LOGOML

Editorial

Delaciones

La instrumentación de la delación premiada en nuestro ordenamiento legal genera, como es obvio con toda innovación, expectativas que requieren de las autoridades pertinentes explicaciones didácticas que orienten de manera acertada a la población sobre alcances y efectos de la medida.

A primera vista pareciera tratarse de un acuerdo dirigido a beneficiar al culpable de corrupción. Pero en la práctica se requiere la colaboración de este para identificar y condenar también a autores, testaferros y cómplices del ilícito. Los resultados que traigan los casos que actualmente se investigan ponen a prueba la eficacia y bondades de la figura ahora vigente.

ImprimirCorreo electrónico

EDITORIAL

La cara más negativa de los carnavales, a los cuales nos aprestamos con la pasión fervorosa que en esto nos identifica, es la estadística trágica que año tras año incrementa la ingesta de licor en el país. Además de las víctimas fatales que cobran los accidentes viales y las riñas, es considerable el perjuicio ocasionado por “el trago” en términos de lesiones permanentes y daños materiales.

Si tuviéramos esto en perspectiva, cuántas vidas valiosas no conservaríamos y cuánto dolor y sufrimiento no le evitaríamos a decenas de familias panameñas. Y este año, tal vez a la nuestra. El asunto no es “beber con moderación”; es no empezar a tomar.

ImprimirCorreo electrónico

Las Reformas

Como todo el país, la Asamblea Nacional se va de Carnavales. Solo que a los diputados les pagamos para que legislen y ellos se las arreglan para imponer a su trabajo – es una forma de decir- el ritmo que mejor acomode sus intereses. Se ve muy claro en la espoleta retardada con que avanzan allí las reformas electorales.

Nada vale el esfuerzo de cuantas comisiones especiales se pongan en la tarea de modernizar al país en materia democrática; ellos se asegurarán primero de salvaguardar fórmulas clientelistas para sobrevivir cada cinco años. Que le demuestren  lo contrario a Panamá cuando regresen a sesionar.

ImprimirCorreo electrónico

Prevención y siniestros advertidos

El movimiento sísmico de ayer confirmó, además del hecho de que Panamá es bendecido por la providencia, que no estamos preparados para hacer frente a eventualidades mayores.

Se dirá que nadie lo está porque sucesos así son imprevisibles, pero la prevención es una práctica instrumentada con protocolos, procedimientos, y sistemas de atención de desastres ; y adoptada en numerosos países mediante simulacros que, de manera periódica, ponen a prueba la capacidad de los países con relación a siniestros de envergadura. Y que no los hayamos sufrido no significa que siempre estemos a salvo de ellos. Lo de ayer fue una advertencia.

ImprimirCorreo electrónico

Vergüenza

La improvisación, pese a la mejor de las intenciones, puede dar paso a espectáculos tan deprimentes como la estampida provocada por el anuncio del titular de Turismo sobre dónde y cómo se otorgarían los permisos para puestos de venta durante los carnavales capitalinos.

La idea de evitar que los solicitantes acamparan a la espera de tal anuncio fue un mal remedio porque bien pudo ocasionar atropellos en serie, y no ahorró el pandemonio en el sitio de la convocatoria. Lo más lamentable es que se tiene todo un año para hacer las cosas bien, y paramos en esto.

ImprimirCorreo electrónico

Rumbo fallido

Una vez más surge de diputados de la República hacer ingeniería sobre el papel de los medios de comunicación, esta vez estableciendo la obligación de insertar “mensajes educativos, culturales o sobre docencia electoral en la programación regular” de dichos medios.

Como siempre, es cuestión de presentar iniciativa como una panacea para corregir las falencias de una educación incapaz de afirmar valores trascendentes en nuestros niños y jóvenes.

Otras veces se han intentado experimentos similares cargando a los medios con culpas y obligaciones que no les corresponden. Es de esperar que esta vez tampoco prosperen.

ImprimirCorreo electrónico

Las redes

El país es un globo inflado con gas de bochinches: las redes sociales, tan útiles para activar y promover causas de genuino interés social, son utilizadas con temeridad irresponsable para caldear un clima de inestabilidad que al parecer muchos quisieran ver caótica.

Las especulaciones, las sospechas gratuitas y las presiones bajo el prurito único de hacerse notar, le prestan un servicio pobre a la justicia, la cual requiere hacer lo suyo en el imperio de la cordura.

Es la hora de la prudencia y el bueno uso del sentido común.

Todos, gobierno, oposición, independientes y sociedad civil deben pensar primero en Panamá.

ImprimirCorreo electrónico

Arias Calderón

Solo el tiempo permite discernir sin apasionamientos sobre las acciones de los hombres para hacer justicia al papel que jugaron en la vida de sus naciones.

Así será con Ricardo Arias Calderón. Pero unos y otros coinciden en reconocer en él a un protagonista decisivo de la historia reciente de Panamá. Nuestra actual institucionalidad debe mucho a su determinación como demócrata y a su capacidad para abrir vías al consenso, en un medio donde el desprendimiento es factor poco o nada conocido.

Humanista de y por formación, el suyo es un legado de renovación visionaria para nuestra manera de vivir la política. Honor a su recuerdo.

