Asunto de números

metro libre

María Teresa Patiño Amor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
El anuncio de entablar relaciones diplomáticas con China Continental evidencia que lo económico se impone a una “fraternidad centenaria”. Taiwán destaca que “el ofrecimiento de la alta inversión y capital” propiciaron el rompimiento de los lazos históricos con Panamá, que datan de 1909.

Lo cierto es que ambas naciones han tenido una especie de puja y repuja para conseguir aliados utilizando “ayudas financieras” como medio. Nadie pone en duda las ventajas de relacionarse con la segunda economía más grande del mundo y el segundo usuario del Canal. Además el gigante asiático y uno de sus inversores más importantes escogieron a Panamá como el primer país de Latinoamérica para desplegar su plan de inversión.

Son $1,800 millones para la construcción de un puerto de contenedores y una planta termoeléctrica. Cambiamos a una china por otra. Elegimos la reconocida por la ONU desde 1971, la que es el mayor acreedor extranjero de EE.UU. y apostamos a abrirnos un espacio en un mercado ilimitado e impulsar negocios e inversiones, para un Panamá ávido de exportar. Quizá hasta emulemos su política contra la corrupción, pero resumiendo esto es un asunto de números, de conveniencia.
*Comunicadora social.

 

Imprimir Correo electrónico

Notas relacionadas

Más en opinión