Escrito por el

Cuidar de nuestras vidas es lo primordial, sino la cuidamos nadie lo hará por nosotros, pero lamentablemente cada año son cientos de personas que mueren a consecuencia de accidentes de tránsito en el país por diversas circunstancias y suelen suceder con más frecuencias para épocas de fiestas. Nos encontramos en el mes en el que orgullosamente le rendimos honor a nuestra querida patria, pero hay que festejar con precauciones y el debido orden para no ser la próxima víctima del año.

Las autoridades insisten en que cuidemos de nuestras vidas en las calles, tanto a los peatones como los conductores, pues se recomienda utilizar los puentes peatonales, evitar cruzar vías rápidas, en el caso de los transeúntes para no ser arrollados por los vehículos. Mientras que, a los conductores se les pide manejar sin beber alcohol, evitar el exceso de velocidad, etcétera.

El 23 de octubre se conmemora el ‘Día de la Seguridad Vial’ en nuestro territorio, en la que se hacen llamados y exigencias por parte de las autoridades de tránsito para evitar ser víctimas en las carreteras, pero no solo debemos hacer conciencia para estos tiempos, sino todos los días, porque al no hacerlo en cualquier momento, cualquier minuto, cualquier hora podemos fallecer por no prestar atención o no acatar órdenes que son para el bien de todos.

Para estas fiestas de fin de año nos encanta divertirnos, porque hacerlo nos llena de felicidad, nos relaja del estrés diario por compartir con los seres que más amamos, pero no hay que olvidar en mantener el debido cuidado a donde vayamos, ya sea que nos traslademos en carro o a pie, porque somos seres valiosos en esta tierra y sería triste y doloroso soportar una pérdida.

Según las autoridades de tránsito, el atropello tiene alta incidencia en sectores como Chiriquí, Coclé, Colón y el área Este de la región metropolitana. Mediante un diagnóstico hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo, arroja que 72% de los accidentes de tránsito en Panamá ocurren en los sectores urbanos y se ha determinado que la falta de seguridad vial en el país es una de las principales causas de mortalidad en la población, particularmente en los niños, jóvenes y sectores más pobres. Cuidemos siempre de nuestras vidas y recordar que Dios siempre está con nosotros en las buenas y en las malas.

Delvin Castillo
dcastillo@metrolibre.com
*El autor es periodista en Metro Libre.