ImprimirCorreo electrónico

Universidad

Nuestra educación superior necesita un alineamiento con las necesidades estratégicas que plantea el desarrollo del país.

Al tiempo hay saturación en carreras por decir tradicionales, la carencia de oferta académica en cuanto a preparación profesional en áreas como logística, debe ser preocupación tanto del Estado como de las entidades privadas.

Alienta por lo tanto saber que la retención de profesionales graduados en el exterior y un impulso decidido a la investigación científica, a la vez que estimular estudios en vías de extinción como la historia y la biología, son metas de la nueva rectoría de la Universidad de Panamá.

ImprimirCorreo electrónico

La democracia

El deterioro grave de la democracia en el país, agudizado en el gobierno anterior y no reparado durante el actual, hace frágil nuestra institucionalidad, al punto de no resistir oleajes provocados por escándalos o declaraciones en tono de revanchismo.

Y ya que no hay inocencia a prueba de dudas, la sospecha se extiende como una inmensa mancha negra proyectando incertidumbre sobre el mañana de la nación.
La renovación moral del país pasa por diálogos con agendas nacionales y compromisos sinceros.

La culpa, de lo que pasa, la tienen los políticos por acción; pero la responsabilidad es de todos, que los elegimos.

ImprimirCorreo electrónico

Que se sepa toda la verdad

Las revelaciones del abogado Ramón Fonseca Mora agregan al escenario actual mayores dudas sobre la penetración de Odebrecht en la política nacional.

Es por ello que la Procuraduría debe investigar todo y a todos para terminar con las dudas, los rumores y sospechas que existen. 

Sabiendo la verdad, habrá tranquilidad.

ImprimirCorreo electrónico

Los empleos

El gobierno encabeza ahora su discurso con la defensa de la estabilidad laboral para los nacionales. Loable si es objetivo sostenible y no argumento político circunstancial.

Tan importante como esto es la generación de empleos en todos los órdenes; y en especial el calificado. Ello precisa de estimular, con seguridad jurídica, a las empresas para que atraigan más profesionales locales con altos estándares de preparación.

Lo cual depende de alinear la educación con las necesidades estratégicas del desarrollo nacional. Si no se entienden así, serán proclamas oportunistas y pasajeras.

ImprimirCorreo electrónico

Correderas

Anunciar a estas alturas la necesidad de no impartir clases en escuelas de la capital porque recién ahora se reciben informes sobre el grado de deterioro que estos registran, hace evidente la visión corta con se gestiona la educación en el país.

Por supuesto que es lo que hay que hacer para proteger la vida de estudiantes y docentes, pero pudo saberse antes si se observara una política de mantenimiento más allá del simple retoque con pintura anual, hecho justo en vísperas del inicio de cada año lectivo. El anuncio pone en corredera a educandos y padres de familia y en duda la calidad de la enseñanza que aquellos recibirán en el próximo periodo escolar.

ImprimirCorreo electrónico

El Seguro Social

Las “recomendaciones” de los poderes públicos, al fin políticas, para la designación de altos cargos en la administración ajenos a su influencia directa, dan más malos que buenos resultados.

Cuándo aprenderemos las lecciones que de esto tenemos en la historia reciente del país? Pero deben tenerse en cuenta ahora cuando transcurre el proceso para seleccionar al nuevo Director General de la Caja del Seguro.

Está claro que las últimas direcciones han hecho poco o nada por el mejoramiento en la calidad de sus servicios o para fortalecer programas estratégicos para la institución y el país. El próximo titular tiene que ser el mejor para el cargo; no el más “ungido”.

ImprimirCorreo electrónico

Medicamentos

El listado único de medicamentos es un objetivo largamente prometido al país, por lo que el anuncio del titular de Salud, en el sentido de que se avanza hacia su formulación final mediante norma legislativa, es una medida que obtendrá aplauso general.

Al informarlo, el ministro llamó la atención sobre los factores que encarecen el costo local de las medicinas, entre los cuales se incluye y destaca el objetivo de lucro de los laboratorios, pese a que muchos de tales productos son distribuidos en el área desde la Zona Libre de Colón.

Si el actual gobierno alcanza el objetivo señalado en este aspecto, marcará sin duda un hecho referente en la salud de los panameños.

ImprimirCorreo electrónico

100 días

Los primeros cien días de la administración Trump pasarán a la historia como unos de los más convulsos en la historia de Estados Unidos.

El mandatario ha mostrado el carácter para instrumentar las promesas de campaña que le dieran el triunfo electoral, así sus primeras medidas hayan provocado reacciones contrarias de diverso nivel tanto a lo interno del país como en exterior.

El antes candidato antisistema mide hoy fuerzas con el aparato institucional, en un pulso que en tres meses determinará la política a seguir por Washington en los siguientes cuatro años.

ImprimirCorreo electrónico

Legislativo

Improductivo será el actual periodo de sesiones de la Asamblea, pese a la importancia de los temas pendientes por debatir.

Las reformas electorales es asunto que proyecta incógnitas sobre el avance de nuestra democracia a partir de los próximos comicios.

La Ley de Educación Sexual terminará seguramente sin convertirse en eso, mientras que un instrumento tan eficaz para el Sistema Penal Acusatorio como puede ser la Ley 245, sortea los discursos aguados de nuestros honorables.

