones y dale favorable despacho como en la oración del Justo Juez. Y permite iluminar a quienes desconocen que bienaventurados los misericordiosos porque alcanzarán misericordia. Para saber a quien ayudo más...
*El autor es abogado.

ImprimirCorreo electrónico

Cambio climático y un Panamá reciente


Muy a pesar de los informes y advertencias de los expertos de las consecuencias del cambio climático en el mundo, desde hace años, los panameños aún somos un tanto incrédulos sobre el tema y sus secuelas en nuestro Panamá. Hemos observado, los que ya tenemos más de 70 años, cómo el clima cambió en Panamá.

El veranos que se extendían hace años desde casi noviembre a abril han desaparecido con ciclos más cortos en su aparición y duración. Noviembre supera en lluvias al octubre del pasado.

Sequías extensas o inundaciones no conocidas. Hemos sufrido desastres que antes no ocurrieron. Deslizamientos de tierra más frecuentes. Los huracanes o tormentas han tenido ciertas variaciones en sus potencias devastadoras y en sus cursos. ‘Otto’ es un ejemplo de esos cambios. Gracias a Dios no pegó tan frontal a nuestra nación.

Eso indica que debemos estar preparados para las secuelas del cambio climático e, inclusive, terremotos. Dios nos proteja y aleje de esas no descartables posibilidades.

Lo lamentable en esta experiencia reciente es cierta indolencia de algunos panameños que se dedicaron a crear pánico y terror a través de redes sociales. Imperdonable y solo obedece a mentes con algún trastorno de la personalidad. No sé cuantas personas con enfermedades crónicas o de salud mental se han descompensado ante una campaña enfermizas. Esas acciones pueden ocasionar muertes. Sépanlo.

La primera seguridad de nuestras vidas es nuestra responsabilidad. Luego le siguen las políticas gubernamentales que nos protejan como ciudadanos. La imprudencia en algunas ocasiones es la verdadera causa de nuestra muerte o enfermedades.

No debemos retar a la naturaleza y menos a nuestra salud física y mental. Ante algunos eventos como estos imprevistos, se impone la prudencia y el fortalecimiento y creatividad en materia de políticas de seguridad nacional.

No usemos nuestras discordias para hacer daño a seres inocentes que ya no están con nosotros. Y menos a la clase pobre, la mayormente sufrida víctima de estas situaciones y otras. Que la sensatez vuelva a nuestra nación. De lo contrario, seguiremos siendo un país enfermo y en lamentable ascenso de varias patologías. Felicitaciones a esos funcionarios que exponen sus vidas, han ayudado a los desamparados en el terreno de los desastres.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Lo anormal como norma

Como era de esperarse, los dirigentes criollos del movimiento homosexual internacional (LGBT+) han llevado ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), de manos de la firma Morgan y Morgan, un recurso que abriría la Caja de Pandora de las calamidades modernas, entre ellas, el mal llamado “matrimonio igualitario” entre personas del mismo sexo; pero de distinto “género (?)” y sentimientos u orientaciones sexuales, como ellos mismos explican.

Desde el siglo pasado, mediante manejos políticos turbios, inspirados en la neomarxista ideología de género, los activistas LGBT+ han logrado confundir, en numerosos países, a magistrados y políticos para obtener el reconocimiento legal del “matrimonio igualitario”. Panamá es uno de los pocos países que se han mantenido firmes ante estos ataques que irrespetan la institución del matrimonio y lo convierten en una burla inaceptable que ofende la memoria de nuestros matrimonios y el de nuestros padres.

Como vicepresidente y canciller del gobierno pasado, Juan Carlos Varela, junto con el entonces representante en la OEA, Guillermo Cochez, lograron detener la maniobra de la organización LGBT+ para imponernos esa política antifamilia. Solamente Varela y el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, se han atrevido a detener ese avance del homosexualismo político en América Latina. El “matrimonio igualitario” no viene solo. El siguiente reclamo es el de la adopción de niños. Se reclama en nombre de la no discriminación y suelen sustentarse con falsos estudios (comprobado) y enfoques antropológicos basados en la ideología de género.

¿Veremos el matrimonio con animales? Sería el paso lógico con las premisas de género. Los beneficios obtenidos en el matrimonio normal, hombre–mujer, pueden obtenerlos la pareja homosexual mediante acuerdos y contratos legales. El matrimonio homosexual es un capricho muy afeminado. Pero, felizmente, no todo es calamidades. Recientemente, en México, la Cámara de Diputados rechazó, 19 votos a 8, la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto de reformar la Constitución para reconocer el matrimonio homosexual. Este rechazo es la primera gran derrota del movimiento LGBT+ en Hispanoamérica. Debe considerarse, también el enfoque anunciado hacia los valores tradicionales que favorecerá el nuevo gobierno estadounidense. La firma Morgan y Morgan atiende su trabajo. Los magistrados han de atender el suyo, cuyo ámbito tiene que ver con el bien común.

Miguel A. Espino Perigault
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es comunicador social.

ImprimirCorreo electrónico

El hongo de la corrupción


Es un fenómeno, una enfermedad contagiosa difícil de curar, es un virus que se propaga, contamina, infecta, intoxica, pudre a la sociedad, a la familia, al hombre mismo, su poder es único, es el hongo de la corrupción que como una nociva y letal bacteria emponzoña a todos los que son expuestos.

Desde hace varios años hemos hablado de este virus. Cada gobierno nos promete amagos tímidos de hacer lo necesario para combatirlo, de buscar y ejecutar, lo que en términos médicos sería la vacuna, el antídoto o en expresión de mi abuela, el remedio o el purgante eficaz contra la peste que amenaza seriamente la salud del Estado y la familia panameña.

Sucede que en Panamá la corrupción es el pan de cada día. No se puede ir a una institución pública a resolver un simple problema o buscar información básica, abierta, publica, que no se encuentre con el funcionario indolente, despistados, que no le interesa realizar su trabajo medianamente eficiente.

Exigen trámites engorrosos, excesivos y documentación redundante que son el caldo de cultivo adecuado para que germine la bacteria, el hongo de la corrupción. Allí aparece la mano amiga que se ofrece a resolver los nudos del sistema que nos ahoga a cambio de unos dólares.

La corrupción es fenómeno nocivo, perverso que afecta al sector público como a las empresas privadas. Es el saqueo del patrimonio del Estado, que va desde el ofrecimiento y la recepción de sobornos, coimas, hasta la malversación y la negligente asignación de fondos y gastos públicos; la subvaluación o la hipervaluación de precios, el tráfico de influencias, el uso de la fuerza pública en apoyo de dudosas decisiones judiciales; las sentencias parcializadas de los jueces; favores indebidos o sueldos exagerados de amistades, familiares a pesar de su incapacidad.

Los concursos, licitaciones públicas amañados, compras de materiales, la indebida o sesgada supervisión o calificación de las mismas; la compra de instrumentos, de armas de mala calidad y una larga etcétera.

Melquiades Valencia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Los diputados, casta privilegiada


En Panamá hay una clase especial que tiende a permanecer separada de los demás en cuanto a privilegios esa la componen los diputados. Hechos de importancia que sustentan el planteamiento:

• Todos los diputados tienen la posibilidad de apoyar a las personas como antes se hacía con las llamadas partidas circuitales. Se le lleva el pedido al presidente de la Asamblea y si él da el visto bueno, se le puede dar subsidio o donativo hasta un tope, pero se puede repetir hasta tres veces en el periodo fiscal de un año.
Donativos a personas (ayuda para gastos varios) hasta $2,500. Gastos médicos hasta $10,000, para estudios hasta $5,000. Otras organizaciones sin fines de lucro hasta $10,000. Apoyo a juntas comunales hasta $15,000; apoyos deportivos para organizaciones hasta $20 mil; apoyos deportivos para atletas hasta cinco mil dólares.

• Cada miembro de la Asamblea Nacional tiene acceso a nombrar personal por contratos hasta por 30 mil dólares mensuales. Aseveración hecha por el presidente de esa entidad.

• Nadie los procesa por supuestos delitos electorales. La Corte Suprema de Justicia en Pleno, ha determinado que es el Tribunal Electoral el ente idóneo para juzgar los delitos electorales, independientemente de quien sea el infractor de la norma electoral, en acatamiento a lo que dispone el artículo 143 constitucional, no obstante, la jurisdicción electoral no hace nada al respecto hoy.

• Los casos contra los diputados en la Corte no avanzan. Ejemplo, el 13 de julio de 2015, presenté una denuncia contra 29 diputados suplentes que cobran remuneración de la Asamblea, pero que además devengan sueldo en el sector público, en violación de la Constitución y ni siquiera se ha admitido esto.

• El contralor no audita las partidas circuitales que administraron los señores diputados en el quinquenio anterior. Se administraron $403,496,332.

• Algunos diputados no asisten a sus sesiones, pero no se les descuenta el sueldo por eso.

• La Asamblea Nacional con la Resolución No. 1 de 2 de julio de 2014, concedió licencia a algunos diputados para ejercer la profesión de abogado para seguir cobrando el sueldo como diputados.
Efecto del privilegio a mi juicio: La consolidación del llamado pacto por la gobernabilidad. Los privilegios antes descritos, no hacen más que cubrir con mácula un deteriorado Órgano del Estado en imagen, por un lado, y, por el otro, saca al descubierto los supuestos encubridores.

Ernesto Cedeño Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es doctor en derecho.

ImprimirCorreo electrónico

Imposible e imprescindible

“Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia”.
Preocuparse por lo que no puedes cambiar no te dará paz. El resentirse, amargarse o el sentirse culpable por cosas que no se pueden cambiar, no te dará paz.

Nos lo dicen, no sólo los textos de ética, sino también la propia experiencia socio-política: sin valores es imposible obtener un auténtico cambio, una verdadera revolución institucional. A lo sumo, se puede lograr con una buena voluntad.

Todos los movimientos transformadores, a lo largo de la historia, han comenzado siempre por plantearse y dar vida a un pensamiento revolucionario plasmado después en cambios substanciales. Frente a la terrible crisis de valores que afecta a todos los estamentos de nuestra sociedad, hay que plantearse las exigencias de un verdadero rearme moral y diseñar, para ello, estrategias conducentes a un cambio en la escala de valores.

Una de las premisas básicas para tener un alto nivel de felicidad es ser fiel a esa escala de valores. Es decir, ser honesto con uno mismo y consecuente con la forma de pensar.

Pero lamentablemente nuestra sociedad está marcada en cierta forma por el relativismo ético, es decir, por el “todo vale” o el pensamiento retrogrado de “son cinco años de rebusca”.

El bien sería interpretado desde este punto de vista como “lo que es bueno para mí” dentro del contexto de una sociedad individualista. Estas son cosas que directamente no podemos cambiar; es un error humano, tenemos muchas contradicciones internas. Por ejemplo, podemos pensar una cosa y hacer lo contrario.
Pero, se hace imprescindible poner en práctica el Código de Hammurabi contra esos gobernantes corruptos, donde se fundamenta que ni un monarca tiene la capacidad de cambiar la ley, porque son leyes escritas en piedra, que deben ser inmutables.

El bien de las personas es el reconocimiento y protección de los derechos humanos: vida, libertad, participación, democracia, soberanía, autoridad, representación del poder, Estado y gobierno, entre otros. Por favor, respetemos este agónico derecho, es lo único que nos queda.

Ernesto Maytín III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es docente.

ImprimirCorreo electrónico

Panamá cosmopolita


Panamá, se conoce como país cosmopolita, en donde las diversas etnias que viven en nuestro suelo patrio forman un arco iris viviente dando paso a que generaciones de extranjeros que se radicaron como consecuencia de la construcción del Canal. Si hacemos un recorrido etnológico, vemos entonces que como consecuencia colonial que nos encontramos con descendientes de españoles en Atalaya, provincia Veraguas, y en La Colorada, Los Santos.

Dentro de las bellezas neoclásicas propias del estilo español se puede observar el patio interior morisco de la Presidencia de la República.

Sin duda alguna, no podemos olvidar los pioneros en intentar unir el Océano Pacífico con el Caribe, los franceses quienes fueron combatidos por la fiebre amarilla, pero nos dejaron como riquezas las formas estructurales de algunos balcones dentro del Casco Antiguo. Entre ellos el edificio de El Gran Hotel, construido en 1874 por el francés George Lowen.

En 1889, lo compró el conde Ferdinand de Lesseps para la Compañía Universal del Canal Interoceánico Francés, más tarde fue vendido a los Estados Unidos junto a la concesión para la construcción del Canal de Panamá. En el 1915, fue comprado por el presidente Belisario Porras, se instaló el Ministerio de Educación, luego Correos y Telégrafos En 1996, se creó el Patronato del Museo del Canal Interoceánico y se da inicio a las obras de restauración del edificio, ya para 1997 se inaugura el Museo del Canal como parte del Congreso Universal del Canal. En la Plaza de Francia, dedicada a los franceses, hallará un área museológica en la que puede leer la rica historia de la construcción de la vía acuática por ese país.

Otra población son los italianos, que bajo la supervisión del arquitecto Genaro Ruggiere construyeron varios edificios, entre los que podemos mencionar el Palacio Municipal, de arquitectura neoclásica, construido en 1910 con su ostentoso acabado de mármol en su portal. Este palacio fue la Casa del Cabildo en la época colonial en cuyo viejo edificio se proclamó la independencia de Panamá de España, en 1821, y luego la separación de Panamá de Colombia en 1903, hoy día es ocupado por el Museo de Historia de Panamá. El edificio del Palacio de Justicia, construido al principios del siglo finalizado en 1931. El lema de su fachada está escrito en latín y significa Justicia y Ley. El Teatro Nacional, 1905-1910, ocupando el sitio del antiguo Convento de las Monjas.

María de los Reyes Ponce
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

No hay certeza de castigo

Es trillar sobre lo mismo. Sin embargo, no importa. Hay que seguir haciéndolo aunque para algunos sea cansón, mientras para otros, entre los que me involucro, tenemos que seguir una y otra vez hasta que algún día probablemente, entiendan que no siempre el fin justifica los medios y que cuando se violenta la ley, hay que pagar por la infracción.

