LOGOML

El grano de oro con sabor y aroma

En la provincia situada al extremo oeste de Panamá, encontramos las tierras altas chiricanas, donde se produce un excelente café que ha logrado impactar el mercado Internacional como sus provocativas pepitas rojas que produce un aroma, calidad y sabor, lo distinguen, pero es la biodiversidad del entorno en el que se produce, el atractivo turístico organiza visitas a la plantaciones de este producto de exportación.

Es así como la tierra chiricana ha despertado como un destino agroturístico, sin duda, la precursora de este cultivo es Boquete. Las plantaciones de café son cultivadas naturalmente por las manos de los Ngäbe Buglé que habitan la cordillera central y es considerado el mayoritario de los siete grupos indígenas. Los inicios de la ruta del café en Panamá datan a finales del siglo XIX, cuando los emigrantes europeos que llegaron al país a trabajar en la construcción de lo que sería el Canal Francés, hicieron de Boquete su nuevo hogar e iniciaron los cultivos de este importante producto que, siglos después, se convirtió en uno de los atractivos más importantes de Chiriquí al igual que seguirá siendo uno de sus principales rubros agrícolas.

Geográficamente, Panamá se sitúa entre los países que producen café reconocido mundialmente, de excelente calidad. Este se ha destacado a nivel mundial, siendo sometido a exigentes pruebas de escrutinio por los paladares expertos en la materia, reconocida por ‘The Best of Café’, en el año 2005, probado por autoridades de EE.UU., Europa y Japón. Es por ello que requiere de manos expertas que sepan seleccionar el grano perfecto que ha de ser molido hasta convertirlo en un aromático y exquisito café de altura. Desde esta fecha hasta hoy han pasado muchos recorridos para mejorar su grano que, sin duda alguna, se ha podido lograr. En junio de este año, se realizó ‘Boquete The Best of Panama 2016’, en que los jueces internacionales quedaron impresionados con la textura, olor y sabor del café panameño de distinguida participación y su competitividad ha cautivado con distintos sabores en el mercado internacional. Sin duda alguna la altura es determinante en la producción de café convirtiéndose en una punta de lanza en la economía de la región, tenemos empresarios que han sabido utilizar todos sus recursos en la realización del licor, cerveza, sirope y hasta jabón de café, porque el café en Boquete es eterno y su aroma inconfundible.

María de los Reyes Ponce L.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*La autora es comunicadora social.

ImprimirCorreo electrónico