ImprimirCorreo electrónico

Patrimonio

Algunos recuerdan todavía el árbol que resistió el empuje urbanístico en la cima de la loma de la Pava y otro más que sucumbió llevándose hasta el nombre de una estación de combustible en Bella Vista.

Igual puede suceder con el Cerro Ancón, pulmón de la ciudad cuyas bondades generosas ignoramos los capitalinos, ajenos también a la suerte que pueda correr predio tan emblemático.

Encomiables los esfuerzos que buscan su demarcación y conservación como un verdadero patrimonio nacional, además de ecológico.

ImprimirCorreo electrónico

Deudas

En una plaza de nuestras dimensiones es obvio que muchas empresas hallen en el gobierno, para los productos y servicios que comercializan, un cliente necesario.

Bien hace entonces el presidente en preocuparse de la situación de las cuentas de abastecedores y proveedores, porque en buen grado esa relación habla de la salud de las finanzas públicas.

Y así debe entenderlo el Contralor General: la rigurosidad en el control de los recursos públicos puede conciliarse con la diligencia en el trámite de los pagos del gobierno.

ImprimirCorreo electrónico

El sector agropecuario

Que un simple problema en tierras altas con un camión transportador de tomate pudiese afectar el suministro del producto en el país da idea precisa de las debilidades que afectan a nuestra cadena alimenticia.

Según el titular del Mida, vienen tiempos mejores para los productores. Signo de ello: merced al impulso de la actual administración, la banca privada colocó más de 450 millones de dólares en el sector.

Reiteró la decisión de impedir con rigor la entrada de arroz. Atribuyó la que hoy se percibe a que importadores privados aprovecharon una parte de la ventana abierta desde el gobierno anterior para introducirlo en el mercado, y que esto no se repetirá.

Con el reto de reemplazar a su antecesor, cuya gestión fuera aplaudida, el nuevo ministro ha de responder a las expectativas de los panameños.

ImprimirCorreo electrónico

Corrupción

La desigualdad social y la corrupción se vinculan de manera estrecha, indica Transparencia Internacional (TI) en su informe 2016. Sobre escándalos recientes, TI señala que la “la colusión entre empresas y políticos arrebata a los países miles de millones de dólares que se desvían para beneficiar a unos pocos a costa de la mayoría”.

El informe destaca, como ejemplo en materia de transparencia, el retroceso de Turquía y Hungría, regidos por gobiernos populistas, y el avance de Argentina, cuyo anterior modelo similar fue reemplazado por uno declaradamente democrático.

ImprimirCorreo electrónico

El caso del General Manuel Antonio Noriega

El traslado de Manuel Antonio Noriega desde la cárcel donde está recluido hacia su residencia observa una razón humanitaria de peso: su actual estado salud, en una edad avanzada, con miras a facilitar una intervención quirúrgica especializada. Obvio que de no ser quien fue ni haber tenido el papel suyo en la historia del país, el caso no justificaría el morbo mediático del momento. Pero son muchos los aspectos relativos a todo cuanto hizo, que aún esperan ser puestos alguna vez a la luz del día para cerrar heridas y dar paso al perdón, aunque no al olvido. Como sea, la m

ImprimirCorreo electrónico

Indignación

Más allá de que el detonante para la marcha de hoy contra la corrupción sea el escándalo Odebrecht, la misma cataliza el repudio a prácticas que llevan recursos públicos al bolsillo de los corruptos, los cuales pueden amasar patrimonios en niveles indignantes.

Los panameños no nos explicamos cómo en otros países de la región hasta mandatarios son enviados a la cárcel por estos delitos y aquí no pasa nada. Desde hace mucho se ha advertido que, o se pone fin a la impunidad, o los ciudadanos reclamamos el derecho de decir la última palabra. Tal es el asunto.

ImprimirCorreo electrónico

Previsión

El desplazamiento de miles de panameños desde la capital hacia el interior del país representa un importante incentivo económico para las provincias, y permite mantener estrechos lazos familiares.

Los viajeros han de preguntarse si están dispuestos a soportar tranques como el registrado el pasado fin de semana. Agregar más de cuatro horas en la carretera a una actividad de descanso necesariamente resulta extenuante.

Aspectos así deben llevar a las autoridades a revisar con previsión futurista el desarrollo y gestión de la infraestructura vial del país, si no se quiere hacer eterna una pesadilla así.

ImprimirCorreo electrónico

La hora de Trump

El discurso inaugural del nuevo presidente de Estados Unidos fijó la ruta de la era ya iniciada. Remachó el tono de autoflagelación de la pérdida de la grandeza del país instando a recuperarla, sin convocar a otros distintos de los convencidos con su proclama. De inmediato fueron bajadas del portal electrónico de la Casa Blanca alusiones al cambio climático y a la apertura en el comercio mundial, para reiterar el espíritu proteccionista que definió su campaña.

Está en pleno derecho el gobernante de marcar la tónica de su gestión, así le imponga un reto mayor a su cumplimiento. Esto se puso de manifiesto con la marcha multitudinaria de mujeres que al día siguiente desafiaron sus políticas. El tiempo Trump ha comenzado.