El juega vivo es un síntoma de corrupción. Cuando ignoramos el derecho de otros, así como pasar por encima de las leyes, es señal que estamos haciendo las cosas mal. En fin, vivimos en una sociedad que a diario se la pasa haciendo lo que bien le viene en gana porque sabe que lo más seguro es que no será sancionado. Entiendo que hay muchos jóvenes que en sus hogares y en sus colegios se les ha inculcado la importancia de respetar las normas que rigen sobre la conducta de los seres humanos. Estoy refiriéndome a las reglas que deben regir, tanto sociales como morales, que nos permitan vivir decentemente en la sociedad. 

Reglas elementales que tienen que ver con el saludo obligado, el dar las gracias, pedir las cosas “por favor”, etcétera, pareciera que fueron eliminadas o en todo caso, argumentar ignorancia sobre las mismas para no respetarlas. Es la gran diferencia que existe entre los que prefieren la decencia a la conducta indecorosa. Olvidarnos que debemos convivir como seres civilizados. Hoy, son cuestiones olvidadas. Hablamos a gritos, con facilidad insultamos, preferimos olvidar el respeto que merecen las autoridades, justificamos la grosería e, incluso, en el colmo de esa degeneración, aplaudimos a los que hacen gala de una patanería.

Usted llega a un local comercial, llámese almacén o tienda, exigimos que se nos atienda de inmediato, aunque hayamos llegado de último. Las reglas del tránsito son irrespetadas a cada rato por los conductores, los peatones cruzan por dónde les da la gana aunque existan pasos peatonales. Este es el comienzo. Más tarde nos quejamos de los gobiernos corruptos. De los que llegan para servirse en vez de servir a la comunidad.

Lo peor es preguntarnos a quién podemos responsabilizar, cuando todos al final del camino, unos más y otros menos, somos responsables del desgreño del país. Así de simple, aunque lo más terrible es que en la mayoría de los casos no hay certeza de castigo.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Consultas médicas, vías ‘washap’

La tecnología hoy día está y seguirá revolucionando la práctica médica. Nuevos y más retos nos esperan a los “baby bommer” y a los nuevos colegas.
Dentro de esas herramientas el ‘WhatsApp’ se constituye con cierta frecuencia, muy variable, de envió de consultas, resultados de laboratorios, etcétera.
Para la angustia de algunos pacientes esa vía ayuda a disminuirla aunque no sea la mejor, ni quizás legalmente óptima. Sin embargo, cuando uno posee pacientes de larga data se pueden hacer estas concesiones.

Pero una de las consultas que más allá de síntomas recibo, es la relacionada a medicamentos que el usuario desconoce o duda cuando es prescrita por otro facultativo. Hay interrogantes de su efectividad o seguridad, de interacciones, etcétera.

Creo que, aparte del esfuerzo que realizamos, nuestros pacientes, poseedores de celulares súper-inteligentes, pueden hacer esas consultas directamente. Inclusive, identificar eventos adversos de ciertos medicamentos.

Existen páginas vía internet, como Medline Plus, que ayudan o las propias casas farmacéuticas que ponen a la disposición de los pacientes sus productos donde destacan sus usos, efectos secundarios, interacciones, etcétera.

Igual están PLM catálogo, Drugs.com o Web MD etcétera. Por lo anterior, nuestro consejo es que se desarrolle una disciplina en el paciente a escudriñar en su celular algunas interrogantes cuyas respuestas podrán tranquilizarlo o ilustrarlos frente a esos temas. No siempre hay la disponibilidad de tiempo para poder retornar por estas vías o aplicaciones las respuestas a preguntas.

Con ello el paciente o su familiar ayuda y si aún quedan dudas debe solicitar el apoyo de su médico tratante. En un mundo donde los medicamentos cambian en forma significativa sus nombres comerciales, presentaciones, etcéterea (con principios activos similares) es difícil, aún para el facultativo, conocerlos todos. En esa forma el paciente coadyuva a resolver sus dudas. ¿No lo cree?

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Tercera vía

El diálogo nacional en Venezuela es la última oportunidad de hacer entender a los organismos internacionales y a los venezolanos que la MUD carece de una operatividad seria.

Cuando un país se cae a pedazos es insensato que se esgriman argumentos tan banales como la falta de información y la convocatoria, tal vez el ego de algunos responsables antes de decir que son dirigentes. La MUD y el Gobierno juegan a la política.

La Conferencia Episcopal por petición de Roma convoca a una primera conversa sobre el daño que se le está haciendo a los niños, a los enfermos, a los que salen de madrugada a hacer colas y, sobre todo, a los que sobreviven. A una mesa de diálogo. Y no van.

Por otro lado, el silencio administrativo. Temor a un referéndum.

¿Qué se creen estos hijastros de la República? ¿Quién les dijo que el país es de ellos? ¿Cuáles son las condiciones cuando hay hambre? ¿Qué están esperando? ¿En cuál escenario quieren hablar?

La MUD no nos representa, no en Margarita, ni en la tierra de Torrijos si Panamá se hubiera propuesto como mediador. Ni en España, ni en la República Dominicana. No se pueden poner condiciones para acabar con la hipocresía, la mentira. Y la cobardía. Se puede ceder a dialogar cuando ves a los hogares y a tus hermanos con menos oportunidades hacer cola para comprar un pan.

Los actuales políticos son una vergüenza y, por lo tanto, debe existir una tercera vía. Alguien que les diga sin tanta ambición por el poder y sus dinámicas que se debe encontrar un punto en común.

Es el momento de flexibilizar las posiciones o ponderar las alternativas no frente a nuestro destino institucional, sino como nación hemos estado sometidos a decisiones políticas. Los gestos de los derechos por encima de los deberes.

Una tercera vía que resuelva entre nosotros los que elegimos y que no elegiremos más a la ignorancia, ni al cinismo, ni al ego, ni a la falta de comunicación de la derecha, ni de la izquierda. No cambia un país con un cambio de gobierno. La pobreza es mental, la escasez es moral, para no insistir en la comida que nos hace tanta falta a los venezolanos de ya esta tercera vía que se esta formando.

*El autor es abogado.

Ricardo Corro Paolini
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ImprimirCorreo electrónico

¿Estamos criando jóvenes inútiles?

Nací en la década de los 80 y aunque no soy tan vieja, sí viví la época en que los padres eran más estrictos con sus hijos, en la cual para obtener lo que queríamos, primero debíamos ganarlo con un buen comportamiento, acompañado de buenas calificaciones.

Recuerdo muy bien que no era necesario un regaño, con una simple mirada de “si no lo haces ya verás el chancletazo”, entendíamos y corríamos a hacer lo que ellos querían sin “refunfuñaderas” y mucho menos enojos.

Por lo general, en las familias de antes había más integrantes, lo que significaba más logística por parte de los padres, así que existían reglas puntuales que se debíamos cumplir en el tiempo y el orden cómo lo decían. Además, compartíamos la ropa y zapatos, es decir, los más pequeños heredábamos de los mayores sin problema, porque cuidábamos lo que nuestros padres con tantos esfuerzos nos daban.

Veo que hoy en algunos hogares los que mandan son los hijos, les levantan la voz a sus progenitores y éstos corren a complacerlos; en el peor de los casos hay hasta insultos y golpes de por medio, soy testigo de esas pataletas.

Como los padres no tienen tiempo para educarlos los premian desde muy pequeños. Tienen mucha ropa en el armario y, a veces, ni siquiera la usan, no comparten cuartos con nadie y derrochan lo que sus progenitores les dan. Cuando pasa el tiempo y obtienen un título, no aportan un real en los gastos del hogar y todo lo ganado en sus salarios lo invierten en fiestas, marcas y paseos, sumado a esto, tienen los mismos privilegios y el respaldo de quienes le dieron la vida. Los padres cometen el error de dejarlos romper las reglas de la casa, y hasta le hacen frente a los problemas de sus hijos, pues siempre los ven como pequeños, es una sobreprotección que no los deja afrontar la vida como debe ser. Error.

Los padres son los únicos culpables de educar a irresponsables y acomodados que no aportan nada al país. Hay que dar el ejemplo que nos dieron quienes ahora son abuelos y dejar de criar chiquillos malcriados y chantajistas, que con un berrinche quieren ganarse todo sin grandes esfuerzos. Ninguna persona es más perjudicada que la que formará parte de las futuras generaciones; después les tocará luchar contra el mundo sin respaldo y caerán poco a poco al abismo, algunos terminan en actos ilegales. ¡Ojo padres más educación y menos complacencia!

*La autora es periodista en Metro Libre.

Karoline Santana
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ImprimirCorreo electrónico

El populismo punitivo

De manera reciente y al compás del aumento de la criminalidad en nuestros países latinoamericanos, y de manera diversificada, han surgido tendencias políticas y legislativas para lograr el aumento y la dureza de las penas. Esto naturalmente va de la mano con la acción mediática que vierte a la luz pública todos los sucesos de violencia y hechos criminales, muchos en la actualidad, aberrantes. En general, ha perdido vigencia el modelo basado en la resocialización dando paso al populismo punitivo cuyo fin es el de incapacitar a los delincuentes.

El autor Bottoms (1995), señala que los gobernantes utilizan el populismo punitivo, el cual integra medidas como el endurecimiento de las penas para la reducción del delito y que estas penas refuerzan el consenso moral de la población. Se acciona políticamente en función de la toma de decisiones que definitivamente son del agrado de la población También puntualiza el autor que este sistema produce beneficios o ganancias electorales. El populismo punitivo en su ejercicio, hace creer que el endurecimiento de las penas es la solución correcta para confrontar la violencia y la criminalidad.

En Panamá en varios períodos, se han tratado de endurecer las penas y en cierta medida algunas han sido incrementadas. En nuestros centros penitenciarios se realizan programas de rehabilitación y reinserción de los internos que frecuentemente deben ser evaluados. Hay que mejorar las condiciones socio-económicas de las llamadas zonas de riesgo social mediante políticas, estrategias y programas integrales enfocados en núcleos familiares y comunidades para el mejoramiento de la calidad de vida de sus pobladores. Sin embargo, en el país con el sistema penal acusatorio se han introducido medidas alternas para la resolución de conflictos diferentes a la vía judicial. Entre ellas tenemos la mediación penal, acuerdos, conciliación, desistimiento, y la suspensión condicional.

Este sistema descarga un poco el sistema penitenciario al permitir optar por otras soluciones en la que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo definitivo. Creemos en la evaluación de los programas de rehabilitación y reintegración, pero con un presupuesto adecuado que permita su realización correcta con el personal profesional idóneo y con los equipos especializados necesarios.

*Criminólogo.

ImprimirCorreo electrónico

Los tres mandamientos del periodista

Hablando a los periodistas italianos, recientemente, el Papa Francisco ha dicho de ellos y de todos, que podrían considerárseles como frente a “tres mandamientos” a ser tomados en cuenta al desarrollar nuestra labor. Estos mandamientos son: “Amor a la verdad, vivir con profesionalismo y respetar la dignidad humana”. Advierte que no son exclusivos para el periodista, ya que corresponden a todas las profesiones y actividades humanas. Pero, añadió que el papel del periodista es de gran importancia y responsabilidad, pues “de alguna manera este escribe el primer borrador de la historia”. Amar la verdad significa no solamente amarla, sino vivirla, atestiguándola con el trabajo”. Y, añadió: “La cuestión no es ser o no ser creyente, sino ser honesto consigo mismo y con los demás”.

El segundo mandamiento –vivir con profesionalidad– es “comprender el sentido profundo del trabajo propio”, esto es, “no someter la profesión a la lógica de los intereses partidistas, ya sean económicos o partidistas”.

El tercer mandamiento nos recuerda el respeto a la dignidad, de difícil manejo. La crítica que el periodista de opinión pueda hacer es legítima y necesaria, como lo es, también, la denuncia del mal; advirtiendo, no obstante, que deben hacerse “respetando al otro, su vida y sus afectos”· “Ustedes los periodistas deben recordar cada día a todo el mundo que no hay conflicto que no pueda ser resuelto por las mujeres y los hombres de buena voluntas”, recalcó el Papa.

La historia de nuestro periodismo y de nuestros periodistas es honorable y de alta distinción, incluso a nivel continental, desde sus inicios en el año 1821 y a lo largo del siglo 19 hasta la fecha. Esta rica historia debe servirnos de inspiración, reflexión y estímulo, sobre todo ante los cambios tecnológicos y culturales amenazadores.

El periodismo a nivel mundial está en crisis. Ha perdido modelos que sirvieron de aceptables ejemplos. El relativismo y la ideología de género, perdidos en ese grave error del entendimiento, han acelerado el hundimiento del periodismo en todos los vicios, para la confusión de los periodistas, como se comprueba en muchos países anteriormente respetados por su periodismo sano. Nuestro país no se libra del mal periodismo y de malos periodistas. Sin embargo, es justo reconocer que, todavía, tenemos algunos medios y, sobre todo, con mayoría de periodistas responsables, que cumplen los tres mandamientos especiales señalados por el Papa Francisco.

*El autor es comunicador social.

ImprimirCorreo electrónico

Periodismo, el mejor oficio del mundo

El título de esta columna es la visión de Gabriel García Márquez de la profesión que ha sido objeto de debate en las redes sociales, dentro de la celebración del día del periodista. Colegas debatían acerca de su misión y de la realidad -a veces ajena- a ese ideal de ser la voz del pueblo y pilar del desarrollo de la sociedad, concebido en las aulas universitarias, que nos lanzó al mundo con espíritu quijotesco.

Las funciones del periodismo -nos grabaron- eran informar, orientar, educar y entretener. A medida que conocimos su influencia, entendimos la denominación “cuarto poder”. Los dueños de medios, empresarios y políticos, nos aterrizaron en que este es un negocio, además lucrativo, aún a costa de la ética y de lesionar la libertad de expresión.

El escritor y periodista polaco Ryszard Kapuscinski lo resume así “cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante”.
Gracias a la tecnología y a las redes sociales, cada vez más profesionales se vuelven empresarios buscando contrarrestar este desequilibrio, pero la mayoría todavía depende de un empleo, y quien paga manda.

Un buen periodista debe estar informado, saber dicernir, dar a conocer las dos caras de la moneda, formarse de manera integral, ser exigente consigo mismo, orientar con honestidad y ser un relator analítico. De lo contrario, caeríamos en la premisa de Joseph Pulitzer, “una prensa cínica, mercenaria y demagógica producirá un pueblo cínico, mercenario y demagógico”. La de la periodista italiana Orianna Falacci, en cambio, catapulta la profesión. ¿Qué otro oficio permite a uno vivir la historia en el instante mismo de su devenir y también ser un testimonio directo?

Pero, entre tantas frases que definen el oficio, también para mí el mejor, me quedo con otra de Kapuscinski: “Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos.

Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias.

Y, ¡por supuesto! con la de Rosa Montero, “el periodista debe tener ambición. Ambición de escribir bien, más allá de lo circunstancial y lo efímero”.

*Comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Prevención comunitaria por facilitadores judiciales

Desempeñar una labor voluntaria al servicio de la comunidad es una realidad en Panamá. Existe un grupo de panameños, mil 247 para ser exactos, de los cuales el 56% son mujeres, que se han convertido en auxiliares de la justicia, a ellos se les conoce como facilitadores judiciales.

El rol de un facilitador judicial se centra en ser un líder con vocación de servicio, es seleccionado por su comunidad y supervisado por el juez municipal. Su labor representa el desinterés por servir y la voluntad de superarse.

En Latinoamérica se han unido ocho países (Argentina, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay) para implementar el Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales, una alianza pactada entre representantes de las Cortes Supremas de Justicia y la Organización de los Estados Americanos que tiene como objetivo el acceso a la justicia de las personas en estado de vulnerabilidad.

El inicio de este programa se remonta al 2008. En aquel momento se firmó un convenio de colaboración entre el Órgano Judicial y la Organización de los Estados Americanos, que tenía como norte crear el Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales Comunitarios, para superar barreras administrativas y legales que han obstaculizado el efectivo acceso a la justicia para ciudadanos en condición de vulnerabilidad.

Ocho años después el programa tiene presencia a nivel nacional y tiene historias inspiradoras. En los primeros ocho meses de este año 2016, los facilitadores judiciales han atendido 15,228 orientaciones, 8,681 acompañamientos, 2,685 mediaciones y han remitido 6,466 casos a las autoridades. Estadísticas dignas de admirar si resaltamos que es una labor voluntaria realizada por panameños que ofrecen información valiosa y un acompañamiento, que se traduce en ahorro de tiempo, recursos y energía.

Para Imelda Amador, gerente de País del Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales de la OEA, el rol de los facilitadores judiciales activa la participación ciudadana en la resolución de sus propios conflictos, aporta a la prevención para la seguridad y facilita el acceso a la justicia a miles de personas de escasos recursos. Numerosas son las personas satisfechas por la labor realizada por el facilitador judicial de su comunidad.

*La autora es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Época de dar o recibir

La educación de padres a hijos de los últimos años está dejando mucho qué desear. El comportamiento de los “adultos” ha llegado al punto de ser vergonzoso y, por ende, igualmente, sus descendientes siguen esos pasos.

Durante el mes de noviembre se culpa al sistema educativo de la falta de conocimientos de los jóvenes de las fechas y hechos importantes, pero cuánto sabe usted de esos momentos, qué tiempo se ha tomado para hablar con sus familiares de las celebraciones patrias en lugar de preparar los atuendos que lucirá durante una celebración que ni usted sabe de cómo surgió. Sabe acaso qué significa el rojo, blanco y azul, cuál es la manera correcta de colocarse la pollera o, por lo menos, el significado de los tembleques. Si en la escuela no le dieron esa orientación a su vástago, lo mínimo que puede hacer en buscar la información en un libro o desde su teléfono inteligente.

Mientras está pasando sus días de descanso en la playa o visitando a su familia tómese el tiempo de explicarles a las personas que le importan lo que simbolizan estos eventos. Hágalo por “Amor a la Patria”.

De la misma forma, luego de las llamadas Fiestas Patrias, incluso en medio de una y otra fecha, serán muchos los padres que aprovechan para adelantar las compras navideñas, entre ellas los obsequios, ahora, se ha sentado por lo menos un instante a pensar en cuál es el mejor regalo para su hijo. Y no hablamos de lo más actual, o su personaje favorito ni siquiera de lo último en tecnología. Es ese regalo que recordará siempre, ese detalle que recompensará un año de trabajo arduo en el aula de clases, su buen comportamiento dentro y fuera de casa.

No retribuya las groserías, los fracasos escolares, la falta de empatía de sus hijos solo porque es moda, porque es época de dar, porque es Navidad o porque los demás tienen; sería bueno que le inculque las ventajas de ahorrar, que entienda lo que simboliza dar a quién más lo necesita y se lo merece, que aprendan que los buenos y malos actos se toman en cuenta. Y si fue un buen niño o niña, compre solo lo que necesita, lo que le divierta, sobre todo, aquello que lo ayuda a ser una mejor persona. Una buena opción es buscar una fundación o actividad que le permita ayudar a otros.

Un hecho vale más que mil palabras y es mejor es dar que recibir.
*La autora es periodista en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

El periodismo para los periodistas

Dentro de dos días celebramos otro Día del Pediodista y, como cada año, volveremos a ser la mejor profesión del mundo, los sacrificados, los más inteligentes y demás hierbas aromáticas. Cada año ocurre, pero quienes nos forjamos en estas lides, debemos mejorar para no caer en ese juego de creernos esos cantos de sirena y tampoco pretendernos superiores a los demás, pero si reconocer que muchas de las falencias de esta labor está en lo poco que invertimos en ser autodidactas. La universidad no lo da todo.

Igualmente, si seguimos en la oscuridad de la ignorancia, es decir, si no nos preparamos a conciencia para tratar determinado tema, no redactamos correctamente o lo hacemos con errores ortográficos, ¿cómo vamos a defender nuestro trabajo profesional? Quiero explicar con esto que en algunos canales de televisión, emisoras y medios impresos hay quienes, sin haber pasado un día en una facultad para formarse como reporteros o haberse leído un buen libro, porque dependemos de la lectura para engrosar nuestro léxico, buscan ejercer de periodistas.

De esta forma, algunos camarógrafos se han hecho reporteros, igual fotógrafos o hasta secretarias. ¿Será que desempeñan mejor labor que alguien que estudió en una universidad? Hay abogados, nutricionistas, médicos, meteorólogos y un montón de etcéteras que ocupan y se ocupan de un trabajo que debe ser nuestro.
Por eso insisto en que debemos ser autodidactas, tener en la lectura a nuestra mejor aliada porque me ha tocado leer, oir o ver en televisión cualquier cantidad de ‘horrores’ ortográficos, muletillas eternas y términos o nombres de lugares inventados porque se desconoce cómo se escribe o se llama determinado sitio.

Otra cosa, hace poco, para ser más preciso el 27 de octubre, el Consejo Nacional de Periodismo instaló su ‘Comité de Ética’, el cual quedó presidido por Atenógenes Rodríguez. Si es un órgano de autoregulación, en ética informativa sobre la labor que efectúan los medios de comunicación y, por ende, los periodistas, ¿por qué en dicho grupo de cinco miembros hay un abogado y una empresaria? O sea, ¿podría alguien explicar por qué la labor periodística la inspecciona quien no tiene que ver con el gremio? ¿Habrá algún periodista en el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados? Creo que no. ¿Hasta cuándo el irrespeto? El periodismo para los periodistas.
*El autor es editor en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

Pan sucio e interpretaciones

El obispo panameño José D. Ulloa una vez más hace una crítica contundente a la corrupción como endemia nacional. Más allá de su valerosa homilía recuerda a todos los panameños las secuelas inhumanas de practicar cualquier tipo de corrupción.

Utiliza una pequeña metáfora del Papa Francisco cuando habla del” pan sucio”, que llevan a los hogares, los corruptos. Ese mensaje quizás entró y salió del cerebro (sobre todo la amígdala cerebral) de los asistentes y de quienes hayan leído sobre el tema.

Llama la atención que cuando se hacen fuertes críticas a la corrupción, no es noticia destacada por algunos medios. Observen y analicen cada uno de ellos. Hay excepciones. Eso indica que respetan las diferencias creencias religiosas o no les conviene esa prédica cívica.Ellos sabrán. Igual algunos no destacan con entereza las desigualdades socio económicas de el mundo y Panamá. Son muy reservados.

Se erigen como defensores de la democracia pero solo en temas que a ellos les conviene. Otro temita del momento, es la devolución de la segunda partida del décimo tercer mes desviada primero a proyectos de viviendas y luego al Programa de Invalidez ,Vejez y Muerte, hasta retornar a sus beneficiarios: los trabajadores.

El decreto que establece el XIII mes, #221 de l971, con claridad establece que esa partida es para el trabajador y luego introduce el parágrafo de la segunda partida para programa de viviendas. Se hicieron otras reformas hasta volver al trabajador sus tres décimos , con exposiciones de motivo que reconocían injusticias en esos pagos .No sé si las viviendas se construyeron y el Banco de los Trabajadores, Como se redactó en una de esas revisiones.

Si se es legalista puro, cuando conviene, se podría explicar la posición del MEF. Sin embargo, ese mismo Decreto (221) es portador de una paradoja, para llamarle así, cuando reconoce las tres partidas para el trabajador y luego toma la segunda para proyectos de viviendas.

Creo que el espíritu de este décimo es que llegase en su totalidad al trabajador, como ayuda directa a sus penurias, aún existentes y quizás peores. En ese entonces existían al menos el Ministerio de Trabajo y Bienestar social que sería en principio el encargado de estas construcciones con su presupuesto. No sé cuánto de los miembros de la Junta Provisional de Gobierno aún viven, pero es interesante preguntarles por esa “tésis-antitésis”. Reconocemos que la sumas alcanzan varios millones, que si se buscan con detenimiento aparecen. Solo es hacer prioridad. Y ahorrar en gastos innecesarios.

Si esta esperanza acrecentada por la reciente decisión de la Asamblea desaparece, más allá del costo intangible, habrá otro de costo social.
Reflexionen gobernantes y juristas.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Linaje de patriotas

Hace poco estuve caminando por el pueblo de Antón, aquel que vio nacer a mi padre y donde se asentaron familias ilustres: Patiño, Ponce, Aguilera, Bernal, Véliz y otras que toman parte en la historia de Panamá. Frente a la iglesia que acoge al Cristo de Esquipulas, que visitamos mientras mi abuela vivió, llegaron a mi memoria pasajes contados por mi padre, quien pese a su modestia sentía orgullo de su linaje de patriotas.

En mi niñez escuché, innumerables veces, como mi apellido estaba amalgamado a Antón y a educadores y dirigentes liberales que aportaron su cuota de sangre en la lucha por mejores días. También, al surgimiento de la república, a la guerra entre liberales y conservadores, a Victoriano Lorenzo y a Belisario Porras. Figuras que conocí a través de los relatos de mi padre, antes de ir a la escuela. Heliodoro Patiño R., miembro de la Constituyente de 1904; Manuel Patiño, Diputado; Alfredo Patiño Rangel, Diputado y Gobernador de Coclé; ‘Lolito’ Patiño, Alcalde de Panamá; Manuel V. Patiño, ministro, Galileo Patiño, educador y escritor, figuran en los libro de historia. Sus descendientes siguen destacándose en las letras, la política, la ingeniería, la docencia y otras ciencias, haciendo patria.

Mi tía Teresita solía hablar de su abuelo, Manuel Patiño Núñez, emparentado con el cartagenero Rafael Núñez, político y escritor que ocupó el cargo de Presidente de Colombia. ¡Cuántos recuerdos en este mes de la patria! La Revista Lotería, de Octubre de 1962, dedica dos páginas a mi abuelo Alfredo, a quien el inolvidable Jorge Conte Porras incluyó en su Diccionario Biográfico de Panamá. Alfredo Sinclair Jr. ĺe denomina viejo caudillo, que ostenta el grado de Coronel tras muchos sacrificios y “una hoja de servicios limpia de toda mácula”, en nota sobre el centenario de Coclé. Simeón C. Conte hizo la esquela que lo describe como “un genuino caballero, no sólo ante la sociedad … sino también en los vaivenes de nuestra política criolla tan árida y mezquina”.

Mi abuelo participó en la Asamblea Nacional de 1914-1918 que creó los códigos Civil, Penal, Judicial, Comercial, Administrativo, Fiscal y de Minas, en el apogeo del liberalismo panameño. No obstante, los Patiño merecen que los historiadores les hagan justicia, porque. como diría Porras “Se nos atribuye a los panameños la característica nacional, de no ganar ni perder reputación, y esto es realmente triste, porque en materia de honra hay que distinguir entre quien la tiene, quien la ha perdido y quien no la ha conocido jamás.”

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

No es cantidad, es calidad

Con la llegada de los hijos también vienen las responsabilidades, una de ellas es dar inicio a la vida laboral si anteriormente no lo hicimos, esto no con el objetivo de obtener mayores riquezas sino para poder brindarle a esa criatura una vida cómoda.

Pero muchas veces el afán del trabajo nos impide pasar el cien por ciento del día en el hogar con nuestros hijos. Llegamos a casa en horas de la tarde o la noche completamente agotados y dedicamos poco tiempo de atención a nuestros sucesores, lo que para unos resulta algo simple y sin importancia, pero para otros es un gran obstáculo y sacrificio.

Pero, ¿cómo podemos lidiar con el trabajo y el tiempo que dedicamos a nuestros hijos? Una vez escuche que de nada vale estar las 24 de horas del día con los niños en casa, si no invertimos el tiempo en cosas positivas, de nada vale estar con ellos si no los escuchamos, si no los entendemos, si no le damos cariño a través de pequeñas acciones como un abrazo o un beso, aunque parezca tonto y creamos que no lo necesitan, siempre es necesario.