ImprimirCorreo electrónico

El presidente número 45

La presencia a veces desmesurada de Estados Unidos en la escena mundial durante el último siglo y medio le confiere al titular de su gobierno la connotación de “el hombre más poderoso del mundo”.

Y de hecho lo es porque hoy mismo tiene a su alcance los códigos que activarían una conflagración nuclear. Además, su influencia es aún es determinante en muchos aspectos de la geopolítica y la economía internacional.

De allí el cálculo con que se observa la llegada de Donald Trump a la oficina oval. Igual hay que ponderar los contrapesos que asientan en su eje sistémico el desempeño de los gobernantes de ese país, distinto a su dimensión global en lo externo: Kennedy, Nixon, Carter, Reagan y Obama lo confirman.

ImprimirCorreo electrónico

Lo que haga falta

El debate sobre la Ley 245 que introduce el mecanismo denominado “delación premiada” ha dividido las opiniones, antes que se inicie la discusión en la Asamblea Nacional.

Si las normas son claves para develar los secretos de la trama de corrupción de Odebrecht y sus peces gordos, así como de otros casos renombrados, le corresponderá sus proponentes explicarle al país su alcance.

Igualmente, tendrán que manejarse a fondo para convencer a los diputados sobre la necesidad, desde la posición del Ministerio Público, ¿por qué este tipo de colaboración es necesaria para avanzar en todos los casos de alto perfil que parecen estancados?

La decisión final es de la clase política.

ImprimirCorreo electrónico

Impunidad

El Órgano Judicial impulsa la aprobación por la Asamblea del proyecto de ley 245 que instrumentaría la figura del acuerdo de pena con miras a lograr la colaboración de los culpables en la investigación de delitos de corrupción.

La primera reacción del ciudadano es de seguro rechazar la iniciativa puesto que supone aliviar la pena de los responsables. Pero igual debe tenerse en cuenta que sin la disposición de estos es difícil desmontar la trama del delito respectivo y cobrar la culpa de quienes, además de él, lo hicieron posible.

Es una vía aceptada por muchos países para luchar contra la impunidad que suele amparar, sobre todo, a los “peces gordos”. De eso se trata.

ImprimirCorreo electrónico

Editorial El futuro del parque Omar

Además de ser un instrumento de recreación y de salud para los capitalinos, el parque recreativo Omar es, como la Cinta Costera, motivo de orgullo para los nacionales y extranjeros.

Por una de esas extrañas razones que opera la política criolla, su gestión administrativa paró en manos del Despacho de la Primera Dama, nada mal si como a consecuencia de ello no dependiera quinquenalmente del criterio de la titular del despacho.

Nadie está en desacuerdo con garantizar un mantenimiento que asegure la calidad de los servicios que se ofrecen ahora, pero tampoco mediante la distracción en ello de recursos indispensables en otros órdenes sociales.

La idea de que pase a la esfera municipal es aconsejable por cuanto podría darle la estabilidad de la que ahora carece, así como un sostenimiento acorde con las exigencias que la modernidad le establece a la capital del país.

ImprimirCorreo electrónico

Planificación necesaria

A ver si este año lo hacemos mejor. Durante el 2016 nuestra capacidad de respuesta frente a situaciones cíclicas fue desbordada hasta convertirse en crisis de envergadura, como en el caso de la distribución de la vacuna contra el virus de la influenza AH1N1.

Con independencia de la temporada climática en la cual se presenten, casi siempre esperamos a último momento para atender fenómenos o condiciones que podríamos superar de manera mucho más eficaz con la preparación debida.

En este caso, al punto: ¿Tienen las autoridades de salud adoptado un plan de vacunaciones que haya hecho de lo vivido el año anterior una experiencia y lección aprendidas? Ojalá así sea, porque el año transcurre ya hacia su segundo mes.

ImprimirCorreo electrónico

Venalidad

Que Odebrecht entregue a Panamá 59 millones de dólares pagados en sobornos aquí, no es motivo para celebrar. De hecho es una vergüenza porque significa que una empresa extranjera incurrió en un delito para hacer negocios con el Estado, y que hubo connacionales al servicio complaciente de ese propósito condenable.

Ahora, la justicia debe ser servida prontamente con el esclarecimiento meridiano de las responsabilidades – con nombre y apellido – entre otras razones para que la suspicacia y la maledicencia no terminen por hacernos creer que, en este amado país nuestro, además de mucho podrido, nada es ya rescatable.

ImprimirCorreo electrónico

Los pagos

Lo estricto y riguroso que ha de ser el manejo de los recursos públicos no tendría por qué colisionar con lo diligente, abierto y oportuno a la hora de hacer negocios con el Estado.

Trámites lentos solo estimulan la percepción de algo nada transparente. A la reputación de lo engorroso y lento por lo burocrático, a ese proceso en Panamá se suma la fama de mala paga. Si las largas demoras para cobrar servicios u otros conceptos prestados al gobierno perjudican a empresas de gran magnitud, cuanto más no lo será para contratistas pequeños.

Como es obvio, los afectados endosan la queja a la Contraloría General y casos habrá en que las entidades descargan en esta sus propias culpas. Como sea, es una falla de la administración, que se corrige, o agrava.