Es por ello que comprendí que el tiempo que dedicamos a nuestros retoños no se basa únicamente en la cantidad, si no en la calidad, hacer que esas pocas horas diarias que destinamos a ellos sean las más provechosas y llenen el vacío que no podemos llenar mientras estamos ausentes. De esta manera, logramos que ambas cosas se mantengan en total equilibrio.

Esto aplica no solo con los hijos, también se puede aplicar con el resto de la familia que esperan ansiosos nuestro regreso a casa, llegar siempre con una sonrisa y con miras a dar siempre lo mejor de mí, a pesar de no haber tenido un buen día en el trabajo, pese al estrés y al cansancio, ofrecer siempre un tiempo de calidad reemplaza la ausencia que dejamos durante todo la jornada.

La vida se nos pasa sin darnos cuenta y no vale la pena desvalorizar el más mínimo momento con nuestros seres queridos, todo se trata de ir por un camino sembrando semillas del bien para que en el futuro cosechemos los más grandes frutos, a pesar de la fatiga laboral que vivimos a diario.

Yessika Calles
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*La autora es periodista en Metro Libre.

 

ImprimirCorreo electrónico

En Panamá, ¿no quieren ser negros?

“Yo conozco mis derechos”, decía el chico mientras la estilista lo peinaba, “la próxima vez que mi jefa me presione para cortar mis trenzas le diré que no tengo nada que discutir con ella, que me remita a su superior”, molesto refutaba el joven mientras trenzaban su cabello.

La estilista también, algo molesta, contaba una anécdota en que en un trabajo la encargada del local le decía que sus trenzas eran sinónimo de “cochinada” y que debía alisarse el cabello.

“Por eso cuando viene la gente blanca y chola, para el mes de la etnia negra a pedirme que les teja el cabellos les digo que no... son hipócritas, durante todo el año nos discriminan y vienen hacer su papel”, agregó la estilista. Esto me hizo reflexionar sobre sí, realmente, se ha erradicado la discriminación hacia la raza negra.

Pese a que en nuestro país mayo es atribuido al mes de la etnia negra, aún persisten las denuncias de racismo por la forma en que habla, viste o peina su cabello el negro. Muchos de los subalternos son obligados en algunas empresas a cambiar sus raíces para imitar la que es etiquetada como la raza superior blanca.

Me pregunto, ¿qué pasa en un país dónde más de la mitad de la población es negra? Pese a que las últimas cifras Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, estima la raza en sólo un 14.9%, dijo en su momento el líder afropanameño Alberto Barrow en una entrevista con EFE. ¿Será que en Panamá no quieren ser negros?

Las entidades del Estado no se salvan de estos casos y, aunque son furtivos, ocurren. Recientemente, una funcionaria negra denunció ser objeto de discriminación en la propia Defensoría del Pueblo, entidad que se supone que debería defenderla. Incluso, en los propios libros de historia de nuestra nación omiten gran parte de la participación que tuvieron los negros en la construcción tanto del ferrocarril como del Canal de Panamá. Hay lugares inclusive en que prohíben la entrada de negros y, si entras, te miran por encima de los hombros.

¿Existe o no el racismo? ¿Qué hacemos para que esta situación sea erradicada? La verdad es que nada. Hay ocasiones en que tristemente las personas de color discriminan a su propia gente. “Te prohíbo que salgas con ese negro, hay que mejorar la raza”, dicen algunos ignorantes.

Lucy Garcés Évila
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*La autora es periodista en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

Una sociedad con poca cortesía

Es muy agradable llegar a un lugar decir buen día y que te respondan o que alguien llegue donde estés y te salude con buena tarde o buena noche. De esto queda poco, rara vez se practica. La gentileza debe ser una regla de protocolo, sin importar cuáles sean las condiciones de la persona o las circunstancias.

Interactuar con la sociedad cada vez es más complejo, algo que debería ser sencillo, se ha convertido en un campo de batalla. Si bien no es fácil trabajar, viajar y vivir juntos porque cada persona es diferente; algunos competitivos, con poca paciencia, rencorosos; en otras ocasiones quienes se sienten cansados, de mal humor, enfermos, felices hay que saber tener bondad para sobrellevar la rutina diaria sin entrar en conflicto con los demás y sobre todo tener un poco de amabilidad.

Una simple sonrisa, un tono de voz amable, un interés genuino por ayudar, una mirada cordial o un gesto de simpatía, son todos signos de benevolencia y consideración que renuevan la fe en los seres humanos. La cortesía es una forma de comunicación interpersonal que transmite nuestros más finos sentimientos. Por el contrario, el comportamiento rudo, la actitud grosera y la negación de un favor, son actos que provocan reacciones agresivas.

Tristemente la sociedad moderna vive de prisa, preocupada y muy ocupada para poner atención a las necesidades del corazón. Cuando se sale por las avenidas se siente como si nuestra época y cultura están penetradas por la violencia y la agresividad, porque las personas no son capaces de pedir permiso o disculpas, en ocasiones te empujan como si fueras un objeto y ni siquiera se detienen a preguntar si te lastimaron o a ofrecer disculpas.

En las personas que van en sus autos también se nota la casi poca o nula cortesía, pues hasta sacan a relucir armas o se bajan de sus autos a discutir simplemente porque el otro conductor no se detuvo o lo rebasó desordenadamente. Incluso con los peatones son poco considerados cuando deben cederle el paso.

Nadie quiere tomarse un minuto para ser amable con los otros conductores. Como bien lo dijo Theodore Roosevelt, expresidente de EE.UU., “la cortesía es un gesto de dignidad, no de sumisión”. Por lo tanto, debemos ponerlo en práctica así conviviremos mejor como sociedad y nada perdemos, por lo contrario, ganamos como individuo.

Thailyn Jiménez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ImprimirCorreo electrónico

Educación: una crisis inacabable

Hablar del tema educativo en nuestro país provoca una evidente sensación de frustración. Y es lógico que esto suceda frente a la evidente incapacidad de las autoridades del sector en primera instancia, al no enfrentarlo de manera integral y con honestidad. Pareciera que los gobiernos de la nueva era democrática no han podido encontrar líderes genéticamente capaces de solucionar o, al menos, reinventar una fórmula que nos permita un cambio. Lo único cierto es que las acciones realizadas van desde tímidos esfuerzos hasta la desleal indiferencia.

Una grave situación en que poco se ha intentado en el afán de alcanzar objetivos que nos coloque, en este mundo globalizado, al menos entre los países que caminan por la ruta correcta. Es decir, no existe una verdadera seriedad entre los que tienen que buscar una solución. Hasta ahora, nos quedamos con la sensación de lo mismo de siempre; buenas intenciones, promesas y, porque no decirlo, 'mucho show mediático', pero todo ha sido puro ruido y en realidad no ha ayudado a determinar cómo erradicar el problema de raíz.

En los últimos tiempos, reitero, han intentado de todo. Desde la entrega de computadoras, internet gratuito a nivel nacional y la beca universal. Inexplicablemente, este último beneficio no le exige ni siquiera notas aceptables a los estudiantes, por no decir excelencia en su desempeño escolar.
Y si quisieran decir lo contrario, las cifras al final nos brindan la radiografía de tanta incapacidad. En lo que va del año se han pagado $181 millones en la beca universal y aún así, durante el primer trimestre escolar del presente año, se registraron 183 mil estudiantes fracasados. Y pareciera que a corto plazo no existe esperanza alguna. Es cierto que hay plena conciencia sobre el problema. Incluso, que lo primero a hacer es eliminar la exagerada burocracia en el Ministerio de Educación e igual, atacar la corrupción e ineficiencia.

Una situación que se repite año tras año, a lo que hay que sumarles las malas condiciones de los planteles, la falta de implementos, así como el pago atrasado de salario a los educadores. Finalmente, reconocemos el esfuerzo de organizaciones cívicas que enfrentan el tema a través de conferencias, foros, etcétera. Sin embargo, es probable que en toda esta tarea al final no se ha tomado en cuenta al factor principal; o sea a los estudiantes. Estoy seguro que ellos también tienen su verdad y se necesita escucharlos.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

El poder del pensamiento positivo

“No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas”, Paulo Coelho.

Basándome en algunos estudios psicoanalíticos, las personas felices parecen tener una cualidad especial que los hace capaz de vivir una vida más plena comparadas con las demás personas. Esta cualidad es el optimismo y el pensamiento positivo del día a día.

Luego de mi divorcio aprendí que esta cualidad se puede cultivar. Podemos aprender a ser una persona más segura, optimista y que desarrollemos el poder de la mente positiva. “Simplemente cambiando de mentalidad podremos lograr los cambios que tanto deseamos”.

Mediante la Ley de Causa y Efecto, si practicamos lo que hacen las personas positivas, nos sentiremos igual que ellas, y seguramente lograremos los mismos resultados y disfrutaremos de una actitud positiva de la misma forma en que ellas lo hacen.

Así que una vez más, el secreto radica en nuestra mentalidad. Todo cambio comienza por el interior y luego se manifiesta en el exterior; no tratemos de forzar las cosas desde afuera.

Siempre ver el lado positivo de las cosas. Sin importar lo que pase, debemos sacarle algo positivo de esa experiencia.
Tomar la resolución de ser felices a partir de ya y veremos cómo cambia nuestra vida. Decidirnos a ver el vaso medio lleno en vez de ver el vaso medio vacío, y agradecer por las bendiciones que hemos recibido.

¿Cuándo aplicar una actitud positiva?, es muy fácil tener una buena actitud cuando las cosas van bien; pero cuando las cosas van por el camino incorrecto es allí, cuando debemos aplicar una actitud positiva.

Eso nos asegura que las cosas cambiarán a nuestro alrededor.
Finalmente, decretar a ser más alegre, buscando en los demás sus virtudes en vez de buscar sus defectos.

Ernesto Maytín III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es docente.

ImprimirCorreo electrónico

Tomemos conciecia

A menudo nos encontramos paralizados ante la pregunta: ¿qué puedo hacer yo, en mi vida diaria, para ayudar al planeta? No es fácil. El cuidado del medio ambiente es un asunto global, como se ve claramente con el cambio climático, sin ir más lejos, pero las acciones deben ser locales. Por otra parte, no sirve de nada que unos traten de llevar una vida ecológica si otros no lo hacen, sean empresas, Gobiernos o particulares.

El cuidado del medio ambiente no entiende de color político, ni de clases sociales, ni de países ricos o pobres porque nos afecta a todos, algo que muchos líderes mundiales, políticos y empresarios se niegan a ver. Todas las facetas de nuestras vidas están relacionadas con el medio ambiente: desde la alimentación al transporte, pasando por el uso de la energía o la gestión de los desechos. Precisamente sobre esto último quiero hablar, la basura. Esto forma parte de una batalla constante que se ve a diario en las comunidades.

Mientras unos hacen la tarea de recolectar los desperdicios y arrojarlos en los lugares indicados, otros no tienen consideración y arrojan la basura en las calles, ríos o quebradas, afectando al entorno y provocando estancamientos que derivan en inundaciones en muchas viviendas cuando caen fuertes aguaceros.
Otro problema son las quemas de herbazales y de cables para sustraer el cobre, además de la tala de árboles. Tanto el primero como el segundo, provocan enormes columnas de humo, lo que termina ocasionando contaminación. La práctica de la quema de estos cables despide un humo altamente tóxico y, por ende, dañino para el medio ambiente y, sobre todo, para las personas que están expuestas a su inhalación.

En la vida diaria, cada persona debe responsabilizarse de la energía que consume, la acumulación de los desechos, así como el consumo del agua y el cuidado de los alimentos que son imprescindibles dentro de cada seno familiar.

Es lamentable recorrer algunos barrios, muchos de ellos sin un depósito para recolectar la basura, lo que hace que las personas se vean obligadas a tirar los desechos a orillas de calle, mientras los conductores hacen malabares al volante para esquivar las bolsas.

Esto provoca que los sedimentos atraigan las ratas y otras alimañas. El Gobierno central junto a las autoridades de los diferentes distritos y los moradores deben crear un plan para el cuidado ideal del ecosistema.
*El autor es periodista en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

¿Persecución política?

Me molesta, hasta la indignación, el argumento de algunos miembros de Cambio Democrático (CD) de la trillada “persecución política” como defensa ante las graves acusaciones o investigaciones que, sobre casos de presunta corrupción, pesan sobre algunos de ellos o exfuncionarios del Gobierno anterior.
A mí y, casi con mucha seguridad, a la mayoría de los panameños nos parece una endeble base con la que pretenden defenderse y con la cual no creo que puedan convencer a muchos. ¿Persecución?

Ahora no recuerdan cuando su “líder”, el autoexiliado expresidente Ricardo Martinelli, amenazaba con sacarle un dossier a quien fuera en contra de sus órdenes o cuando insultaba a a cualquiera través sus redes sociales.

Pese a la queja casi diaria, ni abogados, ni quienes llevan la voz cantante en las protestas que han protagonizado, han podido encontrar, ni por supuesto, presentar las pruebas de lo que argumentan y denuncian: “persecución política”, pero ¿de qué tipo?

Estoy seguro, de que si llegan a leer este escrito, sé que dirán que le hago el mandado a Varela o a alguien de su entorno, pero sepan que jamás he estado inscrito en partido político alguno, no soy admirador de corrientes políticas ni del PRD, ni del panameñismo y menos de CD.

De hecho, en una entrevista en la Presidencia de la República, a inicios del Gobierno de Martinelli, con el secretario de Comunicación del Estado de aquel entonces, se me ofreció un puesto en un ministerio con la condición de inscribirme en CD, pero rechacé la oferta. Jamás necesite pertenecer a un grupo político para buscar el sustento de mi familia.

Vuelvo al tema de las protestas y vigilias por los “presos políticos”, como también le llaman a los detenidos preventivamente, supuestos responsables de la pérdida de nuestros impuestos.

El Ministerio Público ordena detener preventivamente a quienes se tienen indicios reales de haber cometido un delito. Dudo que un abogado que ejerza como fiscal ponga su carrera en juego sólo por el ánimo de arrestar a alguien, si no se tiene la certeza de que cometió alguna irregularidad.
Así que, los CD’s y sus adláteres deben cambiar el dicurso, pues deberían dirigir esas energías a explicar las graves acusaciones en contra de algunos de ellos o procurar que ese seudo líder, regrese a aclarar las cosas ante la justicia.

José Somarriba Hernández
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*Editor en Metro Libre

ImprimirCorreo electrónico

Cuidemos nuestra vida

Cuidar de nuestras vidas es lo primordial, sino la cuidamos nadie lo hará por nosotros, pero lamentablemente cada año son cientos de personas que mueren a consecuencia de accidentes de tránsito en el país por diversas circunstancias y suelen suceder con más frecuencias para épocas de fiestas. Nos encontramos en el mes en el que orgullosamente le rendimos honor a nuestra querida patria, pero hay que festejar con precauciones y el debido orden para no ser la próxima víctima del año.

Las autoridades insisten en que cuidemos de nuestras vidas en las calles, tanto a los peatones como los conductores, pues se recomienda utilizar los puentes peatonales, evitar cruzar vías rápidas, en el caso de los transeúntes para no ser arrollados por los vehículos. Mientras que, a los conductores se les pide manejar sin beber alcohol, evitar el exceso de velocidad, etcétera.

El 23 de octubre se conmemora el ‘Día de la Seguridad Vial’ en nuestro territorio, en la que se hacen llamados y exigencias por parte de las autoridades de tránsito para evitar ser víctimas en las carreteras, pero no solo debemos hacer conciencia para estos tiempos, sino todos los días, porque al no hacerlo en cualquier momento, cualquier minuto, cualquier hora podemos fallecer por no prestar atención o no acatar órdenes que son para el bien de todos.

Para estas fiestas de fin de año nos encanta divertirnos, porque hacerlo nos llena de felicidad, nos relaja del estrés diario por compartir con los seres que más amamos, pero no hay que olvidar en mantener el debido cuidado a donde vayamos, ya sea que nos traslademos en carro o a pie, porque somos seres valiosos en esta tierra y sería triste y doloroso soportar una pérdida.

Según las autoridades de tránsito, el atropello tiene alta incidencia en sectores como Chiriquí, Coclé, Colón y el área Este de la región metropolitana. Mediante un diagnóstico hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo, arroja que 72% de los accidentes de tránsito en Panamá ocurren en los sectores urbanos y se ha determinado que la falta de seguridad vial en el país es una de las principales causas de mortalidad en la población, particularmente en los niños, jóvenes y sectores más pobres. Cuidemos siempre de nuestras vidas y recordar que Dios siempre está con nosotros en las buenas y en las malas.

Delvin Castillo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

Un tranque interminable

Los tranques vehiculares hacia y desde La Chorrera a Panamá (pasando por el distrito de Arraiján) son insoportables. Son más de cuatro horas al día de ese martirio que los panameños que viven en esos distritos y los que se desplazan al interior ya no soportan más. A eso se le suma que, de lunes a viernes, desde las 8 p.m., los genios del Ministerio de Obras Públicas (MOP) cierran varios tramos del puente de las Américas, para darle mantenimiento, una acción que, aparte de complicar aún más el viaje, parece no tener un final pronto. La situación es caótica, un solo choquecito, tranca cualquier tramo de las vías hacia los puentes de las Américas y el Centenario. Lo curioso es que desde octubre de 2014, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, anunció la ampliación, a seis carriles, de la carretera Interamericana en el tramo entre el puente de las Américas y Arraiján cabecera, un proyecto que tendría el objetivo de resolver el tranque de todos los días y que, en ese entonces, debía de ser incluido en el presupuesto del Estado del año 2015, pero pasaron los meses y nada se ha hecho. Es más, el propio Varela dijo que la obra también contemplaría una vía exclusiva para los autobuses del transporte público. En mayo de este año, el MOP publicó en el portal de contrataciones del Estado, PanamáCompra, la licitación para tan esperada ampliación. La licitación es por mejor valor, con evaluación separada. Una vez adjudicada la obra, el trabajo deberá estar listo en 912 días (2.5 años). Pero a la fecha, nada más se sabe. Paralelo a esto, el gobierno anuncia con bombos y platillos, los avances para la construcción de la Línea 3 del Metro y el cuarto puente sobre el Canal de Panamá, como otras alternativas para mejorar la vialidad en ese sector. Es curioso, que se gastarán miles de millones de dólares para estas construcciones, en vez de enfrentar el verdadero problema: la creación de nuevos empleos y focos de desarrollo urbano.

Una vez leí que, para solucionar los tranques vehiculares, se deben construir ciudades periféricas, con los servicios básicos a la población y puestos de trabajo suficientes para que NO tengan que movilizarse hacia la capital desde largas distancias, pues por sus residencias solo se puede dormir y cambiarse de ropa. Esos millones deberían invertirse en eso y no sólo en calles.

Roberto E. Robinson
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Canillitas, héroes de los periódicos

Cada madrugada se convierte en testigo silencioso de los canillitas, hombres y mujeres de bajos recursos que se apostan en las afueras de los edificios que acogen los diarios del país, a esperar que como pan caliente, salgan listos los periódicos para llevarlos a vender. Gracias a sus dotes de publicidad empírica son capaces de bajar un cerro de periódicos en media mañana, vendiéndolos a transeúntes apurados que se dirigen a sus trabajos y a conductores molestos en un tráfico pesado. Su sagacidad les permite memorizar los principales titulares del día, anunciando con rapidez, cual dueño de cuenta de twitter la noticia del momento, tanto de diarios tabloides y estándares. En su honor, con justa razón, se ha instaurado el Día del Canillita a partir de 1947, en donde el 7 de noviembre de cada año se recuerda la importante labor de aquellas personas que han elegido como su sustento ser vendedores de periódicos. La fecha fue instituida hace 69 años en memoria del fallecimiento del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, autor de la obra teatral ‘Canillita’, en que el personaje principal era un joven que voceaba periódicos por las calles. Para todos los que de una u otra manera hemos trabajado en periódicos, ya sea escribiendo a paso rápido el último párrafo de la noticia debido al cierre de la edición del diario, editando contenidos para enviarlos a la rotativa o siendo directivo de un periódico, la fecha destinada a la celebración de los canillitas es oportuna para preguntarnos, qué más podemos hacer por ellos.

Planificar una serie de actividades enmarcadas en un programa de responsabilidad social de los diarios para empoderar a los canillitas y sus familias sería un buen comienzo. Dictar capacitaciones sobre emprendimiento, valores, reciclaje, salud y educación sería una semilla que plantada con esfuerzo y constancia ofrecería un abanico de oportunidades a los canillitas.

Es tiempo de corresponder a aquellos hombres y mujeres que bajo sol y agua no dudan en vendernos los periódicos, aquellos medios de comunicación que a pesar de los adelantos tecnológicos, siguen siendo los preferidos de muchos lectores. Felicidades canillitas.

Micaela Melgar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Corrupción, deshonestidad y adaptación

Buenos días. No hay duda que la corrupción es la enfermedad social súper maligna que sufren la mayoría de los países del mundo, con escasas excepciones. Organismos internacionales financieros, la propia iglesia católica y otras instituciones, así lo reconocen. Destacan las muertes que sobre la tierra ocasionan además de otras secuelas al ser humano, sobre todo el sumido en la pobreza y, quizás hoy también, el perteneciente a capas medias. Los escenarios para practicar esta letal costumbre son en ámbitos públicos, privados o mixtos. Un grupo de investigadores la han hecho objeto de estudio. Más allá de la sociología y otras ciencias sociales, las neurociencias y las herramientas tecnológicas de estudio de imágenes han permitido descubrir que la corrupción se convierte en un estado de adaptación en el delincuente. El estudio denominado ‘The brain adapts to dishonesty’, publicado en la revista Nature, de gran prestigio, descubre que las transgresiones desde pequeñas hasta las más escandalosas, pasan por un proceso adaptativo, que se proyecta en áreas cerebrales tan importantes como la amígdala, área de las emociones. Se usa la resonancia nuclear magnética. Poco a poco cometiendo la corrupción “menor”, voy perdiendo mis valores de autocensura y termino en un cinismo adaptativo que me lleva a peores conductas. Eso significa que el que empezó a ser deshonesto en pequeña escala en el desempeño de sus responsabilidades públicas o privadas cotidianas proyecta lo que será como persona, sobre todo ocupando posiciones gubernamentales sin distingo de jerarquías. Por sus frutos… Un libro que describe mucho sobre esa práctica en nuestra América se denomina ‘La corrupción pública en América Latina manifestaciones y mecanismos de control’ de José María Rico y Luis Salas. Publicado hace años pero con más vigencia hoy. Puede accesar a él en Internet. Bueno, al final ese estudio de colegas ingleses, aporta explicaciones a esa insana conducta que observamos en nuestro Panamá. ‘In crescendo’ y sin distingo de clases sociales. Podemos entender que ocurre en ámbitos públicos-privados de nuestra nación. No lo cree? Recordemos el concepto de corrupción. Significa la acción de corromper, o sea de echar algo a perder, de ocasionar su pudrición o perversión. La corrupción en la política, se refiere a funcionarios que usan la función pública para beneficio propio, y no para satisfacer el bien común, siendo esta última razón, por la cual fueron electos para esos cargos. Hasta pronto. Gracias por dedicar estos minutos a la lectura.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Deuteronomio

Una diligente exhortación a la fiel observancia de la ley del Sinaí. Último libro del Pentateuco, escrito por Moisés, en tres sermones para edificar un gran sentido humano y profunda espiritualidad.

Los carismáticos le han atribuido a este desconocimiento la pérdida de la territorialidad espiritual del Evangelio y desde luego de nuestra iglesia extendida por toda la tierra.

Y, ¿porque el mensaje de Moisés nos interpela a los venezolanos? Pues porque estamos descritos. Quizás por pensar más en lo político que en lo económico o quizás porque seguimos, según el sabio Herrera Luque, “ajenos a la marcha de nuestro tiempo y a la necesidad de expresarnos en símbolos diferentes. Para nosotros la vacada es la enciclopedia y los sucesos de la llanura infinita nuestra universidad”.

Más allá de su innegable valor literario, representa la verdad y la miseria que nos conduce como pueblo, es más importante una movida política como un referéndum que la siembra. Pretendemos ser blancos tan seguro de lo mulato que somos.

El Deuteronomio ordena que no deberá haber pobres en medio de ti, pero la deuda social, nos condena.

Sobre la territorialidad espiritual y el olvido de un llamado a una vida santa lo ocultamos. Se está permitiendo al pueblo la hechicería, la adivinación y la brujería.

Nosotros no hemos respetado la obediencia. Y la obediencia en Dios nos puede poner por encima de todas las naciones del mundo.

Todo será bendito las ciudades y los campos, las cosechas, los hijos, los rebaños, las manadas y paneras.

Nosotros resolvemos con dificultad las maldiciones a la desobediencia.

A nuestra terquedad parten nuestros mejores profesionales a trabajar como esclavos.

En fin, el Papa Francisco se ha dado cuenta de nuestra desgracia y acaba de nombrar al Arzobispo Baltazar Porras como nuevo Cardenal, con la fuerza de Dios que nos conduce, y con el poder de Dios que nos sostiene, lo que sin duda como buen historiador le permitirá obtener victoria sobre la territorialidad espiritual en momentos en que la evangelización y la comida deben ser más importantes que los hechiceros de la política o incluso los brujos de la economía.

Ricardo Corro Paolini
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es abogado.

ImprimirCorreo electrónico

El fiel de la balanza electoral

Si en Panamá hay un evento tórrido, agreste, ríspido y hasta violento, son los torneos políticos. Desde la elección de la unidad política más pequeña, como es la de representante de corregimiento, pasando por los diputados, alcaldes hasta el presidente de la República, resultan agrios y difíciles. Es por ello que resulta de vital importancia la selección de los magistrados del Tribunal Electoral, conducido por tres magistrados, que tienen la responsabilidad de organizar y llevar a cabo las elecciones generales del país cada cinco años, con transparencia y justeza, sin mácula. Sin dudas, sin inclinaciones. Que den fe de que los que ganen sus postulaciones, se sientan genuinos vencedores y los perdedores, aceptar la derrota sin dilema o angustiosas sospechas de sopeteadas trampas.

Nos avocamos a la selección de un nuevo miembro de este trío colegiado: que sin duda han cimentado una positiva imagen y credibilidad institucional, sobre todo, garantía de que los votos de los panameños a lo largo y ancho del país, son contados y adjudicados a quien corresponde.

El que calce los zapatos del magistrado saliente, Erasmo Pinilla Castillero, nombrado por unanimidad por el Órgano Legislativo para el período 1996-2006, reelecto por unanimidad para el periodo 2006-2016, no le será fácil emular sus huellas, pero estamos seguros de que la fuerza de su traza será seguida para el bienestar de la nación, como parte importante en el acrisolamiento de la democracia panameña.

Es por ello que la opinión de muchos juristas y políticos señalan que el próximo magistrado debe tener un amplio conocimiento en derecho electoral, saber cómo funcionan internamente los partidos políticos para aplicar las leyes con mayor precisión y poseer una carrera intachable en la abogacía y, sobre todo, independencia política, que no haya dudas de su imparcialidad. Otros señalan que el principal reto para los nuevos magistrados, es ampliar la democracia panameña y hacer que avance hacia una mayor participación y calidad de la gestión electoral.

Esperemos, pues, que los diputados de la República se despojen por un instante de los intereses mezquinos que siempre rodean este tipo de selección y escojan al mejor de este grupo de panameños que han exhibido sus méritos para tan alto cargo; el nuevo fiel de la balanza electoral. El país los observa con detenimiento.

Melquiades Valencia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Azuero para el turismo

La región de Azuero es una tierra rica en folclor ya que posee grandes atractivos culturales, Aquí podrá disfrutar de un auténtico ‘tamborito’, que es el baile folclórico de los panameños, disfrutar del despliegue de la pollera de lujo, del Festival de la Mejorana o del Corpus Cristi. En Azuero usted tiene un abanico de actividades. Si lo suyo es la gastronomía típica panameña, se le hará agua la boca disfrutando de un pedazo de lechona (carne de cerdo asada con leña como ‘allá donde uno’, como decimos los panameños), tamal o alguna fritura que estimula el paladar.