ImprimirCorreo electrónico

Alimentos

“Dejar más dinero en el bolsillo de los panameños al adquirir los artículos de primera necesidad”, quedó en eso: promesa política.

Sí, podrá haber pollo y arroz a precios accesibles, pero la papa y otros provenientes del agro van en vía de convertirse en artículos de lujo porque el abandono del campo por los productores y el lucro creciente de los intermediarios van casados.

La canasta familiar completa está lejos de un poder adquisitivo drenado por el alza de los todos sus demás rubros.

Que los políticos busquen un nuevo repertorio de promesas para la próxima campaña.

ImprimirCorreo electrónico

Peligros si la justicia no castiga la corrupción

El año comienza con signos de escándalo mayor en el horizonte de llegarse a comprobar que funcionarios panameños fueron  beneficiados con pagos hechos al margen de la ley por la empresa Odebrecht, con relación a la construcción de obras en el país.

Y todo será más traumático en la medida en que las investigaciones locales sobre el caso se lleven a cabo con la demora que aquí suele darse. Por supuesto debe respetarse la independencia con la cual debe actuar la justicia, pero igualmente ha de dotársele de los recursos para cumplir prontamente – a la vez que con profesionalismo y eficiencia científica – la importante tarea que tiene en sus manos.

Como sea, el tratamiento de esto no puede ser factor paralizante en la vida nacional, máxime cuando ya ingresamos en la ruta hacia los próximos generales de 2019.

ImprimirCorreo electrónico

Licencia

La extensión de la licencia que otorga seis meses más de “vida” a los diarios panameños El Siglo y La Estrella de Panamá, este último fundado en 1849, siendo así uno de los más antiguos de América Latina, es una medida que solo prolonga en el tiempo la decisión final sobre la suerte de ambos medios de comunicación nacionales.

Es decir, persiste la zozobra que seguramente dificulta en gran medida las relaciones con suplidores de insumos y servicios, a la vez que mantiene en vilo la situación del personal de periodistas, profesionales y técnicos que hacen posible la operación de empresas de tal naturaleza.

Así que la medida original conserva sus efectos tanto en lo que atañe al horizonte de la libertad de prensa como al de la gestión empresarial en el país.

ImprimirCorreo electrónico

Juventud

El promedio de la edad de los funcionarios directivos del gobierno, en lo que va de vida republicana, debe superar largamente la media centuria, entre otras razones porque suele pensarse que la juventud es una deficiencia que toma tiempo superar.

A contra vía de esto, la administración del presidente Juan Carlos Varela registra un rango relativamente joven que se confirma con la designación en cargos de nivel ministerial de dos jóvenes profesionales panameños.

Ello incentiva la participación de las nuevas generaciones en el servicio público, aspecto que complementado con capacidad y compromiso es altamente saludable para el sistema democrático que aún estamos en vías de consolidar entre nosotros. Los designados tienen el reto de responder a las expectativas de la sociedad en ese sentido.

ImprimirCorreo electrónico

Democracia

La elección del abogado panameñista Alfredo Juncá como magistrado del Tribunal Electoral, con apoyo de los diputados de Cambio Democrático (CD), no fue una sorpresa.
Desde finales del año pasado el gobernante partido Panameñista insinuó que haría uso de su poder para sumar a los diputados del partido que persiguió y a cuyos altos y connotados miembros acusó de corrupción, abuso de poder y enriquecimiento injustificado cuando gobernaron el país.
El tiempo dirá si el Tribunal Electoral ganó o perdió.

ImprimirCorreo electrónico

Las reformas a la Constitución Nacional

Con cálculo estratégico, el entonces candidato comprometió la reforma constitucional que los panameños reclamamos, como inaplazable. Ahora, por conveniencia política, el mandatario demora – y nada asegura que no termine por descartarlo - el mencionado compromiso electoral, temiendo tal vez que esto vaya a recortarle el poder excesivo que ostenta y ejerce el jefe de Estado en nuestro modelo gubernamental. Reformas de tal naturaleza, a cuyo tenor pueden emprenderse los cambios urgentes en los órdenes institucional y administrativo que Panamá precisa, trascienden a los gobiernos que tienen el coraje y la voluntad de adoptarlos y marcan de forma impactante la vida de los países. En ese sentido, el tiempo trabaja ya en contra de este propósito según deja ver nuestro panorama actual. Pero es lo que el país necesita: visión de estadistas.

ImprimirCorreo electrónico

Aspiraciones en el 2017

El tránsito a un año nuevo motiva reflexiones en nota de balance. En lo personal, proyectar realizaciones mejores que en los meses rendidos y, en lo nacional, aspirar a que el país avance en desarrollo y progreso.

Al llegar a los años finales de su gestión, debe el gobierno revisar el cumplimiento de las promesas hechas para alcanza el poder, e impulsar un plan que afirme y amplíe sobre pontones seguros el crecimiento económico hasta ahora logrado. De igual ha de  trabajar sin descanso en combatir la delincuencia y reducir los indicadores  de fatalidad que levanta la acción de los criminales.

A su vez, la sociedad civil está llamada a un papel cada vez más activo para que como auditor del quehacer gubernamental impulse el combate decidido contra la corrupción, que igualmente corresponde a todos los panameños.