El Refugio de Vida Silvestre el Peñón de la Honda, con 3,900 hectáreas repartidas entre manglares, playas, dunas se destaca como preferido para anidamiento de aves costeras, por lo que su zona boscosa tiene gran importancia.

Para los amantes de bellezas escénicas, de disfrutar y convivir con la naturaleza, isla Iguana es el lugar indicado, tiene una superficie de 53 hectáreas, posee unos de los más importantes corales de la península de Azuero, además es reconocido como un sitio apropiado para la nidificación de tortugas.

Pero si busca estudiar las civilizaciones antiguas, entonces el Sitio Arqueológico Cerro Juan Díaz, lo espera. Allí se han realizado excavaciones arqueólogicas en la que se han podido rescatar valiosos restos de cerámicas que permiten que estudiosos en la materia aseveren que existieron asentamientos humanos en el lugar desde el año 300 a de C.

En aspecto cultural visitemos la Iglesia San Atanasio, de estilo mudéjar (1569), Monumentos Histórico Nacional de 1938, es considerada la primera iglesia de Azuero, valiosa joya de la arquitectura religiosa del siglo XVIII. En su interior encontrará el Cuadro de las Ánimas de la misma época, su altar mayor es una obra hermosa de arte barroco, con imágenes religiosas de la época colonial, en la que puede apreciar una impresionante imagen a la Santísima Trinidad en la nave principal y un lienzo del Juicio Final.

El Museo de la Nacionalidad en su histórico inmueble, nos ofrece valiosos objetos y documentos de la época colonial, según la tradición fue allí donde se reunió el Cabildo santeño para firmar el Acta de Independencia de España, y sirvió como cuartel militar en la Guerra de los Mil Días. Azuero, todo en un solo lugar.

María de los Reyes Ponce
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*Comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Segundas oportunidades

“No se puede descender dos veces por el mismo río, pues cuando desciendo el río por segunda vez, ni yo ni el río somos los mismos”, Heráclito.
Una segunda oportunidad nos da la posibilidad de volver a intentar una relación con quien hemos formado una pareja, ¿vale la pena dar (o darnos) una segunda oportunidad, en una relación de pareja? ¿De qué manera hacerlo?

Cuando la pareja comienza a ir mal, y las cosas no son como antes, tomar la decisión de divorciarse es muy difícil.
Además, uno siempre se plantea ¿son los hijos una razón para seguir casados? Sin duda alguna, es una pregunta con una respuesta muy difícil…
Si somos hijos de padres divorciados, podemos tener diferentes experiencias de ello.

Algunas personas -y me incluyo- lo ven como la mejor decisión que pueden haber tomado sus padres, mientras que otros han vivido esa experiencia como un trauma.
Cuando creces, te casas y tienes hijos, deseas que esto no te suceda a tí. Sin embargo, si la pareja no va bien y ya no eres feliz, puede que te estés preguntando si es mejor seguir adelante por el bienestar de tus hijos.

Es normal que sientas miedo de que tus hijos se sientan tristes o abandonados cuando uno de sus padres se mude, tienes miedo de los efectos a largo plazo y del dolor emocional que puede implicar un divorcio. Por lo que, la decisión de divorciarse es bastante complicada.

Solo mencionaré algunos consejos útiles para evitar que el divorcio afecte negativamente a nuestros hijos: Procura ser flexible, trata a tu ex como te gustaría que te tratara a ti, evita que los niños sientan lástima por ti, no hables mal de tu ex delante de ellos, evita usar a los niños de mensajeros, recuerda que es tu ex por algo, cuídate en todos los sentidos y prepárate para tu próxima relación de pareja así evitarás caer en los mismos errores del pasado.

Separa tu vida amorosa de tu vida familiar hasta que pienses que tu nueva pareja va en serio. Los niños pueden sufrir más después de una segunda separación que tras la primera.


Asegúrales y muéstrales con tus acciones, que ellos están por encima de cualquier otra persona.
*El autor es docente.

Ernesto Maytín III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ImprimirCorreo electrónico

Día del estudiante, esas fechas que rememora el alma

La celebración del Día del Estudiante nuevamente se toma los principales murales de los centros educativos del país. Una conmemoración que nació hace 68 años, y que mediante ley de la República tiene como norte rendir honores a los principales protagonistas del sistema educativo panameño: los estudiantes.

Fue mediante la promulgación de la Ley Nº 1 de 22 de octubre de 1948 que se declaró día cívico el 27 de octubre de cada año, instituyendo la fecha como Día del Estudiante, festividad acompañada de actividades de orden cívico, cultural y deportivo en todo el país. La celebración es oportuna para destacar el rol de los alumnos frente a una nación pujante y en constante crecimiento como Panamá. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría revelan que al 2013, Panamá tenía un millón 24 mil 307 estudiantes contabilizados en los niveles de preescolar, primaria, premedia, media, superior, especial, suplementaria y laboral.

¿Qué políticas en educación adoptamos como Estado? La fecha es pertinente para replantearnos una pregunta que por urgencia notoria es de indispensable discusión. Simplemente porque los jóvenes estudiantes de hoy representan los futuros líderes del país, allá por el año 2046. Y aunque suenan distantes estos 30 años, la vida transcurre a un ritmo tan acelerado que en un abrir y cerrar de ojos apreciaremos seis mandatos presidenciales, en que aspiramos a que el renglón de educación sea dotado de objetivos claros y definidos para tener ciudadanos tomadores de decisiones, no “robots” que siguen corrientes de moda. Soy testigo de cómo cientos de jóvenes a nivel nacional reclaman más oportunidades como el Concurso Nacional de Oratoria, para mencionar alguno con nombre propio o certámenes de ciencias, matemáticas, artes o deportes en que puedan demostrar sus habilidades en estas disciplinas.

La educación es una ecuación en que los resultados positivos no se obtendrán por generación espontánea o arte de magia, sino a través de un compromiso de país por parte de todos los actores involucrados, llámense estudiantes, padres de familia, docentes, medios de comunicación, sociedad civil, iglesia, universidades y Ministerio de Educación. Decisiones acertadas tomadas el día de hoy nos vislumbran un camino optimista mañana. Todavía estamos a tiempo.


*La autora es periodista.

Micaela Melgar
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ImprimirCorreo electrónico

Tendencias exageran entrevista

 

“Varela dio muestras de transparencia al responder nuestras preguntas. No había libreto”, dijo en un tweet Jenny Pérez, la periodista de la cadena alemana Deutsche Welle (DW). Pero esto no se destaca, sino titulares como: “Varela acorralado por entrevista en Alemania”, “lo pusieron a gaguear” y “lo colocaron entre las cuerdas”. No tengo razón alguna para defender al presidente Juan Carlos Varela, él tiene quien lo haga, hasta de manera oficiosa, pero al César lo que es del César. Pese al debate surgido, considero se manejó bastante bien. Que no estemos de acuerdo con el contenido de sus respuestas es otra cosa.

Del lenguaje corporal del presidente se ha hablado de más. Pero el de la periodista comunicó agresividad, desde su forma de levantar y ladear su cabeza. Su mano en la barbilla y ceño fruncido, denotó análisis de la situación, escepticismo. Ataviada de rojo, color de poder, mostró confianza y algo de arrogancia. La forma de abordar los temas fue de provocación y, por ratos, de un molesto tono imperativo. Sus interrupciones al mandatario y demandar una respuesta en medio de sus explicaciones, me resultaron chocantes e irrespetuosas. Un buen periodista pregunta, escucha con atención y arremete, después de haber dado a su interlocutor la oportunidad de expresarse.

Se tiene la idea que ser bueno en este oficio implica ser irreverente, eso a veces funciona, otras, resulta arriesgado. Ernesto Pérez Balladares, criticó el tono subjetivo de la periodista y subrayó “todos tienen el derecho de preguntar lo que les parezca. Lo que no pueden es editorializar con las preguntas… Lo que ella aseveró como preguntas, son falsedades”. Además, estuvo mal informada. Habló de medios censurados y de atentados contra la libertad de expresión. Aunque su fuente fue la SIP, debió investigar y constatar que hay medios que desacreditan al gobierno, día con día, y llegan a una masa importante. También ligó la baja en los ingresos proyectados del canal ampliado con los Panamá Papers. Respecto a este escándalo el presidente explicó se trata de un asunto global, que la evasión fiscal involucra a otros países, que no han vapuleado como al nuestro. Me ofende la forma en que califican al país, que nos traten de corruptos e incluyan en una lista negra por decisión de naciones que no están libres de pecado. Basta de hacer olas de esta entrevista con historias que dejan mal parado al país y a su gente, porque los mandatarios pasan, pero es tarea de todos cuidar nuestra reputación.

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Corrupción en sistemas de salud

Buen día. La página de Transparencia Internacional (en inglés) expone en forma juiciosa como la corrupción es casi universal en los sistemas de salud.

Su lectura destaca todas las herramientas que utilizan los actores principales en los sistemas de salud excepto, por supuesto, los más afectados: los pacientes.

Es un informe que desnuda la indolencia y deshumanización de todos estos actores en el ocasionar muertes prematuras desde niños hasta adultos con el limitar el acceso de salud a las poblaciones en su mayoría pobres y hoy día hasta de capas medias.

Invito a la lectura de aquellos preocupados por el rumbo de la atención a la salud en nuestro país. De seguro muchos se verán reflejados en las consecuencias de estas infames políticas. Léalo.

Espero que Transparencia Internacional lo publique, si no lo ha hecho en su página de Panamá. El otro tema es el sueño de los gobernantes. Su país ideal. Sueñan y lo hacen realidad. Uno es obtener apoyos del gobierno y la empresa privada para sus campañas. Por supuesto con la idea fija que los “filántropos” les devolverán sus aportes a través de varios “negocios”. Sueñan y hacen realidad que la “oposición electa”, salvo excepciones, se haga sumisa a través de disimulados movimientos de tránsfugos con sus respectivas recompensas.

Que la justicia enarbole la impunidad y siga ciega a perpetuidad. Te ayudo… me ayudas. Somos armónicos colaboradores. ¿No es así?

La resistencia de la población ante desgobiernos y de asociaciones profesionales idóneas que deben ser defensores de la verdad y educadores o sindicatos, sea vencida por pequeñas dádivas, el clientelismo o a través del temor. Que las masas de votantes que los llevaron al poder, practiquen la resiliencia. Tradúzcase: sufre y aguanta cinco años.

Y, por supuesto “los hierros” o quienes lo tienen. Doblegados por otras dádivas o negocios, pero para los mandones. Cumplido ese sueño, además de ser acosadores sin que nadie haga nada, es el sueño general y casi ideal para dilapidar los impuestos que llegan a las arcas de todos. Se entrelazan los primeros párrafos y los finales. ¿No cree? No creo eso suceda en Panamá hace décadas… a Dios gracias. Opina lo contrario. Los respeto.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Perfil del nuevo magistrado del TE

La Corte Suprema de Justicia, en pleno, ha determinado que es el Tribunal Electoral el ente idóneo para juzgar, los delitos electorales, independientemente de quien sea el infractor de la norma electoral, en acatamiento a lo que dispone el artículo 143 constitucional.

El pleno, en decisión del 30 de diciembre de 2015, dijo que: “tratándose de un proceso en que se tiene como fin establecer un posible delito electoral, le corresponde la competencia a la jurisdicción electoral, en atención a la norma magna, que es la regla o precepto de carácter fundamental, establecida para fijar los límites y define las filiaciones entre los poderes del Estado”.

“Las citadas normas -constitucional y legal- son claras en establecer que es ante el Tribunal Electoral (sic) que se deben ventilar estos casos y no ante el pleno de la Corte Suprema de Justicia, que mantiene la competencia por los delitos comunes o faltas de policía y no por los electorales”.

Por lo antes expuesto, es que los diputados difícilmente van a escoger la figura de un independiente para el cargo de magistrado principal del Tribunal Electoral, que lo podría juzgar en un futuro por los delitos electorales que prescriben en tres años.

Es decir, el uso irregular de los recursos estatales, en las elecciones de mayo del 2014, podrían juzgarse todavía.

El perfil del nuevo magistrado del Tribunal Electoral, según mi óptica, debe ser:

1. Que tenga nexos en alguna forma, con un partido político.
2. Que no sea independiente.
3. Que tenga algo de conocimiento en el tema electoral, para asuntos del maquillaje ante la ciudadanía.
4. Que haya tenido una buena relación previa, con los diputados.
5. Que no tenga en su mente el buscar la carrera electoral que le dé estabilidad a los funcionarios de la jurisdicción electoral, pues como todos son de libre nombramiento y remoción hoy, se piensa que estos podrían ser fácilmente manipulables.

Ernesto Cedeño Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*Doctor en derecho.

ImprimirCorreo electrónico

Pésimo mensaje partidista

Como quiera que no tengo mayores pruebas al respecto, aunque aprendí desde muy joven que “cuando el río suena es porque piedras trae”, pudiera asegurar que la política partidista interna, al menos en la escogencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, hay señales de algo podrido que, de confirmarse, debe llenar de vergüenza a los que sin sonrojo dicen ser seguidores del ideario Torrijista.

Entiendo que el “matraqueo” político involucra una serie de habilidades que al final represente el triunfo e, incluso, son muchos los que consideran que “el fin justifica los medios”. Pienso que plegarse a estos principios, aunque estos involucren la deformación y violación de las reglas del juego, es un vicio que a la larga solo produce inestabilidad política y el sinsabor que por omisión o comisión estamos avalando el “pandillerismo electoral”. Hay acusaciones de uno y otro bando. Desde la oferta de nombramientos ficticios hasta la entrega de dinero e, incluso, de “obsequios” con el único propósito de lograr ventajas a la hora en que en las urnas se cuenten los votos. Muchas veces nos preguntamos, pecando de ilusos, ¿qué hay detrás de estos puestos que hacen que los aspirantes olviden normas de decencia? En que algunos, por no decir bastantes, se pliegan ante los intereses creados y olvidan que a su alrededor hay personas capaces de apostar creyendo en su honestidad. El caso del PRD, que nace como una propuesta diferente, decente, de avanzada, de principios democráticos, producto de una visión de “luces largas” que garantizara la diferencia en comparación con el pasado político que a muchos llenó de vergüenza, es mucho más grave.