ImprimirCorreo electrónico

Corrupción y justicia

Ya se sabe: si el poder corrompe, el poder absoluto corrompe en ese grado.

Como gobernante, la familia Kirchner acumuló un poderío que salvo algunas instancias de la justicia controló por completo y en una magnitud aberrante el estado argentino.

Ahora se sabe que en cuanto a corrupción, alcanzó cotas inéditas. Así, Cristina Fernández de Kirchner está sitiada por acusaciones que incluyen el delito de asociación ilícita, medida que incluye un embargo de 666 millones de dólares.

Argentina sigue así el ejemplo de países como Costa Rica, Guatemala y El Salvador, los cuales han enjuiciado a ex gobernantes de esos países por delitos similares. Algún día será la regla invariable para perseguir a los que desde el poder pervierten la moral de la sociedad de las naciones.

ImprimirCorreo electrónico

La seguridad

La agitación consumista de los últimos días relegó a plano sin importancia la muerte de un agente de la policía a manos de criminales durante el pasado asalto a la DGI. Los índices de la delincuencia nos remiten a juzgar duramente el papel de la fuerza pública en su combate y a exigirles a sus integrantes un esfuerzo que, en casos como el comentado, les lleva al sacrificio de sus vidas.

Esto los convierte en héroes de la sociedad, de cuya seguridad son garantes, como lo son también de la democracia. Todos debemos ser conscientes de ese sacrificio e impulsar que este sea justamente recompensado a las víctimas, a través de sus familiares, de manera especial cuando dejan hijos en la orfandad. Tributo a su entrega y ejemplo.

ImprimirCorreo electrónico

Equivocados

“¿No sabe quien soy yo? ¡No sabe con quién se está metiendo!”, son expresiones  que quienes se imaginan a sí mismos de  importancia mundial, enrostran  a los que, generalmente autoridades, los llaman a responder por sus infracciones a la ley o al orden público.

Es lo  hecho este fin de semana por un diputado de la República que obstruía los   estacionamientos para personas en condición de urgencia  en un centro hospitalario.

Y es que algunos consideran que, electos o designados para algún cargo, asumen con este corona y patente de corso para imponer lo que les da la gana, así atropellen cualquier norma establecida o los derechos de los demás, cuando son precisamente los llamados a dar ejemplo de respeto y de buen comportamiento.

ImprimirCorreo electrónico

Navidad

La  Navidad está revestida de un espíritu que trasciende sus orígenes cristianos, el cual hace que a lo largo de su celebración gran parte del mundo acuerde una especie de tregua para reconocer y exaltar el valor de la solidaridad entre los hombres.

Aun bajo la carga del consumismo voraz que caracteriza a la época, regalar y fraternizar  todavía son razones que dan sentido a estas fechas.

Por supuesto, es tiempo oportuno para recordar a los que en otras partes permanecen bajo el terror de los extremismos sin poder disfrutar de la paz, y para tener presentes a quienes cerca de nosotros pueden tener inmensa alegría con aquello que bien pueden recibir de nosotros. Es Navidad.

ImprimirCorreo electrónico

Desigualdad

Según la ONU, la desigualdad entre los 48 países menos desarrollados y el resto del mundo aumentará en los próximos años. La recesión económica global, la lucha contra el cambio climático, el terrorismo y las migraciones hacen que los países más ricos mermen su ayuda al desarrollo de las naciones emergentes. En ese panorama, la Cepal anticipa para Panamá un crecimiento envidiable de 5.9 para 2017.

Tan buenos augurios no deben enorgullecernos porque igualmente estamos entre los países de la región  con una pésima distribución de la riqueza. El indicador mencionado debe comprometernos aún más con la reducción de la brecha interna para acelerar el logro de la equidad y la ampliación de las oportunidades para nuestros  marginados.

De otra manera seguiremos siendo luz para los demás y oscuridad para nuestra casa.

ImprimirCorreo electrónico

Terrorismo en vísperas de la Navidad

Nadie espera que el terrorismo haga una pausa en sus atrocidades porque transcurren tiempos de Navidad. Hechos de violencia siniestra registrados en varias partes del mundo más bien confirman que épocas así estimulan a sus autores para marcar a muerte contrasentidos miserables con el valor de la vida humana.

Se equivocan quienes creen que con ello los asesinos buscan amedrentar al mundo civilizado; en verdad persiguen que este reaccione con un salvajismo más sangriento que el desatado por ellos.

ImprimirCorreo electrónico

Veinte de diciembre de 1989

Punto de inflexión en la historia del país, la invasión estadounidense de 1989 es también un capítulo inconcluso en lo relativo a los efectos reales en términos de vidas humanas y efectos colaterales en la sociedad panameña.

Solo el esclarecimiento de la verdad sobre los hechos derivados de aquella hora permitirá reparar el dolor sufrido entonces por tantos panameños.

Que el actual gobierno haya asumido la voluntad política de emprender un camino así, con la designación de un grupo de ciudadanos respetados para llevar a cabo esa tarea, es digno de encomio. Quienes lo conforman, merecen desde ya el agradecimiento de la nación por hacer luz sobre aquel pasaje ominoso.

ImprimirCorreo electrónico

Políticas sociales

Mil millones de dólares es una cifra importante que, bien invertida y si la corrupción no mete la mano, permite ejecutar obras de interés para la comunidad, ya sea en salud, educación, vivienda o infraestructura vial. Una suma  cercana fue la que el Estado destinó en 2015 a  subsidios, lo que significa que no fue invertida y por lo tanto no generará rédito alguno, por cuanto, en el orden práctico se trató de  gastos.

Hace tiempo debió procederse a desmontar gradualmente en unos casos, y en otros de manera radical, tales paliativos que mientras permanezcan mantendrán el  paternalismo que define a nuestro sistema gubernamental.

Porque así lo entienden y lo que quieren quienes se alternan en el poder.

ImprimirCorreo electrónico

Rotaciones

Quien no es bueno en un cargo no necesariamente va a serlo mejor en otro; más bien puede esperarse que lo haga aún peor.

Es lo por temer ante el anuncio del mandatario en el sentido de que hará “rotaciones” en su gabinete, y el término alude a muchas cosas, pero no a cambios profundos, que es lo que parece requerir el Ejecutivo cuando avanza en el tramo final de su mandato.

Aunque a estas alturas algunos jefes de cartera no han dado pie con bola, lejos de recibir gracias ya por sus desvelados servicios, ahora pueden ser enviados a otro desempeño en jugadas de enroque sin sentido, con tanto talento disponible en espera de servir al país. Así que lejos de renovar e imprimir nuevos bríos a la administración, todo puede parar en acelerar su desgaste. Oportunidad perdida.

ImprimirCorreo electrónico

Tropel

El manejo adecuado de una situación de carácter público sobre la cual puede perderse el control, forma parte, como posible contingencia, de cualquier planificación acertada. Está claro que de eso muy poco o nada sabe el Instituto de Mercadeo Agropecuario.

Así quedó demostrado en la actividad organizada para la venta de jamones de Navidad en un sector popular de la capital. Durante el desorden visto también se puso de manifiesto el talante clientelista de algún diputado de la República repartiendo cupones para favorecer a electores suyos, mientras la falta de mesura cívica dejó ver a ciudadanos encolerizados poniendo yesca para avivar la trifulca.

Desenlace circense para una actividad del gobierno que, con una preparación debida, puede cumplir su objetivo de beneficiar a grandes sectores.

ImprimirCorreo electrónico

Fracasos

Una vez más, Panamá fracasa en materia educativa. Esta vez por cuenta del récord alcanzado con la pérdida del año escolar por el 7.9% de los estudiantes de escuelas públicas; el mayor índice visto en los últimos catorce años. Esto significa que 48,864 estudiantes (10,917 más que en el año anterior, y de ellos 13,984 de primaria) deberán repetir estudios.

Las estadísticas conforman en sí mismas un diagnóstico alarmante de nuestra educación, determinado por las deficiencias de un sistema que ni atrae ni estimula la permanencia en él de los alumnos; un profesorado que con las excepciones propias de la regla está más comprometido con sus reivindicaciones que con la docencia, y un núcleo familiar fallido como orientador primario del proceso de aprendizaje. O lo reconocemos y corregimos, o el índice irá en obvio incremento anual.

ImprimirCorreo electrónico

Responsabilidad al volante

La reducción en el consumo de tabaco nos ha colocado en una posición referente en el plano regional. Esto confirma la receptividad de los panameños a campañas relativas a la protección de la salud y a aquellas que promueven intereses de nuestra sociedad. Es precisamente lo que requerimos en magnitud de la cruzada para luchar contra el alcohol, factor concurrente en los accidentes en el país, con resultados fatales.

Destacar la diferencia entre la vida y la muerte que hacen el conductor designado y las opciones actuales para no conducir bajo los efectos del alcohol, debe hacer parte de campañas así. Como sea, Panamá no puede continuar perdiendo vidas por un vicio que bien podemos combatir, como lo hiciéramos, con éxito, con el cigarrillo.

ImprimirCorreo electrónico

Venezuela

El diálogo en Venezuela ha quedado en intento fallido. Solo Nicolás Maduro gana tiempo. Megalómano al fin, aspira a varios mandatos presidenciales más.

La voz de la mayoría que clama por una revocatoria de mandato, es desoída. El régimen desconoce la existencia de un Legislativo de origen democrático y nadie sabe cuándo se renovarán los poderes del Estado, todos en manos de la dictadura.

La participación de mediadores, tal vez animados de buena voluntad, pero desubicados de la realidad, termina por demorar una presión más firme y decidida de la comunidad internacional sobre la camarilla de Caracas.

ImprimirCorreo electrónico

La gastronomía panameña

La gastronomía no es un asunto frívolo. Tanta seriedad reviste que para países como Italia, España y Francia es un elemento consustancial  de su identidad, al tiempo que otros como México y Perú la llevaron a  factor clave de su economía y de su potencial como destinos turísticos de clase mundial.

No es lo que sucede con la nuestra, que cada vez pierde más terreno ante la llegada avasalladora de franquicias con los olores y sabores más distantes a nuestro gusto culinario.

Se trata, por supuesto, de satisfacer la demanda cosmopolita aquí asentada, pero sin esfuerzo para incluir la rica propuesta de nuestra cocina criolla. Oportunidad sin duda para empresarios con visión  que se arriesguen a establecerla, por ejemplo, en los nuevos y modernos centros comerciales donde hay de todas partes, pero nada de lo nuestro.