No pretendo creer que esta organización política sea un acápite de un grupo religioso dispuesto a renunciar a los pecados del ser humano tradicional, porque hacerlo sería tanto como intentar confundir a la opinión pública. Por supuesto que se trata de un organismo conformado por gente con vicios y virtudes, pero que supuestamente debe marcar la diferencia con una nueva filosofía de servir a los mejores intereses de la comunidad nacional. Creo que todavía se puede enderezar el rumbo. Hay gente seria y dispuesta a demostrar que los vicios que se denuncian son la excepción y no la regla general. Si eso es así, el único propósito de esta nota es hacer un llamado al buen juicio y a la mesura de los interlocutores que, al más alto nivel, dirigen el debate sobre una propuesta electoral dirigida a alcanzar mejores días para el país y, lógicamente, para todos los panameños.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Por qué Hillary no

Porque Hillary Clinton, candidata a la presidencia de los Estados Unidos, ha promovido, promueve y continuará promoviendo, en todo el mundo, el aborto provocado libremente como un derecho de la mujer. Se trata de un asesinato de millones niños en el vientre de sus propias madres. Un crimen que en el lenguaje hipócrita de lo “políticamente correcto” llaman “embarazo interrumpido”. Según el diccionario de la RAE, “interrumpir” es: ‘Cortar la continuidad de algo en el lugar o en el tiempo’. O sea que se corta la continuidad de una vida humana en el vientre (lugar) de la madre que lo lleva.

Todos conocemos los argumentos empleados para justificar el aborto provocado: violaciones, embarazos no deseados, indeseados, pobreza familiar, adulterio, enfermedades, deformaciones, probable muerte de la madre en el parto, etcétera. Evitar el aborto debe ser una prioridad y un deber de la familia y, sobre todo, del Estado, garante del bien común y, como tal, proveedor de las condiciones sociales que faciliten el desarrollo de los seres humanos bajo su cuidado y protección, para alcanzar su perfeccionamiento como personas. La ciencia, promovida por el estado, debe estar al servicio de la vida.

La postura de Hillary Clinton ante este problema social y humano es la de subordinar la vida humana, no solo a un supuesto derecho de la mujer, sino a los intereses comerciales de la organización abortista Planned Parenhood, de macabra trayectoria mundial.

Si pudiera haber algo peor que ser la promotora mundial del aborto irrestricto, es la de ser la impulsora del mal llamado Nuevo Orden Mundial, ideal distópico que adelanta Naciones Unidas; un proyecto de lindas, pero falsas palabras, cuyos activistas se han adueñado de puestos claves de las Naciones Unidas como resultado de la irresponsabilidad de gobiernos, principalmente europeos y de Latinoamérica, que han convertido sus cargos en esa organización en agencias de paseo para políticos premiados.

La presidencia de Hillary Clinton significaría la destrucción de la civilización para imponer ese nuevo orden del “imperialismo ideológico” denunciado por el Papa Francisco y sus predecesores. ¿Hay algo más que decir de la señora Hillary Clinton para repudiarla como presidenta del país más poderoso del plantea?

Miguel Antonio Espino Perigault
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es comunicador social.

ImprimirCorreo electrónico

Ley del buen samaritano. Algo más

Buenos días. Es probable que el proyecto de ley ya aprobado en la Asamblea esté publicándose en Gaceta Oficial.

Es una ley de progreso para proteger a las personas idóneas que, sin aún ser víctimas de la indolencia que parece nacional, desean prestar primeros auxilios a personas que lo ameritan.

La ley contempla, según el proyecto, el establecimiento de cursos de primeros auxilios en personal de varias entidades públicas nacionales.

Eso está bien, pero consideramos que si en nuestras escuelas secundarias oficiales o privadas para alumnos graduandos, dichos cursos no se están realizando, deben formar parte de su preparación.

La muerte a toda costa evitable de muchas personas por diferentes causas, y en especial la del colega que ejercía profesión en área de Panamá Oeste, fue un gatillo para prodigar esa ley, ya existente años atrás en otras hermanas naciones.

Si limitamos a ciertos ciudadanos a esos cursos, no daríamos oportunidad a que jóvenes estudiantes, preferiblemente graduandos o universitarios colaboren en tan humana acción.

Y la empresa privada más allá de clínicas y hospitales debe también recibirlos. Panamá, además de muertes por violencia, no está exento de una catástrofe por efectos de nuestra maltratada naturaleza.

Entre más ciudadanos estén formados en forma integral en esos primeros auxilios es lo mejor.

Coincide esta ley con estudios recientes de países hermanos que revelan que suelen salvarse hasta miles de vida por muerte súbita como consecuencia de enfermedades cardíacas.

La Cruz Roja indica que se salvarían millones de personas a nivel mundial en accidentes de tránsito. Inclusive, el artículo menciona que la Cruz Roja en algunos países ha bajado una aplicación para celular sobre primeros auxilios (Brasil, Colombia, entre otros países).

¿Habrá llegado a Panamá? Nuestra Cruz Roja nos orientará. Hasta luego y gracias por leernos.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

La "india dormida" despierta conciencia

 

El reconocimiento público y apoyo desde mi tribuna, al despacho de la Primera Dama, Lorena Castillo, y a todo el equipo que trabajó y colaboró en el rodaje y lanzamiento de esta sensata campaña: ‘La india dormida despierta conciencia sobre el cáncer de mama’, que promueve concienciando a mujeres que habitan en este hermoso país.

De la importancia que es realizarse el examen de mama, periódicamente en tiempo, en todo lugar a nivel nacional, así evitaremos pérdidas de vidas valiosas que son necesarias para el desarrollo nacional, por la falta de información que no llega a través de las instituciones responsables de divulgar en los diferentes medios de comunicación; la baja capacidad en el impulso divulgativo efectivo, afecta en gran medida el entorno familiar.

Aprovecho para reconocer que la intención de su mensaje hace mención del objetivo pero, recomendamos mayor impulso en su contenido. El mostrar el rostro del grupo de mujeres de diferentes edades, atina en el mensaje dirigido a alertar conscientemente a todas las mujeres de esta grave enfermedad (el cáncer), ya que este mal no discrimina posición social, económica, ni religiosa.

En esta reflexión llamamos tanto a mujeres y hombres, para que acudan a los centros de atención y prevención primaria de salud, tanto como a los hospitales, centros de salud comunitarios el más cercano o a cualquiera de las instalaciones de la Caja del Seguro Social, a fin de hacerse su examen de mama y de próstata.

Porque siendo esposo, padre o hermano responsable, es nuestra responsabilidad principal la de cuidar de nuestra salud como actores sociales responsables.

Es momento de un llamado como miembro de ésta sociedad panameña, a los empresarios y a las autoridades gubernamentales para que identifiquemos atendiendo con firmeza esta causa, apoyar en su promoción la campaña social que previene estos males.
“La mejor inversión es prevenir, atendiendo la salud del pueblo”.

Abdiel Castrellón Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*Relacionista público e investigador social.

ImprimirCorreo electrónico

Se puede realizar turismo religioso

Panamá cuenta con atractivos propios para el desarrollo del turismo religioso, como referencia o antecedentes, vamos a ver algunos aspectos que en su momento fueron de importancia y relevancia. Cuenta la historia que Santa María la Antigua fue la primera avocación llegada a Istmo de Panamá, en el año 1510, y se estableció el poblado de Santa María la Antigua de Darién que ya, para el 9 de septiembre de 1513, se contaba con la primera diócesis en tierra firme, dictada por el papa León X y elevó la antigua capilla al rango de Catedral, reconocemos este trascendental hecho para la feligresía panameña, que a cambio la historia.

Hablemos ahora de tres importantes puntos de la República de Panamá, en donde se vive la fe. En la Iglesia San Felipe, en Portobelo, encontramos la imagen de Jesús Nazareo o Cristo Negro de Portobelo, en la provincia de Colón, todos los 21 de octubre, se efectúa una romería en su nombre; de su origen se desconoce hasta la fecha, solo se popularizaron tres leyendas que tejen su aparición.

Otro lugar para visitar lo es Jesús Nazareno de Atalaya o mi padre Jesús de Atalaya, como se le conoce, ubicado en la Basílica Menor San Miguel Arcángel, en la provincia de Veraguas, su romería es el primer domingo de cuaresma, a las 12:00 m.d. Fue declarada Basílica en 1964, constituyéndose en la segunda en todo el territorio nacional, cuenta la historia que su devoción data desde 1730 para entonces se encontraba en un bohío en donde era visitado por devotas del área cercana, tres versiones señalan su origen.

Mientras que, el Cristo de Alanje, en la provincia de Chiriquí, cuenta con la peculiaridad que su romería se realiza dentro de la Semana Mayor, el Viernes Santo, en la noche y no es hasta el sábado, a las 6:00 a.m., su regreso. Su parroquia Santiago Apóstol de Alaje, data de 1591, pero no fue hasta 1774, cuando Domingo Sánchez Iradi, encontró entre los objetos sagrados al ‘Señor Crucificado’, en el Altar Mayor, se registran dos historias de su origen.

Sin duda alguna Jesús conquista los corazones de quienes se dejan conquistar, todos estos peregrinos que los visitan tienen algo en común su fe y los milagros que se les atribuyen. Y los cientos de devotos, tanto nacionales como internacionales, que cada año acuden a su cita.

María de los Reyes Ponce
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Alquileres y migraciones

Hola lectores. Resido en una barriada citadina desde hace más de 40 años. Hace una década o más, algunos migrantes, en su mayoría de China, han adquirido varias de estas residencias para uso familiar y otras al parecer se han convertido en discretos hostales. La comunidad originaria cerró filas para evitar la penetración de delincuentes extranjeros, mas son limitadas sus herramientas.

Algunos que han comprado engañaron a sus vendedores indicando que eran para uso de familiares. En algunas situaciones no ha sido así y no sabemos qué utilidad le dan al nuevo activo. Dado que el uso inadecuado está causando problemas, entre otros, de inseguridad y salubridad, los garantes de la paz ciudadana más allá de las instituciones normativas de migración o policiales, son nuestros legisladores.

Leía que las leyes se hacen para resolver problemas. En este mundo globalizado que para unas minorías ha sido un enriquecimiento vergonzoso frente a tanta pobreza, las migraciones de cualquier causa provocan alteraciones a la paz de las comunidades. Sugiero que ante tanto delitos nuevos o viejos, encubiertos o no, se legisle sobre la compra y venta de propiedades, sobre todo residenciales para crear barreras que limiten a la delincuencia penetrar barrios antes seguros y saludables.

Por ejemplo, el comprador debe utilizar la propiedad adquirida si es residencial para solo familias. Y no otros usos.

Igual, en ese contrato de compra y venta exigir de autoridades del país de origen una certificación de que el comprador no tiene antecedentes delincuenciales de cualquier tipo en su país de origen. Convencido estoy que pueden falsificarlos, pero las reuniones entre países han logrado perfeccionar muchos documentos.

La banca con algunas normas que no existían ha logrado evitar en algo el lavado de dinero.

Sé que los requisitos bancarios para evitar lavado de dinero muchos son vulnerados, pero al menos crean barreras al delito. En algo ayuda.

Con la participación ciudadana se podrán perfeccionar estas leyes que protejan al ciudadano honesto, pagador de los impuestos que sustentan y pagan salarios a personal de tantas instituciones responsables de la tranquilidad y seguridad ciudadana.

Si ya existen estos requisitos, enhorabuena, pero lo dudo. Me refiero más allá de los exigidos por la oficina de Migración. Recordemos que la Constitución, tan vulnerada, aclara que el bien común priva (ciudadanos) sobre el particular.

No podemos ser cómplices de desgobiernos extranjeros que permitan guerras, delincuencia o desempleo, corrupción y obliguen algunos de sus ciudadanos a migrar. El embrión de la xenofobia crece a nivel mundial. Buen día.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es médico.

ImprimirCorreo electrónico

Rescatemos a los vagabundos

Su vida es poco importante para muchos de los transeúntes que afanados pasan diariamente por la Plaza 5 de Mayo. Hombre de tez oscura, sucio, con ropas harapientas, botas con las suelas despegadas, de cabello enroscado algo largo y de mediana estatura; se trata de un mendigo más.

¿A dónde irá durante el día? ¿Por qué siempre llega al mismo sitio y solo en la noche? ¿Dónde estará su familia? Son parte de los cuestionamientos que me hago cada vez que paso a su lado. Él no se limita a pedir dinero, sólo le preocupa que le dañes. No hay palabras, ni gritos, ni un murmullo, solo transmite soledad y tristeza.

Así como ‘Cholito’ [por ponerle un nombre a este mendigo] hay muchos otros que deambulan por las avenidas bajo la inclemencia del clima y con algunos días sin probar bocado, muchos de ellos mal etiquetados como ‘piedreros’.

Al mirar la vida de estas personas, recuerdo el olvidado Código Administrativo en el que dice que la responsabilidad de ayudar a estas personas es de sus familiares, en conjunta colaboración con el Estado. “Si no existiera ninguna de las personas obligadas por la ley [parientes] para suministrarles alimentos, lo será la casa de refugio, hospicio, hospitales o asilo de la Nación o del Municipio si los hubiere”, dice el código.

“Si en estos establecimiento no se pudiera asistir a un indigente por falta de fondos, espacio para alojarlo o el respectivo municipio no tuviera esa clase de establecimiento de beneficencia, es deber del respectivo Consejo Municipal acordar los medios para asistirlos”, agrega.

Sobre esto, lo único que veo que hace el Estado es que de vez en cuando, junto a la Policía Nacional los levantan de sus colchones de cajetas, los bañan, le dan de comer y los trasladan a sitios que no reciben recursos del Gobierno.