ImprimirCorreo electrónico

Factorías de títulos

Trasciende de predios académicos la mala nota obtenida por las universidades locales -públicos y privadas- en materia de investigación, elemento que marca de manera muy puntual el grado de desarollo de las naciones.

Algunos de dichos centros pretenden que ese aspecto de su desempeño se mida en las tesis de grado de sus estudiantes, pero son ellos los obligados a promover, estimular y ejecutar programas de investigación científica y tecnológica, al igual que en los demás campos del conocimiento.

Pero ya es sabido que acá las universidades son factorías de títulos, unas, y otras empresas comercializadoras de educación.

Si alguna vez echamos a caminar la educación universitaria en la dirección acertada, tendrán que responder por lo que enseñan y revierten en valor agregado al país.

ImprimirCorreo electrónico

Transparencia

Mientras no se comprenda y acepte que la corrupción es el primer enemigo del desarrollo, teniendo en cuenta que a su amparo prosperan el narcotráfico y los delitos conexos, es poco lo que países como el nuestro podrán avanzar en términos de equidad e inclusión.

Esa sería una de las conclusiones del  encuentro internacional sobre transparencia. Y es que, además, la impunidad medra en la corrupción que pervierte de raíz el tejido social.

Y resulta obvio que hasta tanto la sociedad, toda, no encarne en sí misma la transparencia como una necesidad cultural, seguiremos apartando la vista de lo turbio ya sea en la esfera oficial como en la privada y en lo personal.

ImprimirCorreo electrónico

El Interior

Tras el auge en ella por la pujanza bananera de décadas atrás, Puerto Armuelles entró  en una  depresión social, la cual, como en otras regiones del país, generó un desplazamiento sobre poblaciones distantes como la capital de la República, agobiada ya por los males que acarrea el hacinamiento en las periferias urbanas.

Problema así solo pueden ser contenidos con fórmulas como el establecimiento de polos de desarrollo, que estimulen la permanencia en los lugares de origen y residencia mediante el ofrecimiento de fuentes estables y seguras de trabajo. Es lo que seguramente sucederá con la llegada  de la empresa Del Monte a aquella área deprimida.

ImprimirCorreo electrónico

Una crítica bien ganada

De recordación ingrata la labor del  Órgano Legislativo durante el período a concluir.

Derrochado en articular arreglos políticos convenientes solo para los interesados; conformar comisiones que disputan al pleno los récords en improductividad y extenderse en discursos mientras la mayoría de sus colegas atienden el chat en sus teléfonos celulares, el tiempo transcurrió sin que los honorables cumplieran el mandato recibido de sus votantes: legislar para beneficio del país. Las reformas electorales, las leyes de  Contrataciones Públicas, Educación Sexual, el pago pendiente en concepto de décimo tercer mes a los trabajadores   del sector público y privado que laboraron entre los años 1972 a 1983 y la escogencia del nuevo magistrado del Tribunal Electoral, fueron, entre otros temas,  los que quedaron pendientes.

Si bien los culpables por  el mal ejercicio del cargo son los diputados, por extensión lo somos los ciudadanos que los elegimos.

ImprimirCorreo electrónico

Crecimiento

En la percepción de que el país no avanza al ritmo de otros tiempos, influye tal vez el hecho de que los panameños, consumistas por naturaleza, hacemos de fenómenos estacionales como el del pasado Black Friday un factor para determinar nuestro optimismo colectivo.

Pero también es cierto que el país avanza como lo muestran los indicadores de nuestro desempeño económico, uno de los mejores de la región (superior al 4%) al tiempo que diversos sectores productivos marcan comportamientos razonablemente positivos.

Lo que sí existe como tendencia global es una mayor disposición al ahorro y a la compra meditada. Que es la que debe guiarnos en la temporada de consumismo voraz que se nos vino encima.

ImprimirCorreo electrónico

Soluciones

Aunque la convocatoria debió hacer noticia hace mucho, tal vez pueda ser que algunos ministros contribuyan a solucionar problemas serios.

El Ejecutivo se reúne hoy para buscar respuestas al caos que es en la actualidad la movilización en la capital, y que ya comienza a serlo en el resto del país.

Ojalá que de la “cumbre doméstica” del gabinete salgan ideas creativas, innovadoras, prácticas y realistas que recuperen para los ciudadanos una capital sumergida en el tranque y siempre en vilo al arribo del aguacero siguiente.

El país espera, señor Presidente. Panamá los observa, señores ministros de Estado.

ImprimirCorreo electrónico

Cuba libre

Una vez concluyan los actos y ceremonias por la muerte del expresidente de Cuba, Fidel Castro Ruz, se agitarán nuevamente las banderas de los cubanos que viven dentro y fuera de la isla para lograr que la democracia llegue al país caribeño.

La “revolución cubana” como se conoce al movimiento que llevó a Fidel Castro al poder, pasó del idealismo a la imposición de un régimen que dividió a la sociedad cubana y produjo el más grande exilio que se conozca en América.

La vuelta a la normalidad democrática debe ser resuelta por los propios cubanos, en una transición urgente e inevitable.

ImprimirCorreo electrónico