En Panamá, no hay un plan estratégico real para sacar a estas personas del estado en que están, no hay albergues municipales como dice la ley, no hay comedores para los indigentes, ni mucho menos hay tratamientos psicológicos, ni planes de resocialización.

Los diputados continúan haciendo leyes para beneficiar sus negocios, ignorando está realidad y algunos panameños han pasado a preocuparse más por el sufrimiento que vive un perro callejero que lo que sufren sus semejantes.

Acertadas son las palabras de mi Dios cuando dice “que en los postreros días el amor de muchos se enfriaría”.

Lucy Garcés Évila
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es periodista en Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

La imagen de la justicia

El alto nivel de opacidad de nuestra administración de justicia no es de ahora, ya que trasciende los años, por diversos factores.

¿Qué debiera hacerse de inmediato para que transite la misma por el camino de la decencia?

Que la Corte Suprema de Justicia se autorregule, estableciendo un método que permita fiscalizar los expedientes en cada despacho, de tal manera que prohíba que un magistrado se quede mucho tiempo con un expediente en su escritorio. Se debe fortalecer la transparencia de igual manera, reglamentándose los viajes en misiones oficiales.

Que la Corte Suprema de Justicia impida que se judicialice la política. Es decir, que actúe procesalmente y de manera independiente, bajo los tiempos de la ley, evacuando los casos que le lleguen de manera expedita, sin temor, ni presión política alguna; bajo el lineamiento de la uniformidad y de la justicia.

Que se fortalezca la capacidad cognoscitiva de los organismos encargados de administrar la justicia.

Que comiencen las auditorías forenses en los juzgados. Podría practicarse de manera aleatoria, en sus inicios.

Que se procure la unificación de criterios, para la imposición de las medidas cautelares.

Que se haga frecuente la rendición de cuentas de las autoridades hacia la ciudadanía, en temas puntuales.

De manera próxima, debiera fortalecerse el nivel presupuestario para que se haga funcional la carrera judicial y los nombramientos permanentes de los diversos funcionarios.

Por su parte, con una reforma constitucional podría crearse un Tribunal Constitucional independiente en un futuro; crearse nuevas jurisdicciones, pero en rango supremo y establecer una fórmula más trasparente para la escogencia de los nuevos magistrados.

Ernesto Cedeño Alvarado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*Doctor en derecho.

ImprimirCorreo electrónico

El grano de oro con sabor y aroma

En la provincia situada al extremo oeste de Panamá, encontramos las tierras altas chiricanas, donde se produce un excelente café que ha logrado impactar el mercado Internacional como sus provocativas pepitas rojas que produce un aroma, calidad y sabor, lo distinguen, pero es la biodiversidad del entorno en el que se produce, el atractivo turístico organiza visitas a la plantaciones de este producto de exportación.

Es así como la tierra chiricana ha despertado como un destino agroturístico, sin duda, la precursora de este cultivo es Boquete. Las plantaciones de café son cultivadas naturalmente por las manos de los Ngäbe Buglé que habitan la cordillera central y es considerado el mayoritario de los siete grupos indígenas. Los inicios de la ruta del café en Panamá datan a finales del siglo XIX, cuando los emigrantes europeos que llegaron al país a trabajar en la construcción de lo que sería el Canal Francés, hicieron de Boquete su nuevo hogar e iniciaron los cultivos de este importante producto que, siglos después, se convirtió en uno de los atractivos más importantes de Chiriquí al igual que seguirá siendo uno de sus principales rubros agrícolas.

Geográficamente, Panamá se sitúa entre los países que producen café reconocido mundialmente, de excelente calidad. Este se ha destacado a nivel mundial, siendo sometido a exigentes pruebas de escrutinio por los paladares expertos en la materia, reconocida por ‘The Best of Café’, en el año 2005, probado por autoridades de EE.UU., Europa y Japón. Es por ello que requiere de manos expertas que sepan seleccionar el grano perfecto que ha de ser molido hasta convertirlo en un aromático y exquisito café de altura. Desde esta fecha hasta hoy han pasado muchos recorridos para mejorar su grano que, sin duda alguna, se ha podido lograr. En junio de este año, se realizó ‘Boquete The Best of Panama 2016’, en que los jueces internacionales quedaron impresionados con la textura, olor y sabor del café panameño de distinguida participación y su competitividad ha cautivado con distintos sabores en el mercado internacional. Sin duda alguna la altura es determinante en la producción de café convirtiéndose en una punta de lanza en la economía de la región, tenemos empresarios que han sabido utilizar todos sus recursos en la realización del licor, cerveza, sirope y hasta jabón de café, porque el café en Boquete es eterno y su aroma inconfundible.

María de los Reyes Ponce L.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico

Adiós a la calidad de vida

Para miles de panameños la frase “calidad de vida” es nula, y hasta podría afirmar que hay gente que no sabe su significado. Tranques desde Panamá Este obligan a las personas a despertar temprano porque, sea como sea, las constructoras han obligado a los ciudadanos (avalados por las entidades de gobierno que les otorgan los permisos de construcción) a comprar casitas de monopolio en las afueras de la ciudad, mientras los enormes edificios en el centro son reservados para extranjeros que vienen con miles de dólares en mano.

Como la mayor cantidad de ofertas laborales están en la capital, quienes viven lejos deben madrugar para llegar a tiempo y disfrutar (nótese el sarcasmo) del congestionamiento vehicular que, a la larga, se vuelve parte de sus vidas; muchos transitan por inercia sin ver cómo sus vidas se esfuman frente al volante. Ahora, ¿dónde están los cierres de calles para exigir una mejor viabilidad, o que el Estado obligue a las constructoras diseñar edificaciones más asequibles? Y, cuando creíamos que esto era normal en Panamá Este, Oeste (Arraiján y La Chorrera), desde hace unos 2 o 3 años el embotellamiento sobrepasó los límites y alcanzan distritos y corregimientos como: Capira, Campana, Bejuco, Chame, San Carlos y hasta parte de Coclé.

Es muy triste que los fines de semana cuando las personas deciden salir de la ciudad, alejarse del mundo ajetreado e ir a la playa en el Pacífico, o El Valle de Antón, tengan que pasar horas en el camino por la congestión que surge hacia el área, puesto que los complejos crecen de forma vertiginosa; sitios que en muchos casos no están ni cerca del mar, espacios alejados de la ciudad en los que la gente anhela relajarse. La parte más triste no es pasar tiempo en el camino, sino que todos estos complejos tienen piscinas y tanques de reserva siempre llenos. Mientras, el interiorano de a pie, que no vive en un complejo de fin de semana, de milagro le salen dos gotitas del grifo y ¿en época seca? Hubo corregimientos en San Carlos que, a inicios de año, no tenían agua en el día, y en la noche les llegaba de a poquito. ¿Qué cambió?

Seguimos pensando en explotar zonas turísticas a costilla de lo que sea, con las mismas calles, las mismas tuberías de agua, ya sean del cerro, sistemas de acueducto o potabilizadoras. No pensamos en el daño que se le hace a quienes viven en esos lugares. Y, si seguimos así, de la misma forma en que han desplazado a la gente de la ciudad hacia sitios alejados, de aquí a 10 años terminaremos viendo cómo las zonas del Pacífico y áreas turísticas solo serán para gente con ingresos altos; el pobre no tendrá acceso a la playa, porque al paso que vamos, hasta esa ley de que ríos y mares son libres, terminará en una leyenda urbana. Si no atendemos esto ahora, en el futuro no habrá calidad de vida ni para quien vive en el interior. Dejemos de escuchar políticos que cada 5 años aparecen y piden votos con suéteres de mala calidad, arroz, porotos y prometen más que un príncipe convertido en sapo. Es el momento de tomar el control, pensar en nuestro futuro y no en la rosca que regalan en Navidad. Hoy nos regalan comida, mañana nos quitarán hasta el agua.

Lineth Rodríguez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*Editora Metro Libre.

ImprimirCorreo electrónico

ATV, la alternativa

Mi amigo José Luis Gil, empresario de reconocido prestigio en nuestro país, donde llegó hace más de cuatro décadas desde España, ha dedicado muchos años al desarrollo de actividades relacionadas con la comunicación social, siendo símbolo estandarte de esta iniciativa la ya histórica Radio Mía, Cadena Nacional, de gran renombre a nivel nacional e internacional.

Desde hace siete años, que se cumplen en diciembre, comencé a colaborar en su espacio de comentarios ‘En Blanco y Negro’ que se transmite a través de esta emisora y en que encontré un nicho afortunado para dar rienda suelta a una de mis facetas preferida como periodista; o sea, la de comentarista.

Este tiempo me ha permitido la fortuna de conocer a José Luis Gil en el plano personal, validando un respeto entre ambos, lo cual nos ha permitido intercambiar opiniones en un marco de profesionalismo y tolerancia.

En una de nuestras usuales reuniones alrededor de una taza de café, pude conocer su sueño de instalar un nuevo canal de televisión que brindara a los panameños una alternativa diferente, en asuntos que rayan en lo místico, lo sobrenatural y la ya evidente vida en el espacio sideral. Y poco a poco le fue dando forma. Enfrentó cualquier cantidad de problemas y de obstáculos, pero nada importó frente a su determinación de ofrecer un canal de tv con otro tipo de programación, que no fuera aquella donde el objetivo principal fuera el comercial, sino también brindar una fuente diferente de conocimientos que nos ayuden a entender “lo desconocido”. Ya ‘A-TV’ es una realidad en la televisión digital e igual se puede sintonizar, por lo pronto, a través de las empresas de canal por cable como lo son Cableonda (canal 131) y Cable and Wireless Panama (canal 31).

No tengo la menor duda que ésta iniciativa va a tener muchos éxitos. Y es que en su incanzable esfuerzo, Gil ha aportado como siempre su tenacidad e inteligencia para garantizarlo a través de importantes e interesantes contenidos. Adicional, esta nueva opción televisiva; ‘A-TV’ está complementada con otro canal hermano dedicado a la música contemporánea; ‘Canal GEEK’ (canal 151 de Cableonda y 51 en C&W.) Vaticino que en poco tiempo la audiencia que es sabia, sabrá valorizar y patrocinar con entusiasmo estas innovadoras opciones, igual que a otras iniciativas privadas emprendidas por José Luis Gil.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

Quo vadis PRD

La actual situación por la que atraviesa el Partido Revolucionario Democrático [PRD}, que se encuentra a todas luces fraccionado, no por corrientes de pensamientos o posturas que atañen a interés de la nación, sino por acusaciones veladas de traiciones, y por pasiones que rayan en la ambición personal, lo que me recuerda aquella frase del filósofo alemán Friedrich Nietzsche quien sentencio ‘Un político divide a las personas en dos grupos: en primer lugar, instrumentos; en segundo, enemigos’. Situación que, sin dudas, afectará su presentación en los comicios presidenciales venideros.

Sucede que esta organización política; la más grande y organizada del país,con mayor cantidad de adherentes en Panamá con más de 475 mil miembros, nacionalista, popular, independiente, policlasista y unitario no ha podido plantear la unidad nacional de su membresía en sus elecciones internas, que puja por dividir, herir y, lo más grave, aupar la deserción de valiosas piezas políticas de su enorme caudal.

Indicio que, al igual que en los últimos procesos electorales, el PRD se encamina hacia la que sería su tercera derrota electoral en las elecciones generales de 2019.

En los dos últimos procesos electorales el partido ha sufrido severas derrotas en sus aspiraciones de ganar la Presidencia de la república del país y sus dirigentes actuales están divididos entre quienes hacen oposición al gobierno y los que están aliados en la Asamblea Nacional con el gobernante partido Panameñista. Mientras, el país se pregunta ¿‘Quo vadis PRD’?

Melquiades Valencia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico

La UMIP en la encrucijada

Recientemente estuve escuchado en una emisora de alcance nacional a uno de los candidatos a Rector en las elecciones generales de la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP, institución de formación superior que busca su norte y consolidar su presencia en el país, como una alternativa educativa de primer nivel y a la vez contribuir al desarrollo de este importante sector de la economía nacional.

Era el capitán Demóstenes Sánchez que se identificaba con la boleta Rosada. Le escuche con atención y me llamó la atención la vehemencia con la que planteaba su interés en ser elegido y trabajar en busca de los anhelados espacios profesionales y académicos que debe ostentar una universidad que imparte un pensum tan importante; variada ,especializada ,única y de profunda importancia para el desarrollo económico de la nación istmeña.

El sector marítimo panameño está en plena expansión, además de la conocido ampliación del canal de Panamá, se construyen nuevos puertos, crece el abanderamiento de naves en la que los panameños tiene un espacio laboral, se desarrollan nuevas actividades logísticas conexas vinculadas al mar, en donde la mano especializada del panameño hará falta y ella deberá suplirla esta institución.

La Universidad Marítima Internacional de Panamá es la universidad oficial de la República, creada mediante Ley No. 40 del 01 de diciembre de 2005; con autonomía, personería jurídica y patrimonio propio, con derecho para administrarlo, y con facultad para organizar sus planes y programas de estudio, a través de la docencia, la investigación y la extensión, en las disciplinas marítimas y en el desarrollo tecnológico de la comunidad marítima nacional, regional e internacional.

Se especializa en la formación de Oficiales de Cubierta (Licenciatura en Ingeniería Náutica con especialización en navegación y transporte marítimo) y de Máquina (Licenciatura en Ingeniería Náutica con especialización en maquinaria naval y sistemas de propulsión de buques).

La UMIP se enfoca fundamentalmente a formar gente de mar especializada en las áreas del clúster marítimo-portuario, marino-costero nacional y regional y la flota mercante mundial según reza en su presentación.

He allí la enorme importancia de la elección del su nuevo rector cuya propuesta escuché y me pareció nacida en el conocimiento, la preparación académica acrisolada con la praxis del capitán, el marino y académico Demóstenes Sánchez, que propone junto a los administrativos, profesores y estudiantes llevar a la Universidad Marítima Internacional de Panamá durante el periodo 2016-2021 a buen puerto.

Aquilino Ortega Luna
Aquilino Ortega Luna Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*El autor es periodista.

ImprimirCorreo electrónico